Los chats del hijo de Rodolfo Hernández que lo salpican con presunta corrupción

Diario Criterio tuvo acceso a las pruebas que existen contra el ingeniero Rodolfo Hernández y que revelarían la forma como se habría amañado el polémico contrato para el manejo de las basuras, en Bucaramanga.

El escándalo por presunta corrupción que se conoce como el caso Vitalogic, y que salpicaría al candidato presidencial Rodolfo Hernández Suárez, sigue dando sorpresas.

A medida que el ingeniero Hernández Suárez aparece en los medios intentando aclarar o desmentir todo lo que se ha revelado en torno a su presunta injerencia en ese entramado de aparentes coimas, surgen nuevas pruebas que lo comprometen aún más.

Diario Criterio tuvo acceso al pliego de cargos que le formuló la Procuraduría General de la Nación al exalcalde de Bucaramanga. En ese documento, de 57 páginas, reposan las pruebas que dieron origen, no solo a esa investigación disciplinaria desde 2017, sino al proceso penal por el que el ingeniero Rodolfo Hernández ya fue acusado y llamado a juicio por la Fiscalía.

El expediente disciplinario, que se había revelado a ‘cuentagotas’ en diversos medios y redes sociales, contiene las declaraciones juramentadas de todos los involucrados, audios, documentos y los chats que algunos de los protagonistas del escándalo se cruzaron, entre ellos, Luis Carlos Hernández Oliveros, hijo del candidato presidencial.

Puede leer: Perder es ganar un poco: el centro llega a la campaña de Rodolfo Hernández exigiendo cambios, pero sin fuerza

Esa investigación del procurador delegado para la Contratación Estatal en Bucaramanga aclara varias cosas que parecían confusas.

En primer lugar, ese aparente entramado buscaba amarrar el proceso desde la Consultoría (encargada de los estudios y pliego de condiciones), para luego dar la apariencia de una licitación pública y, así, elegir al contratista ungido por ellos, previamente, para manejar las basuras de Bucaramanga y toda el Área Metropolitana.

Lo segundo que la investigación disciplinaria revelaría es que la supuesta comisión de ese megaproyecto ambiental se amarró con apariencia de legalidad, mediante dos contratos por más de 1,5 millones de dólares.

A través de un contrato de corretaje (intermediario que se gana una comisión), cuyo objeto era “gestionar, promover, facilitar” la venta de plantas procesadoras de residuos sólidos con un proceso patentado que se conoce como WastAway, les pagarían 660.000 dólares por cada planta que vendía; tres en total.

Por otro lado, los interesados en esas aparentes coimas revestidas de legalidad firmaron un acuerdo de voluntades para distribuir entre ellos lo que denominan “comisiones”.

“(…) repartir entre los estipulantes el corretaje o comisión que eventualmente habrán de cancelar las empresas J.C. DE COLOMBIA E.U. y SERVICIOS CONVERGENTES DE COLOMBIA S.A.S ESP SERCON, si se celebra contrato con la Alcaldía de Bucaramanga y municipios del Área Metropolitana, para el tratamiento transformación y disposición final de las basuras que estos municipios generan”, dice textualmente el acuerdo de voluntades.

Dicho en términos más claros, los gestores o intermediarios de ese negocio, entre ellos, el hijo del entonces alcalde de Bucaramanga, Rodolfo Hernández, ganarían por punta y punta: una comisión por la venta de equipos para procesar basuras y otro jugoso porcentaje por la concesión a 30 años para la disposición final y transformación de esas basuras.

Y el eslabón o pieza clave de todo ese entramado de presunta corrupción sería Jorge Hernán Alarcón Ayala, el famoso ingeniero químico que se ganó el polémico contrato de Consultoría 096.

Tanto en la Procuraduría como en la Fiscalía existen pruebas que demostrarían que su contratación fue amañada y que el papel en todo ese engranaje sería determinante, porque Alarcón Ayala tenía bajo su responsabilidad elaborar los pliegos de condiciones para seleccionar, mediante licitación, la unión temporal que manejaría el millonario contrato de las basuras.

Los chats del hijo de Rodolfo Hernández

Rodolfo Hernández y su hijo Luis Carlos Hernández Oliveros.
Rodolfo Hernández y su hijo Luis Carlos Hernández Oliveros.

En medio de ese entramado es que aparece el nombre de Luis Carlos Hernández Oliveros, hijo del ingeniero, para entonces alcalde de Bucaramanga y hoy candidato presidencial.

La importancia de ese escándalo, que se ha ido agrandando, es porque Rodolfo Hernández tiene serias posibilidades de ser presidente de Colombia y ese favoritismo lo logró, entre otras cosas, con que una de sus banderas de campaña ha sido el presentarse como el gladiador contra la corrupción.

Le sugerimos: Rodolfo Hernández, el candidato anticorrupción que irá a juicio por presunta corrupción

La otra paradoja es que, para escabullirse del escándalo, el ingeniero Hernández Suárez recurra a prácticas cuestionables de defensa, como asegurar que no existe el proceso judicial en su contra, que todo es un montaje de sus enemigos políticos y que la Fiscalía no tiene pruebas para llevarlo a juicio.

Por desgracia, la prueba más contundente contra Rodolfo, tanto en la investigación disciplinaria como en la penal, es su propio hijo.

En poder de Diario Criterio están los chats, las transcripciones de audios y las declaraciones juramentadas que dejarían en evidencia que su hijo se ganaría una millonaria comisión si el contrato de las basuras se llevaba a cabo y se le concesionaba a una de las uniones temporales determinada por ellos.

Esas pruebas también demostrarían que el entonces alcalde Rodolfo Hernández habría intervenido a favor del contratista Jorge Hernán Alarcón Ayala –pieza clave para poner a rodar todo ese entramado de presunta corrupción y socio de su propio hijo– en la cuestionada comisión de corretaje.

En las conversaciones por chat entre Luis Carlos Hernández Oliveros (hijo del exalcalde) y sus socios en aparente comisión (Carlos Adolfo Gutiérrez Pinto, Luis Andelfo Trujillo Rodríguez y Jorge Hernán Alarcón Ayala), quedaría evidenciado que todo se preparó mucho antes de la firma del contrato de consultoría y el inicio de la fallida licitación.

“Mi papá quedó sorprendido”

El primer chat corresponde al 23 de abril de 2016, casi tres meses antes de que se firmara el contrato de Consultoría 096 para elaborar los pliegos de la licitación del manejo de las basuras.

Ese chat es llamativo por la fecha, el tema de conversación, la aparente evidencia de que el entonces alcalde Rodolfo Hernández ya sabía quién se ganaría la millonaria licitación y el papel que su hijo habría desempeñado en todo el proceso.

“(…) Demasiado bien (…) parece que ellos son (…) Mi papá quedó sorprendido”, escribió Luis Carlos Hernández, hijo del entonces alcalde de Bucaramanga y hoy candidato presidencial.

Rodolfo Hernández, Chats hijo
Chats del hijo de Rodolfo Hernández, Luis Carlos Hernández.

“Se va a ganar 280.000 dólares solo por la comisión de la planta”

Otra conversación por chat, del 26 de agosto de 2016, entre el hijo del exalcalde y el corredor Luis Andelfo Trujillo Rodríguez revela detalles inéditos de ese negocio y las tensiones entre ellos por el tema de las famosas comisiones.

“Lucho le voy a dar un concejo (sic). Piense en que si todo sale bien se va a ganar solo en esto 280.000 USD solo por la comisión de la planta. Falta ver que se pacta con el operador. Entonces como dijo el Dr. Jorge Alarcón. Cada quien está en el negocio según el esfuerzo que se está haciendo”, dice Luis Carlos Hernández Oliveros en ese chat.

“Es mejor ganar que no ganar”

En esa misma conversación por chat, el hijo de Rodolfo Hernández agregó, “(…) En ningún momento le desconozco que por usted conocí a Carlos que fue la persona que consiguió la propuesta, pero es mejor ganar que no ganar. En se orden de ideas, aunque el Dr. Jorge Alarcón pidió algo que no teníamos presupuestado, eso a mí me da plena seguridad de que este negocio va a salir adelante y todos nos vamos a beneficiar”, advirtió el hijo del hoy candidato presidencial.

“Al doctor Jorge toca tenerlo bien”

El primogénito de Hernández Suárez fue más allá en ese chat al revelar que, “(…) en el tema del operador vamos a recoger otro poco más. Entonces ahí recompensamos. Yo sí quiero que quede claro que al Dr. Jorge toca tenerlo bien porque al final de cuentas el municipio lo va a poner a él a hacer los estudios de estos temas y otros más, como las PTAR, y es ahí en donde nosotros ya vamos ganando por la relación que tenemos ya con él, en especial yo que me lo he cargado para todos lados (sic)”.

“Estoy con el abogado, modificando el contrato”

Y en este fragmento de la misma conversación por chat el hijo del candidato presidencial no esconde su apetito por otros contratos durante la alcaldía de su papá.

“Acuérdese que nos quedan 3 años más para hacer cosas buenas. No es solo hacer este negocio y ya. Hay muchas cosas por hacer con responsabilidad. Podemos hacer más si todos estamos unidos. Estoy con el abogado modificando el contrato porque quiero que el Dr. Jorge me firme. Él conmigo está incondicionalmente y yo prefiero que me pida y bastante, a que no pida y se nos salga el negocio de las manos (sic)”, reveló el hijo del ingeniero Hernández.

Rodolfo Hernández, Chats hijo

“Yo puse a la gente a hablar directamente con mi papá”

Esta conversación, del 16 de noviembre de 2016, es quizás la más reveladora, porque dejaría en evidencia que el hijo del entonces alcalde de Bucaramanga habría gestionado, ante su padre, para que se hiciera el millonario contrato de las basuras y con las empresas que se habían comprometido a pagar la famosa comisión. Precisamente. este es uno de los temas que debe ser aclarado en el juicio.

“(…) Yo puse a la gente a hablar directamente con mi papa (sic). Hice que contrataran al viejo. Yo no estoy para ponerle plata a nada. (…) Cuando se ha visto que la persona que les da la entrada a la propuesta y a la persona que va a adjudicar, le pidan plata????, (…) si con todo lo que se tiene a favor de la propuesta no son capaces de meterle ese dinero para avanzar en un proyecto de esa magnitud, pues que no lo hagan y yo ya me estoy moviendo para hacer otros proyectos en las que me buscan y hasta me ofrecen y lo único que tengo que hacer es que el alcalde les dé un espacio para proponer proyecto. Esa es la labor mía (sic)”, escribió, al parecer, furioso, Luis Carlos Hernández Oliveros, hijo del ingeniero Rodolfo.

Rodolfo Hernández, Chats hijo

“Yo, por mi parte, ya la hice y creo que fue la más importante”

Incluso, como se revela en los chats, el hijo de Rodolfo Hernández habría ido más allá y argumentó a su interlocutor, el corredor del negocio, lo siguiente:

“Que tal yo pedirle el favor al hijo del alcalde de San Gil que, si me puede sentar con el papa, y luego decirle que me dé plata para poder alcanzar en el proyecto que le presento??? A usted le parece eso lógico??? (…) Luchito ese no es problema mío quien pone o quién no. Vuelvo y repito. Yo mi parte ya la hice y creo que fue la más importantes. Darle entrada a la propuesta, y lograr que se contratara al viejo que adjudica y que aparte va pegado en el negocio. Si con esas herramientas que son las más importantes no son capaces de organizarse y avanzar en esto, estamos muy mal. Donde yo desde un principio me hubiese hablado con los contrincantes, le aseguro que me tendría consentido (sic)”, aseguró Luis Carlos Hernández Oliveros, hijo de Rodolfo Hernández.

Rodolfo Hernández, Chats hijo

Estas y otras pruebas, argumentos y elementos harán parte del juicio oral que está citado para el próximo 21 de julio en el juzgado Décimo Penal del Circuito de Bucaramanga.

Puede leer: Contrario a lo que afirmó Rodolfo Hernández, el fiscal que lo acusó por presunta corrupción sí tiene pruebas para llevarlo a juicio

20 Comentarios

  1. Jajaja… Diario criterio, (diario pajarito)… Noticas Fake…. Lean el tiempo, semana , o cualquier diario internacional serio.

Deja un comentario

Diario Criterio