Perder es ganar un poco: el centro llega a la campaña de Rodolfo Hernández exigiendo cambios, pero sin fuerza

A pesar de haber obtenido solo un cuatro por ciento de los votos de la primera vuelta, frente al 28 por ciento que logró Rodolfo Hernández, Sergio Fajardo y un grupo de políticos que lo apoyan esperan definir una alianza con el ingeniero y realizar cambios drásticos en su programa de gobierno. Estos son los detalles de la alianza.

Tras los resultados de la primera vuelta presidencial, los integrantes del llamado centro político, que aparentemente estaban concentrados en la aspiración de Sergio Fajardo, empezaron a moverse hacia las campañas de Gustavo Petro y Rodolfo Hernández. El primero ya recibió los apoyos de figuras como Luis Gilberto Murillo, Guillermo Rivera, Alejandro Gaviria, Antanas Mockus, entre otros.

Hernández, por su parte, tiene prácticamente listo un acuerdo con el propio Fajardo, que llega acompañado de Jorge Robledo, Carlos Amaya y Juan Fernando Cristo. Este jueves Fajardo y compañía se reunieron con el candidato y su asesor Ángel Beccassino para ajustar los detalles de la alianza y “construir un programa común”.

Lea también: Contrario a lo que afirmó Rodolfo Hernández, el fiscal que lo acusó por presunta corrupción sí tiene pruebas para llevarlo a juicio

Ambas partes se mostraron optimistas de lo acordado. Ante los medios de comunicación el excandidato Fajardo ha defendido la conversación y ha tratado de evadir las preguntas sobre el caso de corrupción que enreda a Hernández “Tiene derecho a defenderse y yo no soy juez (…) no está inhabilitado en este momento”, dijo este viernes a La W.

Sin embargo, la pregunta que muchos se hacen es cuáles son los términos reales de la alianza Fajardo-Hernández. Algunos aseguran que no se trata de votos, pues cabe recordar que el candidato de la Coalición Centro Esperanza logró apenas 888.000 votos, una cifra que no sería determinante para la remontada de Hernández a Petro y que, además, no son transferibles en su totalidad.

Algunos analistas opinan que el interés de Rodolfo Hernández de recibir a Sergio Fajardo está en el cambio de perfil que este le puede dar a la campaña para atraer a sectores empresariales y académicos que desconfían del ingeniero. Cabe recordar que en su campaña Fajardo logró el respaldo económico de grandes empresas como Bavaria, Diana, Manuelita y otras.

En contexto: Sergio Fajardo y los empresarios detrás de su campaña

Así mismo, la presencia de Fajardo le sumaría a Hernández un equipo robusto de expertos en temas económicos y políticos que terminarían siendo la base para diseñar un eventual plan de desarrollo. En este momento Rodolfo Hernández no tiene un equipo programático, solo trabaja de cerca con su familia y el estratega Beccassino que, junto a su hija, Luciana Beccassino, han enfocado la campaña hacia los temas de comunicación.

El ingeniero también busca quitarse de encima el fantasma del uribismo, pues aunque en estos días ha recibido numeroso apoyos desde el Centro Democrático, es consciente que la figura del expresidente solo es un lastre para su propósito. De hecho, ante la confirmación del respaldo de Federico Gutiérrez a su campaña, Hernández se mostró cauteloso y solo dijo que acepta el voto de todos los colombianos que creen en el cambio.

Reunión Rodolfo Hernández y el grupo de Sergio Fajardo
Rodolfo Hernández y Ángel Beccassino junto a Sergio Fajardo, Juan Fernando Cristo y Jorge Robledo

De los otros aliados que llegan a esta campaña el único que ha demostrado tener algunos votos es Carlos Amaya, el exgobernador de Boyacá. Amaya obtuvo más de 450.000 votos en la consulta presidencial de marzo; sin embargo, su grupo político en Boyacá está dividido y varios de sus alfiles están con Petro.

En redes sociales este grupo ha recibido numerosas críticas por su decisión y algunos no descartan que pierdan apoyos para la segunda vuelta. Aun así, la rivalidad y peleas con el petrismo parecen haber borrado del todo la opción de ver a Sergio Fajardo en las filas del Pacto Histórico.

Recomendado: ¿Populismo o autoritarismo? Así sería el gobierno de ‘decretos’ de Rodolfo Hernández

Las condiciones de Sergio Fajardo para apoyar a Rodolfo Hernández

Aunque la alianza ya está acordada en un 98 por ciento, como dijo Carlos Amaya, el grupo de centro insiste en que hay varios temas pendientes que tienen que ver con las propuestas del ingeniero Hernández. Este jueves Fajardo dijo que en las conversaciones su prioridad era acordar el respeto a las instituciones, una estrategia de lucha contra la pobreza y un proyecto claro sobre mujeres.

Estamos conversando, discutiendo temas, revisando las coincidencias y mirando donde hay que hacer ajustes. Esperamos que este proceso nos lleve a tener un programa de gobierno que después se convierta en el plan de desarrollo para un gobierno en cabeza de Rodolfo Hernández”, dijo Fajardo.

Como lo contó La Silla Vacía, la intención de Fajardo y compañía es lograr que Rodolfo Hernández haga seis grandes cambios en su campaña, especialmente en el plan de gobierno que hasta ahora ha presentado. El primero, como ya se mencionó, sería una política clara de género que incluya un sistema de cuidado.

Cabe resaltar que por estos días Hernández ha tenido varias salidas en falso frente al tema, con declaraciones consideradas como machistas o con su ausencia en el debate feminista. Fajardo también estaría haciendo fuerza por acordar la creación del Ministerio de la Mujer, propuesta que ya se la ha escuchado a Petro.

No se pierda: El ocaso de Sergio Fajardo: la remontada no le alcanzó ni para el tercer puesto

En todo caso, este es uno de los puntos más polémicos, no solo por las declaraciones de Hernández, sino también porque durante toda la campaña Sergio Fajardo y la Coalición Centro Esperanza nunca tuvieron una mujer que representara esos ideales.

Otro de los temas en juego es la parte económica. Según su programa de gobierno, Rodolfo Hernández no está de acuerdo con una reforma tributaria, pero planea llevar a cabo una serie de cambios agresivos que preocupan al sector financiero, a los industriales y a los comerciantes.

Sergio Fajardo y Rodolfo Hernández
Sergio Fajardo y Rodolfo Hernández

En ese aspecto la propuesta más delicada es la que habla de reemplazar el IVA por un impuesto a las ventas del 10 por ciento. Aunque Hernández ha vendido la idea como una forma de reducir impuestos a la clase media, expertos señalan que los consumidores terminarían pagando más porque se trata de un gravamen a todas las actividades comerciales.

Ambas partes también han discutido la propuesta de declarar conmoción interior desde el primer día de gobierno. Aunque Hernández insiste en que se trata de una estrategia para frenar la corrupción, del lado de Fajardo piden respeto a las instituciones, especialmente a la rama judicial y el Congreso.

Relacionado: Conmoción interior, la peligrosa propuesta de Rodolfo Hernández

Los otros puntos en juego tienen que ver con la política exterior, las negociaciones de paz con el ELN y la presencia del uribismo en esa campaña. A ese sector del centro le preocupan propuestas como eliminar embajadas y consulados y firmar con los elenos un otrosí del Acuerdo de Paz con las Farc.

Sobre el tema del uribismo es claro que Hernández prefiere estar alejado de ese sector, pero también es lógico que acepte, de una manera discreta, cualquier apoyo del Centro Democrático y los partidos tradicionales. Algunos partidarios del uribismo estarían intentando convencer al candidato de no negociar ese punto, asegurando que la intención de Fajardo es perseguirlos.

No va a ocurrir que, si Sergio Fajardo dice que hay que votar por ‘fulano’ o ‘mengano’, esa votación va a dirigirse automáticamente en un sentido (…) cambiar eso por un porcentaje bastante menor del 4,2 por ciento que tiene Sergio Fajardo sería un grave error”, dijo en entrevista con Semana Rafael Nieto, excandidato del Centro Democrático.

Ante este pliego de peticiones se conoce que Rodolfo Hernández ha dicho que no cambiará el eje central que lo llevó a segunda vuelta, su ofensiva contra la corrupción. Así las cosas, la negociación se complicaría en temas como el de la conmoción interior o las modificaciones al servicio diplomático, pues el ingeniero parece convencido de la efectividad de esas propuestas.

En la práctica, la llegada de Sergio Fajardo a la campaña de la Liga Gobernantes Anticorrupción plantea la necesidad de un cambio total al programa de gobierno de Hernández. Lo cierto es que, sobre el papel, Fajardo no tiene la fuerza para pedir eso, pero, aunque el ingeniero lo rechace es poco probable que dé un giro hacia la otra campaña.

Siga con: El combo ‘santista’ que llegó a reforzar la campaña de Gustavo Petro

2 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio