Expertos advierten sobre riesgo de burbuja inmobiliaria como la de 2008

Mientras el mundo trata de recuperarse de los golpes que ha dejado la pandemia, varios indicadores advierten sobre la fragilidad de la reactivación económica. Eso ha hecho un estudio de Bloomberg Economics, que señala que varios países están sobrepasando las alertas de la crisis inmobiliaria de 2008, y, de no controlar el curso, podrían enfrentarse a una crisis parecida en el momento menos oportuno.

El estudio señala que países como Estados Unidos y Reino Unido, y en mayor medida Nueva Zelanda, Canadá y Suecia, tienen síntomas de burbuja inmobiliaria, relacionados con el avance de los precios de vivienda y el aumento de los créditos.

En la medición se tienen en cuenta cinco criterios: 1) el aumento real y 2) nominal de los precios del sector inmobiliarios, así como 3) el crecimiento de los créditos en el primer trimestre de 2021, 4) su modificación comparada con la media de los últimos años para definir si es más rentable comprar o alquilar, y 5) el precio de la vivienda respecto a los ingresos medios.

¿Cómo está Colombia?

Colombia se encuentra entre los países señalados con un riesgo moderado. Si bien la subida real (0,9) y nominal (2,0) de los precios es alentadora, la subida anual del crédito (de 10 por ciento) enciende las alarmas. Los ratios precio/alquiler y precio/ingresos se encuentran en niveles cercanos a la alerta. En el ranking de riesgo de Bloomberg, Colombia está en la posición 16 de 23, en una situación parecida a la de España.

Puede leer: Con luces y sombras: el plan de Estados Unidos para controlar la crisis migratoria

Como señala Niraj Shah, economista y uno de los autores del informe, “un cóctel de ingredientes está llevando los precios de la vivienda a niveles sin precedentes en todo el mundo“. Según Shah, “los bajos tipos de interés sin precedentes, los estímulos fiscales sin parangón, los ahorros bloqueados listos para ser utilizados como depósitos, el limitado stock de viviendas y las expectativas de una sólida recuperación de la economía mundial están contribuyendo” a conformar la actual situación crítica.

Todos estos motivos, entonces, estarían asociados con la pandemia. Por un lado, la crisis económica que flexibilizó la presión sobre los compradores, y por otro, los estímulos económicos han permitido dinamizar este mercado. Los bajos tipos de interés, los estímulos fiscales, los ahorros disponibles del confinamiento y el optimismo de recuperación serían los ingredientes de esta alerta roja. Además, los  gobiernos incentivando la compra de vivienda y el cambio al teletrabajo y a estar más tiempo en sus casa habrían aumentado la inversión en este sector.

Soluciones urgentes

El gobierno de Nueva Zelanda, uno de los países con síntomas más preocupante, ya empieza a intentar controlar la situación, reduciendo riesgos hipotecarios al prestar un menor porcentaje del valor del bien usado como garantía, y retirar incentivos en el sector inmobiliario.

Puede leer: De 3,4 millones a un millón: ¿por qué se desplomó el número de vacunados diarios en Estados Unidos?

En todo caso, el informe señala que es probable que las exenciones fiscales terminen a medida que la pandemia retroceda, lo cual “podría aumentar gradualmente la oferta de casas y contener el crecimiento de los precios”.

Por eso no es seguro que se vaya a producir una crisis comparable con la de 2008. Incluso, los observadores esperan que en lo que queda del año se enfríe el sector al otorgar menos concesiones. Además, las alertas inmobiliarias son puntuales.

2 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio