Hinchas del Cali en Tuluá: ¿Por qué nunca pasa nada con la violencia en los estadios?

La invasión de decenas de hinchas furiosos del Deportivo Cali al Estadio 12 de Octubre de Tuluá, y la agresión física y verbal que sufrieron varios jugadores profesionales del onceno verde, seguramente quedarán como un hecho de violencia e indignación nacional y una vergonzosa anécdota de burlas y memes en las redes sociales.  

Como quedó registrado, sobre el minuto 80 del partido entre Tuluá y Deportivo Cali, en el que el local iba ganando 2 a 0, los hinchas decidieron tomarse el campo y agredir a varios jugadores, como Teo Gutiérrez, y al técnico Mayer Candelo.

Puede leer: Padres de jugadoras de la Selección Femenina Sub-17 denunciaron abuso sexual en un club de Bogotá

Este caso y otros que han ocurrido dentro y fuera de las canchas son un reflejo del duro momento que pasa el fútbol en Colombia, en el que los malos resultados deportivos de la Selección y de los clubes a nivel internacional se suman a las denuncias de corrupción, discriminación e incluso acoso sexual (en el caso del fútbol femenino), y a la falta de normas y reglas sobre algunos temas espinosos como la falta de claridad en la propiedad, el manejo de las barras y las apuestas deportivas. Según varios expertos consultados por Diario Criterio, esas tres son son algunas de las amenazas más grandes que hoy tiene el fútbol colombiano.

Barras de fútbol, sin control

La violencia que perdura en una parte de los capos y miembros de las barras de los equipos (antes llamadas barras bravas y hoy, barrismo social) es una de las mayores amenazas para la paz en los estadios y explica la fuga de las familias y de muchos seguidores de las tribunas y de los alrededores de los escenarios deportivos.

Una investigación que realizó El País Cali, con datos de la Fiscalía General de Colombia, el Instituto Nacional de Medicina Legal y registros periodísticos, indica que, entre 2008 y 2020, 149 hinchas murieron en hechos violentos relacionados con enfrentamientos o peleas. Si bien, todas ocurrieron fuera de los estadios, los incidentes en las tribunas son comunes.

Como bien lo han advertido varios analistas, el problema no pasa por la creación de leyes y normas, que ya hay muchas, sino por su aplicación. En ese caso, lo que se requiere es una articulación real y efectiva de las autoridades deportivas con las policiales y judiciales del Estado colombiano.

En Brasil, por ejemplo, en casa estadio hay un fiscal que está atento a judicializar las acciones delincuenciales que se presenten, como punto de partida para identificar, judicializar y obtener condenas efectivas.

Pelea hinchas
Los hinchas del Deportivo Cali invadieron la cancha del estadio, en Tuluá.

Luis Bermúdez, uno de los mentores de la Fundación Juan Manuel Bermúdez Nieto (nombre de su hijo asesinado de forma infame por paramilitares, en un enfrentamiento entre barras en el Magdalena Medio) y tal vez uno de los mayores conocedores del barrismo en Colombia, tiene un diagnóstico y soluciones claras.

Las barras son un reflejo de los problemas sociales y de convivencia que hay en el país, dice. Allí hay jóvenes que encuentran un grupo, una pasión, un sentido para sus vidas, pero también un caldo de cultivo en el que se mezclan varios problemas sociales: pandillismo, drogadicción, violencia, pobreza y pocas oportunidades para salir adelante.

Para enfrentar esto, el Gobierno debe ayudarles a los miembros de las barras que quieren aportar a la construcción de una forma diferente de ver el fútbol a través de barrismo social, oportunidades para estudiar, para capacitarse en un oficio o profesión y recibir ayudas económicas. “Ahora bien, lo que no puede pasar es que las ayudas sean eternas o que se beneficie de una forma diferente, especial, a los capos y líderes, como se ha visto en programas de algunas ciudades, que terminan generando guerras y rivalidades por ser los líderes de la barra”, dice Bermúdez.

Puede interesarle: María Isabel Urrutia y su fuera de juego con los futbolistas colombianos

Es claro que los problemas y conflictos se reproducen en los estadios, más frente a un deporte de emociones, con alegrías y frustraciones. Pero, otra cosa, dice Bermúdez, es tener alguna tolerancia frente a quienes cometen actos criminales.

El fútbol debe entenderse como una actividad lúdica y de reconocer las diferencias, pero otra cosa es “entrar armado a un estadio, vender y promover el consumo de drogas; agredir o matar a otras personas e, incluso, ingresar al campo. Estas y otras acciones deben ser enfrentadas con severidad por la justicia, tal y como si ocurrieran en una calle normal. Eso sí, tiene que haber mano fuerte, empezando por mostrarles, enseñarles a los barristas e hinchas, que hay límites y que quien los traspasa debe asumir las consecuencias”, puntualiza Bermúdez.

Si bien el mundo de fútbol hace su tarea en sancionar a los equipos y las barras con medidas como fechas de suspensión para jugar o para entrar a los estadios, otros expertos en barrismo dicen que lo primero que la Federación y la Dimayor deben hacer es definir las reglas y relaciones que debe haber entre equipos, dirigencia y líderes de las barras.

“Aún perdura un manejo mafioso, en el que los líderes de las barras son capos violentos y agresivos que utilizan la pasión de cientos, miles, para obtener beneficios: plata, boletas, camisetas y hasta participación en la venta de algunos jugadores. Entre más ocultas y oscuras sean estas relaciones, más complejo el mundo del barrismo”, dijo a Diario Criterio otro analista que prefirió no ser citado.

Otro caso de violencia presentado hace 10 meses, esta vez, con hinchas del América de Cali:

Hace años, la Dimayor obligó a los equipos a censar a todos lo miembros de las barras y a sacarles carnés, para identificar realmente a quienes entran a la tribunas. Pero, al final, esa medida dejó de usarse.

Según un comunicado del Cortuluá, gracias al sistema de ingreso del estadio, se identificaron 1.441 hinchas que estuvieron en la tribuna oriental y ahora tratarán de identificar a quienes ingresaron a la cancha y agredieron a los jugadores, con el fin de que sean judicializados.

Frente a lo ocurrido, Fernando Jaramillo, presidente de la Dimayor, advirtió en declaraciones en radio que “Tenemos que tomar las medidas más drásticas con las autoridades, tenemos que judicializar a las personas. También endurecer desde el punto de vista deportivo las sanciones para que vean que las hinchadas pueden perjudicar a su club”.

Puede interesarle: La odisea de la primera Selección Colombia que participó en una Copa América, en 1945

“Esas personas no están teniendo una consecuencia legal, entonces cualquier otra persona se siente con la valentía de volverlo a hacer en cualquier otro estadio. Hay que castigarlos. Se ha hecho un gran esfuerzo para sacar adelante el espectáculo y esto no ayuda, definitivamente. Los verdaderos hinchas saben que esto perjudica el espectáculo”, concluyó. Pero, ¿por qué no lo han hecho desde antes, si este no es el primer caso que se presenta desde que está en la Dimayor?

¿Y quiénes son los dueños?

A pesar de la íntima relación que hubo, desde los años 70, entre la mafia del narcotráfico, los equipos de fútbol y el mercado de jugadores, este tema aún permanece como una sombra de la que pocos se atreven a hablar. La historia conocida, aparentemente pasada, es la que hubo de los hermanos Rodríguez Orejuela con el América de Cali; de Gonzalo Rodríguez Gacha, del ‘mexicano’, con Millonarios; de Hernán Botero, con Nacional; o la de Pablo Escobar —o sus antiguos socios, como los hermanos Galeano o Gustavo Upegui— con equipos como el Deportivo Independiente Medellín y el Envigado.

Contrario a lo que se piensa, el Estado no logró ponerle fin a este perverso matrimonio y, además, permitió que nuevos poderes hicieran un relevo, como el de algunos reconocidos paramilitares que terminaron siendo accionistas o dueños de equipos y jugadores.

“Hoy, a pesar de las normas y seguimientos, el Estado no tiene la total certeza de quiénes son los propietarios de algunos equipos de la A y una gran mayoría de la B o de la C. Hoy no se sabe, por ejemplo, si hay una relación accionaria entre el Santa Fe con el nuevo gran capo Julio Lozano o los herederos de su socio asesinado, Luis Caicedo. Y así hay varios equipos, con presencia directa de personas con dineros ilícitos o a través de testaferros, sin que pase nada”, dijo a Diario Criterio un uniformado que trabaja para la DEA.

Vetos y listas negras en el fútbol colombiano: ¿un cartel?
Los dueños de los equipos de fútbol también han sido acusados de vetar y armar listas negras con los jugadores que se quejan de las condiciones laborales injustas.

En los comités de la Dimayor, cuando se van a tomar ciertas decisiones, a veces se sienten estas sombras de poderes ocultos.

Uno de los casos más polémicos es el del Unión Magdalena. Aparentemente, su propietario es Eduardo Dávila Armenta, quien tiene antecedentes por narcotráfico y paramilitarismo y en la actualidad responde, aparentemente, por ser el autor intelectual del homicidio del juez penal especializado de la ciudad de Santa Marta Javier Alfredo Cotes Laurens, ocurrido en diciembre de 2001. Según la Fiscalía, Dávila pidió la ejecución de la muerte del funcionario a ‘Los Chamizos’ a cambio de seguridad y favores financieros. La banda de sicarios estaba al servicio de los jefes paramilitares de la Sierra Nevada de Santa Marta.

Así como hay dudas sobre la propiedad y el manejo de los recursos en muchos equipos, también las hay sobre el manejo de patrocinios. Para no ir muy lejos, la semana pasada, la Fiscalía General, en compañía de la Dian, tomó el control de los almacenes de ropa Tierra Santa, que tenía 30 locales. Trece personas fueron capturadas, otras siete fueron imputadas y se incautaron activos por 1,2 billones de pesos.

Para leer: Los ‘golazos’ de último minuto de Iván Duque a los futbolistas

Tierra Santa era uno de los patrocinadores del Junior de Barranquilla que, frente a lo ocurrido, solo ha guardado silencio y revivido viejos fantasmas: a finales de los 70 y comienzos de los 80, el Junior tuvo como principal patrocinador al reconocido lavador de dinero de la costa Faryala Hanna, a través de Hotel Aruba Concorde.

Apuestas deportivas, sin control

Las apuestas deportivas son uno de los negocios que más rápido ha crecido en los últimos años en Colombia y el mundo. De hecho, una de estas empresas es la patrocinadora oficial del torneo profesional.

Desde que en 2016, Coljuegos empezó el registro y la autorización de casas de juego online, se han puesto en funcionamiento 17, de las cuales 12 funcionan solo para el mercado colombiano.

La falta de normas, reglas y controles para evitar que jugadores, cuerpos técnicos, árbitros o directivos apuesten de forma directa o indirecta hacen que todo lo que ocurre al rededor de las apuestas y el desarrollo de los partidos se convierta en un fantasma cada vez más presente en el fútbol colombiano.

El amaño de partidos, resultados ilógicos o ciertas acciones responderían más a la lógica de las apuestas que a las de lo meramente deportivo. En varios equipos, en voz baja, se habla de la forma como algunos jugadores apuestan o hacen parte de los amaños.

Cómo será la situación, que hasta Acolfutpro, la propia asociación que agremia y defiende los intereses de los futbolistas, hizo una advertencia general, que pasó desapercibida. Lo más seguro es que las denuncias sobre este tema empiecen a salir a la luz publica en las próximas semanas.

Normas de papel

Desde 2009, existe en Colombia un marco normativo sobre la seguridad y la convivencia en los estadios de fútbol. Según el portal Razón Pública, estas son las normas que se han emitido desde 2009:

  • “La Ley 1270 de 2009 creó la Comisión Nacional de Seguridad, Comodidad y Convivencia en el Fútbol.
  • El Decreto 1267 de 2009 ordenó a los municipios donde se realizan partidos de fútbol profesional crear Comisiones Locales de Seguridad, Comodidad y Convivencia en el Fútbol. También se creó un grupo técnico para apoyar las labores de la Comisión Nacional y asesorar a las entidades territoriales.
  • En 2010 —en la antesala del Mundial Juvenil sub 20 de la Fifa, que se llevó a cabo en nuestro país—, el Decreto 1717 adoptó un Protocolo Nacional de Seguridad, Comodidad y Convivencia en el Fútbol Colombiano.
  • La Ley 1445 de 2011 incluyó un capítulo especial sobre seguridad y convivencia en el deporte profesional. El artículo 13 establece que “la responsabilidad de la vigilancia, control y prevención respecto a los integrantes de las barras, aficionados y asistentes a los eventos deportivos será compartida entre los clubes deportivos y las autoridades pertinentes”. El artículo 109 de la Ley 1453 de 2011 reproduce la misma disposición.
  • El Decreto 079 de 2012 reglamenta las leyes 1445 y 1453 de 2011, y establece un procedimiento para imponer sanciones a los asistentes de eventos deportivos.
  • El Decreto 1007 de 2012, por el cual se adopta el Estatuto del Aficionado al Fútbol en Colombia, establece en su artículo 38 que ‘la Comisión Nacional de Seguridad, Comodidad y Convivencia en el Fútbol, con la participación de las comisiones locales, promoverá la realización de un Plan Decenal para la Seguridad, Comodidad y Convivencia en el Fútbol. El aficionado y las barras tienen derecho a participar en la elaboración de dicho plan’”.

Relación tomada de Razón Pública

Read More

Bouwman gana la etapa y Carapaz parece invencible

El neerlandés Koen Bouwman (Jumbo) fue el mejor en la etapa 19 del Giro de Italia, que terminó en el santuario de Castelmonte.

Venció en línea de meta, en un duelo cerrado, a Attila Valter (Groupama), Alessandro Tonelli (Bardiani), Mauro Schmid (Quick Step) y Andrea Vendrame (Ag2r), que se salió de camino en los últimos 100 metros.

Mikel Landa ataca, pero el líder Carapaz y el segundo, Jai Hindley, resisten y van por él.

Richard Carapaz (Ineos) sigue de líder y no tuvo en problema en controlar los ataques que lanzaron sus principales rivales, Jai Hindley (Bora) y Mikel Landa (Bahrain).

Puede leer: Santiago Buitrago ganó la etapa 17 del Giro de Italia

Estos tres aspirantes tendrán las etapas de mañana, la subida a La marmolada, y la contrarreloj de Verona, el domingo, para decidir el título.

La etapa de hoy, de 178 kilómetros, tuvo una fuga que 12 ciclistas, en la que estuvo el colombiano Fernando Gaviria, un grupo que al paso por el puerto del Kolovrat (en Eslovenia, país al que entró hoy el Giro), llevaba casi 9 minutos de ventaja al lote principal, impulsado por el Bora.

Bouwman ya es campeón

De esta escapada saldrían los cinco punteros que definirían el ganador de la etapa y que sirvió para que Koen Bouwman, además del triunfo del trayecto, se confirmara como campeón del mejor en los premios de montaña. Camiseta que solo confirmará si termina la carrera el domingo.

Koen Bouwman, además ganar hoy su segunda etapa, se aseguró la camiseta azul, que distingue al mejor escalador de la competencia.

El neerlandés, como si fuera poco, ya había ganado la etapa 7, que terminó en Potenza.

Carapaz, además de apaciguar cualquier intento de salida de Hindley y Landa, intentó un ataque en el último kilómetro, pero no pudo tomar diferencias.

Etapa 20
El recorrido de la etapa 20 del Giro

Otra vez Santiago Buitrago (Bahrain) fue el mejor de los colombianos y llegó muy cerca de los grandes capos de la carrera, apenas perdió 21 segundos. El ganador de la etapa de ayer es segundo en la clasificación de los jóvenes, a 5’11” del español Juan Pedro López (UAE).

Este sábado será la última oportunidad del bogotano de obtener la camisa blanca, destinada al mejor ciclista menor de 25 años de la carrera. El tercero es Pavel Sivakov (Ineos) a 18′ 32″.

Mañana se disputará la penúltima etapa, que debería decidir buena parte de la carrera, pues tendrá tres grandes subidas: el San Pellegrini, el Pordoi (la cima Coppi por sus 2.239 metros de altitud) y el Fedaia (La marmolada), al final del recorrido.

Este último puerto es de 14 kilómetros con una pendiente, en promedio, del 7,6%. A 6 kilómetros del final habrá rampas que oscilan entre el 10% y el 13,4 %, con una media del 11,8 %. Los 2,6 kilómetros finales tienen una media del 10,5%, con picos máximos del 11,4%.

Clasificación de la etapa 19

1. Koen Bouwman (NED/Jumbo-Visma) – 4:32:55
2. Mauro Schmid (SUI/Quick Step-Alpha Vinyl) – m.t.
3. Alessandro Tonelli (ITA/Bardiani-CSF) a 0:03
4. Attila Valter (HUN/Groupama-FDJ) a 0:06
5. Andrea Vendrame (ITA/Ag2r-Citroën) a 0:10
6. Tobias Bayer (AUT/Alpecin-Fenix) a 2:45
7. Guillaume Martin (FRA/Cofidis) a 3:49
8. Richard Carapaz (ECU/Ineos Grenadiers) a 3:56
9. Jai Hindley (AUS/Bora-Hansgrohe) a 3:56
10. Mikel Landa (ESP/Bahrain-Victorious) a 3:56

Clasificación general

1. Richard Carapaz (ECU/Ineos Grenadiers) – 81:18:12
2. Jai Hindley (AUS/Bora-Hansgrohe) a 0:03
3. Mikel Landa (ESP/Bahrain-Victorious) a 1:05
4. Vincenzo Nibali (ITA/Astana) a 5:53
5. Pello Bilbao (ESP/Bahrain-Victorious) a 6:22
6. Jan Hirt (CZE/Intermarché) a 7:15
7. Emanuel Buchmann (GER/Bora-Hansgrohe) a 8:21
8. Domenico Pozzovivo (ITA/Intermarché) a 12:55
9. Juan Pedro López (ESP/Trek-Segafredo) a 15:29
10. Hugh Carthy (GBR/EF-EasyPost) a 17:10

Read More

De Bondt gana y Almeida le dice adiós al Giro

El belga Dries De Bondt (Alpecin) ganó la etapa 18, que finalizó en Treviso. El ecuatoriano Richard Carapaz (Ineos) sigue de líder de la general y con un rival de peso menos: Joao Almeida, que era cuarto de la general, tuvo que retirarse por positivo para Covid.

El que tuvo el gran susto del día fue el australiano Jai Hindley, segundo de la carrera a tres segundos, pues tuvo un problema mecánico en los 3 últimos kilómetros, lo que lo salvó de perder tiempo.

Los últimos metros de la etapa 18

El vencedor del día doblegó al italiano Edoardo Affini (Jumbo), al danés Magnus Cort (EF Education) y al también italiano Davide Gabburo (Bardiani). Los cuatro hicieron parte de una larga escapada que no inquietó a los líderes, que hoy llevaron el recorrido con calma teniendo en cuenta la montaña y la contrarreloj del fin de semana.

Puede leer: Santiago Buitrago ganó la etapa 17 del Giro de Italia

Si bien estuvieron a punto de ser cazados, los cuatro fugados resistieron los últimos diez kilómetros con apenas un minuto de ventaja. Así, varios velocistas perdieron la oportunidad de ganar una etapa del Giro de Italia, pues en lo que resta, seguramente, no habrá llegadas masivas.

La primera de De Bondt en una grande

Dries De Bondt, de 30 años y que participa en la carrera por segunda vez, consiguió el sexto triunfo de su carrera, pero el primero en una de las grandes carreras. Su mejor posición en esta carrera había sido un cuarto lugar en la edición del año pasado.

La etapa de mañana será de montaña y su trayecto será de 178 kilómetros, entre Marano Lagunare y el santuario de Castelmonte, donde habrá un puerto de segunda categoría con una subida de 7 kilómetros, con rampas hasta del 13 por ciento al comienzo de la escalada.

Fernando Gaviria fue noveno en la etapa de hoy

El recorrido también incluye una incursión de 35 kilómetros en Eslovenia y subirá el monte Kolovrat, a 43 kilómetros de la meta y antes de un largo descenso. Esta es una subida de 10 kilómetros con una media del 10 por ciento en sus rampas.  

La gran inquietud que surge ahora es qué va a ocurrir ahora entre los grandes aspirantes. Si mañana esperarán la etapa del sábado, que termina el el gran puerto de La marmolada, o si habrá intentos de tomar alguna ventaja.

Con el estrecho margen que hay entre los tres primeros, 1′ y 5” entre Carapaz, Hindley y Landa, es un gran riesgo dejar todo a la contrarreloj final en Verona, el próximo domingo.

El ecuatoriano Carapaz dijo al final del recorrido que “ha sido una etapa rapidísima. Parecía tranquila, pero hemos ido rapidísimo”. 

Y sobre lo que viene anunció: “estoy mucho más tranquilo y con ganas de atacar en las próximas etapas de montaña”.

Clasificación de la etapa 18

1. Dries De Bondt (BEL/Alpecin-Fenix) – 3:21:22
2. Edoardo Affini (ITA/Jumbo-Visma) – m.t.
3. Magnus Cort Nielsen (DEN/EF-EasyPost) – m.t.
4. Davide Gabburo (ITA/Bardiani-CSF) – m.t.
5. Alberto Dainese (ITA/DSM) a 0:14
6. Arnaud Démare (FRA/Groupama-FDJ) a 0:14
7. Davide Cimolai (ITA/Cofidis) a 0:14
8. Mark Cavendish (GBR/Quick Step-Alpha Vinyl) a 0:14
9. Fernando Gaviria (COL/UAE Emirates) a 0:14
10. Simone Consonni (ITA/Cofidis) a 0:14

Clasificación general

1. Richard Carapaz (ECU/Ineos Grenadiers) – 76:41:15
2. Jai Hindley (AUS/Bora-Hansgrohe) a 0:03
3. Mikel Landa (ESP/Bahrain-Victorious) a 1:05
4. Vincenzo Nibali (ITA/Astana) a 5:48
5. Pello Bilbao (ESP/Bahrain-Victorious) a 6:19
6. Jan Hirt (CZE/Intermarché) a 7:12
7. Emanuel Buchmann (GER/Bora-Hansgrohe) a 7:13
8. Domenico Pozzovivo (ITA/Intermarché) a 12:30
9. Juan Pedro López (ESP/Trek-Segafredo) a 15:10
10. Hugh Carthy (GBR/EF-EasyPost) a 17:03

Read More

Giro de Italia: Carapaz mantiene el liderato, pero sus rivales siguen muy vivos

En la etapa más montañosa del Giro de Italia, que subió al Mortirolo, el checo Jan Hirt (Intermarché) fue el mejor en un recorrido que viajó entre Saló y Aprica. Jai Hindley (Bora) le recortó tiempo al líder, Richard Carapaz (Ineos).

El ecuatoriano vio cómo el australiano le rapó tres segundos en línea de meta, donde había bonificación para los primeros de la etapa. Sus otras dos grandes amenazas, Mikel Landa (Bahrain) y Joao Almeida (UAE), que cedió hoy 14 segundos, siguen en la pelea de la carrera.

Imágenes del último kilómetro de la etapa que terminó en Aprica.

El neerlandés Thymen Arensman (DMS) fue segundo en el recorrido. Él, como Hirt, hicieron parte de una fuga que se fraguó en la primera subida del día, a 160 kilómetros de la meta.

Puede leer: Carapaz ya es líder del Giro de Italia

En este grupo venían, entre otros, Koen Bouwman (Jumbo), Lennard Kamna (Bora), Alejandro Valverde (Movistar), Hugh Carthy (EF Education) y Wouet Poels (Bahrain).

Y fueron ellos los que a 32 kilómetros de la llegada, cruzaron en punta por el Mortirolo, donde pasó primero el neerlandés Bouwman, que luce la camiseta del mejor escalador de la carrera. Detrás subieron Kamna, Arensman y Valverde.

A 20 kilómetros del final, Kanma atacó y tomó casi 40 segundos de ventaja. Pero cuando apareció la cuesta final del día, el Valico de Santa Cristina, Arensman salió de atrás y un poco después lo hizo Hirt.

En el grupo de favoritos, el español Mikel Landa atacó a 10 kilómetros para meta, pero fue controlado por Richard Carapaz y Jai Hindley. Joao Almeida perdió la rueda, pero, como suele hacerlo, puso un paso fuerte con el que solo perdió 14 segundos.

Almeida perdió 14 segundos en la etapa de hoy

En los últimos 7 kilómetros, Hirt lanzó un ataque definitivo. Si bien Arensman no se dejó distanciar mucho, apenas 7 segundos, fueron suficientes para que el checo ganara la etapa y le diera a su país la quinta victoria en la historia del Giro de Italia.

¿Podrán Jai Hindley o Joao Almeida?

Se creía que la etapa de hoy, la más montañosa de la carrera, abriría más distancia entre los favoritos al título. Y Astana, liderado por Vicenzo Nibali, trabajó en el Mortirolo para filtrar el grupo.

Jai Hindley ganó en Blockhaus
Jai Hindley aparece como gran rival de Carapaz.

Luego, en Santa Cristina, fue el Bahrain, con Santiago Buitrago y Pello Bilbao al tope, los que intentaron reducir las fuerzas de sus rivales para que su capo, Mikel Landa, intentará un ataque.

Sin embargo, Hindley y Carapaz se mostraron sólidos. Y el mismo Joao Almeida, que si bien perdió segundos, en una serie amenaza teniendo en cuenta que la última etapa de la carrera es una contrarreloj de 17 kilómetros, donde el portugués es, sobre el papel, más fuerte que sus rivales.

Una prueba en la que, según los antecedentes, Carapaz es mejor que Hindley.

Mañana, la etapa 17 unirá Ponte di Legno y Lavarone, con 168 kilómetros. Después del paso del Tonale, subido en frío, el recorrido presenta dos ascensiones de primera categoría en los 50 últimos kilómetros, el Vetriolo y el Menador, que se halla a menos de 8 kilómetros para meta.

Clasificación de la etapa 16

1. Jan Hirt (CZE/Intermarché) – 5:40:45
2. Thymen Arensman (NED/DSM) a 0:07
3. Jai Hindley (AUS/Bora-Hansgrohe) a 1:24
4. Richard Carapaz (ECU/Ineos Grenadiers) a 1:24
5. Alejandro Valverde (ESP/Movistar) a 1:24
6. Mikel Landa (ESP/Bahrain) a 1:24
7. Lennard Kämna (GER/Bora-Hansgrohe) a 1:38
8. João Almeida (POR/UAE Emirates) a 1:38
9. Vincenzo Nibali (ITA/Astana) a 2:06
10. Hugh Carthy (GBR/EF-EasyPost) a 2:13

Clasificación general

1. Richard Carapaz (ECU/Ineos Grenadiers) – 68:49:06
2. Jai Hindley (AUS/Bora-Hansgrohe) a 0:03
3. João Almeida (POR/UAE Emirates) a 0:44
4. Mikel Landa (ESP/Bahrain) a 0:59
5. Vincenzo Nibali (ITA/Astana) a 3:40
6. Domenico Pozzovivo (ITA/Intermarché) a 3:48
7. Pello Bilbao (ESP/Bahrain) a 3:51
8. Emanuel Buchmann (GER/Bora-Hansgrohe) a 4:45
9. Jan Hirt (CZE/Intermarché) a 7:42
10. Alejandro Valverde (ESP/Movistar) a 9:04

Read More

Giro de Italia: ganó Giulio Ciccone y Santiago Buitrago peleó la etapa

El italiano Ciccone (Trek-Segafredo) ganó la etapa 15, de 144 kilómetros, entre Rivarolo Canavese y Cogne. El colombiano Buitrago (Bahrain) fue segundo y mostró que es un ciclista al que hay que tener en cuenta en el futuro.

Los dos hicieron parte de una escapada de 28 ciclistas que, con el paso de los kilómetros, se fue filtrando al paso de los puertos de montaña, dos de primera categoría. En este grupo participaron, además de Buitrago, otros dos colombianos: Harold Tejada (Astana) y Diego Camargo (EF Education).

Puede leer: Carapaz ya es líder del Giro de Italia

A 20 kilómetros de la llegada, Ciccone dejó atrás a los compañeros de fuga, Buitrago, Antonio Pedrero (Movistar) y Hugh Carthy (EF Education). Su celebración en línea de meta fue vigorosa, dando señales de que así se reivindicaba del mal inicio que tuvo en su primera semana de carrera.

El ecuatoriano Richard Carapaz celebra su segundo día como líder del Giro de Italia

En la meta, situada a 1.611 metros de altitud, el corredor italiano cruzó un minuto y medio antes que el colombiano. El pedalista de Movistar fue tercero, dos minutos después.

El grupo de los mejores de la general no hubo mayores alteraciones ni inconvenientes, salvo una caída sin grandes consecuencias del líder, Richard Carapaz. Su grupo llegó a ocho minutos.

Ciccone obtuvo hoy su tercera victoria en el Giro de Italia. Logró su primer triunfo, en 2016, en Sestola y, en 2019, en la clásica etapa del Mortirolo, cima que pasarán los pedalistas este martes.

Puede leer: Carapaz, el rival a vencer

Hoy Italia sumó su tercera victoria de etapa, después de las logradas por Alberto Dainese (DSM) y Stefano Oldani (Alpecin).

¿Quién es Santiago Buitrago?

El bogotano Santiago Buitrago, de 22 años, surgió, a los 11 años, de la escuela de ciclismo de Esteban Chaves, y luego estuvo en el equipo de Avvillas. También hizo parte de Manzana Postobón y, en 2018, fue contratado por el equipo italiano Cinelli.

Tras interesantes participaciones, el Bahrain lo contrató en 2020. Este año ganó una etapa en el Tour de Arabia Saudita. Actualmente, es el mejor colombiano de Giro de Italia, ubicado en el puesto 17, a 16 minutos y 20 segundos de Carapaz.

El segundo colombiano en la tabla general es Iván Ramiro Sosa, lugar 32, a 53 minutos y 50 segundos del ecuatoriano.

Este lunes será día descanso, pero el martes se corre la que puede ser la etapa reina, pues, en 202 kilómetros, pasa por el puerto del Mortirolo y termina en Aprica, que está poco después de haber cruzado la dura cima del Valico de Santa Cristina.

El otro gran premio de montaña del día será Goletto di Cadino, el primero que encontrarán los ciclistas.

Un recorrido en el que los primeros, seguramente, decidirán buena parte de esta edición de la carrera.

Clasificación de la etapa 15

1. Giulio Ciccone (ITA/Trek-Segafredo) – 4:37:41
2. Santiago Buitrago (COL/Bahrain) a 1:31
3. Antonio Pedrero (ESP/Movistar) a 2:19
4. Hugh Carthy (GBR/EF-EasyPost) a 3:09
5. Martijn Tusveld (NED/Dsm) a 4:36
6. Luca Covili (ITA/Bardiani-CSF) a 5:08
7. Natnael Tesfatsion (ERI/Drone Hopper) a 5:27
8. Bauke Mollema (NED/Trek-Segafredo) a 5:27
9. Gijs Leemreize (NED/Jumbo-Visma) a 5:27
10. Guillaume Martin (FRA/Cofidis) a 6:06

Clasificación general

1. Richard Carapaz (ECU/Ineos Grenadiers) – 63:06:57
2. Jai Hindley (AUS/Bora-Hansgrohe) a 0:09
3. João Almeida (POR/UAE Emirates) a 0:32
4. Mikel Landa (ESP/Bahrain) a 1:01
5. Domenico Pozzovivo (ITA/Intermarché) a 1:03
6. Pello Bilbao (ESP/Bahrain) a 1:54
7. Emanuel Buchmann (GER/Bora-Hansgrohe) a 2:00
8. Vincenzo Nibali (ITA/Astana) a 3:00
9. Juan Pedro López (ESP/Trek-Segafredo) a 4:06
10. Guillaume Martin (FRA/Cofidis) a 8:02

Read More

Stefano Oldani fue el mejor en la etapa 12 del Giro de Italia

El ciclista Stefano Oldani (Alpecin) venció en la etapa 11 del Giro de Italia, un recorrido de 204 kilómetros entre Parma y Génova. El colombiano Santiago Buitrago (Bahrain) peleó la etapa.

El vencedor fue más rápido que Gijs Leemreize (Jumbo)y Lorenzo Rota (Intermaché), sus compañeros de una larga fuga.

Buitrago fue quinto, a 57 segundos, y llegó acompañado de Wilco  Kelderman, Lucas Hamilton y Bauke Mollema.

Puede leer: Fernando Gaviria perdió por milímetros la etapa 11 en el Giro de Italia

Los aspirantes al título de la carrera asumieron la etapa como de transición y les dieron libertades a aquellos aventureros que quisieron ir por la etapa.

El recorrido de hoy tuvo tres premios de montaña de tercera categoría, que fueron dominados por una gruesa escapada de 24 corredores, que decidió, a 130 kilómetros de la línea de meta, salir a buscar la etapa.

Entre ellos iba el colombiano Santiago Buitrago (Bahrain), protagonista de la etapa de hoy, que al partir era 30 de la general a 17’41”.

Los otros 23 ciclistas que avivaron la etapa fueron Andrea Vendrame (AG2R Citroën), Mathieu Van der Poel, Stefano Oldani, Oscar Riesebeek (Alpecin-Fenix), Valerio Conti (Astana Qazaqstan), , Jasha Sütterlin (Bahrein-Victorious), Luca Covili, Davide Gabburo (Bardiani-CSF) -Faizanè), Wilco Kelderman (Bora-hansgrohe), Simone Consonni (Cofidis), Edoardo Zardini (Drone Hopper-Androni Toys), Magnus Cort Nielsen (EF Education-EasyPost), Vincenzo Albanese (Eolo-Kometa), Lorenzo Rota, Rein Taaramäe (Intermarché-Wanty-Gobert), Pascal Eenkhoorn, Gijs Leemreize (Jumbo-Visma), Michael Schwarzmann (Lotto Soudal), Will Barta (Movistar), Davide Ballerini (Quick-Step Alpha Vinyl), Lucas Hamilton, Matteo Sobrero (BikeExchange -Jayco), Nico Denz (Team DSM) y Bauke Mollema (Trek-Segafredo).

El grupo alcanzó a tomar un poco más de cinco minutos, pero en en el penúltimo de los puertos, solo  quedaron en punta Gijs Leemreize, Lorenzo Rota y Stefano Oldani.

Más para leer: ¿Todos contra Carapaz?

Detrás de ellos, en su persecusión, aparecieron Santiago Buitrago, Wilco  Kelderman, Lucas Hamilton y Bauke Mollema.

A 15 kilómetros, los punteros les tomaban 58 segundos. El lote de los favoritos y del líder, entre tanto, se tomaba las cosas con calma y perdía casi 8 minutos.

Si bien a cinco kilómetros los perseguidores recortaron tiempo a 42 segundos, los punteros mancomunadamente sostuvieron ventaja hasta el final en Génova.

Pese a que el neerlandés Leemreize intentó sorprenderlo con un sprint largo, Stefano Oldani fue más rápido y le dio a su país la segunda victoria de etapa en este Giro de Italia, luego del triunfo de ayer de Alberto Danese.

Buitrago subió al puesto 24.

Clasificación de la etapa 12

1. Stefano Oldani (ITA/Alpecin-Fenix) – 4:26:47
2. Lorenzo Rota (ITA/Intermarché) – m.t.
3. Gijs Leemreize (NED/Jumbo-Visma) a 0:02
4. Bauke Mollema (NED/Trek-Segafredo) a 0:57
5. Santiago Buitrago (COL/Bahrain) a 0:57
6. Wilco Kelderman (NED/Bora-Hansgrohe) a 0:57
7. Lucas Hamilton (AUS/BikeExchange) a 0:57
8. Andrea Vendrame (ITA/Ag2r-Citroën) a 1:44
9. Rein Taaramae (EST/Intermarché) a 1:49
10. Pascal Eenkhoorn (NED/Jumbo-Visma) a 2:55

Clasificación general

1. Juan Pedro López (ESP/Trek-Segafredo) – 51:19:07
2. Richard Carapaz (ECU/Ineos Grenadiers) a 0:12
3. Romain Bardet (FRA/Dsm) a 0:14
4. João Almeida (POR/UAE Emirates) a 0:14
5. Jai Hindley (AUS/Bora-Hansgrohe) a 0:20
6. Guillaume Martin (FRA/Cofidis) a 0:30
7. Mikel Landa (ESP/Bahrain) a 0:31
8. Domenico Pozzovivo (ITA/Intermarché) a 0:54
9. Emanuel Buchmann (GER/Bora-Hansgrohe) a 1:11
10. Pello Bilbao (ESP/Bahrain) a 1:24

Read More

Fernando Gaviria perdió por milímetros la etapa 11 en el Giro de Italia

El ciclista italiano Alberto Dainese (DSM) ganó la etapa 11 del Giro de Italia que recorrió hoy 203 kilómetros, entre Santarcangelo di Romagna y Reggio Emilio. Derrotó por escaso margen al colombiano Fernando Gaviria.

El vencedor sorprendió no solo a sus rivales, sino al aficionado en general, pues no estaba en las cuentas de nadie. En lo recorrido de la carrera no había estado en ningún duelo cerrado en línea de meta. Y esta es su tercera victoria de etapa en su carrera.

En el desenlace de hoy, cuando se daba por hecho la victoria de Gaviria, apareció de atrás, sorprendió y cruzó primero. Arnaud Démare (Groupama) fue quien lideró el embalaje, pero fue superado al final por sus contrincantes.

El italiano, de 24 años, fue segundo en una etapa de la Vuelta a España, por detrás del holandés Fabio Jakobsen. Es la primera victoria para su país en esta edición de la carrera, la más reciente había sido en la última etapa de 2021, un triunfo en una contrarreloj que ganó Filippo Ganna.

Danese tira la cicla para vencer a Fernando Gaviria

Entre los favoritos al título, la noticia la dio el ecuatoriano Richard Carapaz (Ineos) que ganó una meta intermedia e igualó a Joao Almeida (UAE) en el segundo lugar de la clasificación general.

Puede leer: ¿Todos contra Carapaz?

Ahora los dos están a 12 segundos del español Juan Pedro López (Trek), que completó siete días portando la maglia rosa que luce el líder de la carrera.

En la etapa se destacaron las fugas de Luca Rastelli (Bardiani-CSF-Faizanè) y Filippo Tagliani (Drone Hopper-Androni Giocattoli) y, posteriormente, la de Dries De Bondt (Alpecin).

En el caso de los dos primeros pedalistas, alcanzaron a tener una ventaja de cuatro minutos, pero a 92 kilómetros de la meta fueron alcanzados.

Por su parte, De Bondt se lanzó a 50 kilómetros de meta y tuvo 1’30” de ventaja. A falta de pocos metros para la línea de meta fue atrapado por el lote, que era impulsado por los equipos que aspiraban a vencer en la etapa.

Imagen del foto finish en el que ganó Danese

A la salida del trayecto hubo una mala noticia: el abandono del eritreo Biniam Girmay (Intermaché) que no pudo recuperarse del golpe que se dio ayer con el corcho de la champaña  con la que celebraba el triunfo en la etapa 10.

Este mismo recorrido, en 2017, la había ganado Fernando Gaviria (UAE). Los otros colombianos que participan de la carrera llegaron en el lote principal. Iván Sosa (Movistar) es el mejor colombiano, puesto 17, a 7’18” de Juan Pedro López. Entre tanto, Santiago Buitrago (Bahrain) es 30 de la general, a 17’41”.

La etapa de mañana, la 12, será la más larga de este Giro: atravesará los Apeninos para unir Parma y Génova (204 kilómetros), con unos 30 últimos kilómetros relativamente llanos.

Clasificación de la etapa 11 del Giro

1. Alberto Dainese (ITA/Dsm) – 4:19:04
2. Fernando Gaviria (COL/UAE Emirates) – m.t.
3. Simone Consonni (ITA/Cofidis) – m.t.
4. Arnaud Démare (FRA/Groupama-FDJ) – m.t.
5. Caleb Ewan (AUS/Lotto-Soudal) – m.t.
6. Mark Cavendish (GBR/Quick Step) – m.t.
7. Edward Theuns (BEL/Trek-Segafredo) – m.t.
8. Sacha Modolo (ITA/Bardiani-CSF) – m.t.
9. Phil Bauhaus (GER/Bahrain) – m.t.
10. Lawrence Naesen (BEL/Ag2r-Citroën) – m.t.

Clasificación general

1. Juan Pedro López (ESP/Trek-Segafredo) – 46:43:12
2. Richard Carapaz (ECU/Ineos Grenadiers) a 0:12
3. João Almeida (POR/UAE Emirates) a 0:12
4. Romain Bardet (FRA/Dsm) a 0:14
5. Jai Hindley (AUS/Bora-Hansgrohe) a 0:20
6. Guillaume Martin (FRA/Cofidis) a 0:28
7. Mikel Landa (ESP/Bahrain) a 0:29
8. Domenico Pozzovivo (ITA/Intermarché) a 0:54
9. Emanuel Buchmann (GER/Bora-Hansgrohe) a 1:09
10. Pello Bilbao (ESP/Bahrain) a 1:22

Read More

Historia en el Giro de Italia: primer ciclista afro gana una etapa

El eritreo Biniam Girmay fue el vencedor al sprint en la etapa 10 del Giro de Italia,  en un recorrido de 196 kilómetros, entre Pescara y Jesi.

El español Juan Pedro López mantuvo la camiseta de líder. El gran hecho del día, entre los favoritos, fue una caída de Richard Carapaz que no tuvo mayores consecuencias.

Puede leer: ¿Todos contra Carapaz?

En los últimos nueve kilómetros, en un pequeño puerto de montaña, el grupo principal se cortó y apenas unos 28 ciclistas quedaron en punta, dentro los que se destacaron Van der Poel y Girmay.

Imagen del sprint final en Jesi.

En línea de meta, el africano fue más rápido que el holandés, que levantó el pulgar al cruzar la meta para felicitar al rival por su actuación.

Biniam Girmay es el primer ciclista afrodescendiente en ganar una etapa en el Giro de Italia. El primero de ese continente había sido el sudafricano Alan Van Heerden, en 1979.

El ciclista eritreo, del Intermaché y de 22 años, participa por primera vez en esta competencia y es profesional desde 2020. Esta es ya su octava victoria, tres de ellas en 2022. A finales de marzo, se convirtió en el primer africano en ganar una clásica (Gante-Wevelgem).

Girmay este año se convirtió también este año en ser el primer africano en vencer en una gran clásica: Gante-Wevelgem

La etapa tuvo como protagonistas a tres corredores: Alessandro de Marchi (Israel), Lawrence Naesen (Ag2r) y Mattia Bais (Androni), que se escaparon y llegaron a tener más de cinco minutos de ventaja.

También para leer: cinco etapas decisivas del Giro de Italia

Pero a 30 kilómetros de meta terminó la fuga, cuando fue alcanzado De Marchi, que se había desprendido de sus compañeros de aventura.

La etapa 11 será llana, entre Santarcangelo di Romagna y Reggio Emilia, con 203 kilómetros de recorrido.

Clasificación de la etapa 10 del Giro de Italia

1. Biniam Girmay (ERI/Intermarché) – 4:32:07
2. Mathieu van der Poel (NED/Alpecin-Fenix) – m.t.
3. Vincenzo Albanese (ITA/Eolo-Kometa) – m.t.
4. Wilco Kelderman (NED/Bora-Hansgrohe) – m.t.
5. Richard Carapaz (ECU/Ineos Grenadiers) – m.t.
6. Koen Bouwman (NED/Jumbo-Visma) – m.t.
7. Romain Bardet (FRA/Dsm) – m.t.
8. Pello Bilbao (ESP/Bahrain) – m.t.
9. João Almeida (POR/UAE Emirates) – m.t.
10. Mauro Schmid (SUI/Quick Step) – m.t.

Clasificación general

1. Juan Pedro López (ESP/Trek-Segafredo) – 42:24:08
2. João Almeida (POR/UAE Emirates) a 0:12
3. Romain Bardet (FRA/Dsm) a 0:14
4. Richard Carapaz (ECU/Ineos Grenadiers) a 0:15
5. Jai Hindley (AUS/Bora-Hansgrohe) a 0:20
6. Guillaume Martin (FRA/Cofidis) a 0:28
7. Mikel Landa (ESP/Bahrain) a 0:29
8. Domenico Pozzovivo (ITA/Intermarché) a 0:54
9. Emanuel Buchmann (GER/Bora-Hansgrohe) a 1:09
10. Pello Bilbao (ESP/Bahrain) a 1:22

Read More

Apareció la gran montaña en el  Giro de Italia: los favoritos dieron la cara

El español Juan Pedro López mantuvo, por escasos segundos, la camiseta de líder del Giro de Italia, en una etapa que terminó en un puerto de montaña de primera categoría, donde el australiano Jai Hindley (Bora) fue el vencedor.

El recorrido, el noveno de la carrera, concluyó en Alto del Blockhaus, escenario de un remate final al que llegaron, con Hindley, cinco pedalistas más: el francés Romain Bardet (DSM), el ecuatoriano Richard Carapaz (Ineos), el español Mikel Landa (Bahrain), el portugués Joao Almeida (UAE) y el italiano Domenico Pozzovivo (Intermarche).

Imagen del remate final de la etapa, que decidieron Hindley, Bardet y Carapaz.

El australiano fue más rápido que Bardet y Carapaz, que fueron segundo y tercero, respectivamente. Entre los gran damnificados del día estuvo Simon Yates, con rótulo de favorito, que perdió hoy 11’15”. El mejor colombiano fue Iván Sosa, lugar 20, a 4’54” del ganador.

Puede leer: ¿Todos contra Carapaz?

López (Trek) sostuvo la Maglia rosa de líder de la general con 12 segundos de ventaja respecto al portugués Joao Almeida.

En la general, cinco corredores, López, Almeida, Bardet, Carapaz y Hindley, están separados por 20 segundos.

Las grandes emociones de la etapa se dieron en la subida al Blockhaus, donde Carapaz fue al ataque, pero Bardet y Landa supieron ir tras él. Atrás, Joao Almeida, puso paso firme, sin desesperarse, para no distanciarse mucho de sus rivales, lo acompañaron Pozzovivo y Hindley.

La recta final en el Blockhaus.

En los últimos kilómetros, esa fue la tónica de la etapa, tres adelante y tres persiguiendo. Más atrás, subían los veteranos Valverde y Nibali, que hicieron una gran etapa.

Entre tanto, Giulio Ciccone (Trek), Yates y Dumoulin (Jumbo) sucumbían en el ascenso, perdiendo varios minutos. Los colombianos Sosa y Buitrago también perdieron la rueda de los favoritos.

En el tramo final, Almeida, y su compañía, conectó al grupo Carapaz, que alcanzó máximo 15 segundos de ventaja.

En el desenlace, Jai Hindley fue el más rápido de los seis punteros de una etapa que empezó a decantar quiénes van a pelear la carrera. Este ciclista, vale recordar, ganó su segunda etapa del Giro, carrera en la que fue segundo en la general en 2020, cuando fue superado el último día por el británico Tao Geoghegan Hart.

También para leer: cinco etapas decisivas del Giro de Italia

El australiano triunfó donde también lo habían hecho Nairo Quintana, en 2017, y el mejor de todos los tiempos, Eddy Merckx, que en 1967 fue el primero en ganar esta etapa de montaña, ubicada en la región de Pescara, en los Abruzos.

Mañana será la segunda jornada de descanso del Giro de Italia. La etapa del martes, la 10, será un recorrido plano, propio para largas fugas y un probable embalaje en la meta.

Clasificación de la 9 etapa del Giro de Italia

1. Jai Hindley (AUS/Bora-Hansgrohe) – 5:34:44
2. Romain Bardet (FRA/Dsm) – m.t.
3. Richard Carapaz (ECU/Ineos Grenadiers) – m.t.
4. Mikel Landa (ESP/Bahrain-Victorious) – m.t.
5. João Almeida (POR/UAE Emirates) – m.t.
6. Domenico Pozzovivo (ITA/Intermarché-Wanty) a 0:03
7. Emanuel Buchmann (GER/Bora-Hansgrohe) a 0:16
8. Vincenzo Nibali (ITA/Astana-Qazaqstan) a 0:34
9. Alejandro Valverde (ESP/Movistar) a 0:46
10. Thymen Arensman (NED/Dsm) a 0:58

Clasificación general del Giro de Italia:

1. Juan Pedro López (ESP/Trek-Segafredo) – 37:52:01
2. João Almeida (POR/UAE Emirates) a 0:12
3. Romain Bardet (FRA/Dsm) a 0:14
4. Richard Carapaz (ECU/Ineos Grenadiers) a 0:15
5. Jai Hindley (AUS/Bora-Hansgrohe) a 0:20
6. Guillaume Martin (FRA/Cofidis) a 0:28
7. Mikel Landa (ESP/Bahrain-Victorious) a 0:29
8. Domenico Pozzovivo (ITA/Intermarché-Wanty) a 0:54
9. Emanuel Buchmann (GER/Bora-Hansgrohe) a 1:09
10. Pello Bilbao (ESP/Bahrain-Victorious) a 1:22

19. Iván Ramiro Sosa (COL/Movistar) a 5:53

31. Santiago Buitrago (COL/Bahrain) a 16:08

Read More

Arnaud Démare gana en una etapa de mucha calma en el Giro

El ciclista francés Arnaud Démare triunfó al sprint en la etapa 6 del Giro de Italia, imponiéndose en un duelo cerrado sobre el australiano Caleb Ewan, en otra etapa que tuvo un final masivo. Fue necesario el foto finish para determinar quién fue el vencedor.

El Foto Finish

Los principales puestos de la general no tuvieron alteraciones, y el español Juan Pedro López mantuvo la maglia rosa.

La victoria de este jueves, con final en Scalea, en la costa de Calabria (sur), es la segunda consecutiva de Démare, que ayer había ganado en Mesina. Así el velocista completó siete victorias en las tres Grandes Vueltas, cinco de ellas en el Giro de Italia y dos en el Tour de Francia.

También puede leer del Giro: Arnaud Demare gana la quinta etapa del Giro de Italia, Gaviria entró segundo

“Ha sido muy justo, se ha decidido por poco a mi favor. “El equipo ha hecho un trabajo enorme, no podría pedir más”, dijo el ganador.

La etapa de hoy tuvo demasiada calma, tanto que, además del duelo al final, el hecho más destacado fue una larga fuga del italiano Diego Rosa, que se lanzó a 179 kilómetros de la meta, y solo a falta de 25 fue alcanzado por el gran lote.

Al parecer, los ciclistas guardaron energía para la etapa de mañana, un constante sube y baja que tendrá varios puertos de montaña, aunque su final será en un falso llano.

Etapa 7 del Giro de Italia
La etapa 7 del Giro de Italia

En cuanto a la general, el español Pedro Juan López mantuvo por tercer día consecutivo la camiseta de líder, y los principales puestos de la general se mantuvieron tal y como partieron antes de esta etapa. Los ciclistas colombianos entraron en el grupo principal.

Clasificación de la etapa 6 del Giro de Italia

1. Arnaud Demare – 5h 02′ 33”
2. Caleb Ewan – m.t.
3. Mark Cavendish – m.t.
4. Biniam Girmay – m.t.
5. Giacomo Nizzolo – m.t.
6. Phil Bauhaus – m.t.
7. Andrea Vendrame – m.t.
8. Simone Consonni – m.t.
9. Vincenzo Albanese – m.t.
10. Edward Theuns – m.t.

Clasificación general

1. Juan Pedro López Pérez | Segafredo | 23:23:40

2. Lennard Kamna | Bora | 23:24:18

3. Rein Taaramae | Intermarche | 23:24:38

4. Simon Yates | Bike Exchange | 23:25:22

5. Mauri Vansevenant | Quick Step | 23:25:27

6. Wilco Kelderman | Bora | 23:25:31

7. Joao Almeida | UAE Team | 23:25:34

8. Pello Bilbao López | Bahrain | 23:25:36

9. Richie Porte | Ineos | 23:25:44

10. Romain Bardet | Team DSm | 23:25:46

Read More

‘Gólgota’: viaje al calvario

Desde hace unos años se vienen publicando en Colombia historietas de ciencia ficción que destacan por una particular exploración del género en la narrativa nacional, y por el uso de variados recursos gráficos que le han permitido a dibujantes y guionistas diseñar alternativas al curso estático de hechos históricos nacionales y excavar en otras formas de representación. 

En este nuevo mapa de historias se pueden enumerar algunos libros que han tenido resonancia entre los lectores y la crítica como el premiado con el oro en el Japan International Manga Award, Dos aldos (Cohete cómics, 2016) de Henry Díaz y Pablo Guerra, un fluido viaje de experimentaciones, entre las posibles formas del amor y la ciencia; Emús en la zona (Tyto Alba Editores, 2019) de Mario Garzón, que señala el origen posible de una historia que se mueve entre el relato de la barbarie y el relato de la civilización; Liborina (Planeta cómic, 2020) de Luis Echavarría, una historieta que además de plantear un futuro alternativo, focaliza una parte de la violencia y retazos de la historia nacional en un paraje perdido, y Gólgota (Tyto Alba Editores, 2022), la adaptación libre de Giovanni Castro y Alberto Rodríguez al relato del mismo nombre del escritor Ricardo Burgos.

Más de Mario Cárdenas: Entre pájaros y parásitos

Esta última, una solvente narración con tiempos alternos y escenarios locales, donde la aventura y la ambición se deslizan desde un eterno presente hasta el origen inmodificable del cristianismo que está amarrado al sacrificio y su eterno recordatorio. 

A través de su atractivo gráfico, tanto en su formato que privilegia los paisajes con las variadas formas de composición, en Gólgota se ponen en cuestión tanto símbolos como imágenes tradicionales, y a lo sumo sagradas. Así sucede desde el punto cero, el de la portada, donde vemos a un hombre que viste un holgado traje espacial y al fondo una parte de la torre del reloj de Cartagena de Indias, en una evidente superposición de temporalidades gráficas.

Gólgota
Gólgota

De ahí en adelante, el viaje nos conduce a una primera estación: Jerusalén, en el siglo I, de lo que está subrayado como la era común, un punto clave para entender las líneas narrativas que se desglosarán en la historieta. En este espacio del tiempo, los movimientos silentes de las imágenes nos muestran, en distintos planos, un calvario interrumpido por la aparición de una nave espacial, de la que desciende el hombre de traje de la portada, quien rescata a Jesús del sacrificio.

Luego, en otro salto en el tiempo, el Jesús rescatado, vistiendo unas ropas limpias, aparece en un paisaje de montañas en 2019, en el municipio de Tabio. Y por último, se abre otro punto en el tiempo, el de la Cartagena de la portada, expandida con otras arquitecturas y diseños, con una fértil y atractiva recreación de la ciudad y discretos esbozos de su puerto, en un futuro año 2225. 

Puede interesarle: ‘Los años de Allende’: la memoria del golpe

Con las tres líneas temporales trazadas, y con los indicios establecidos, el viaje que se propulsa es una aventura que abre las respuestas que se esconden en Gólgota, las cuales están diseminadas en el futuro alterno para la República de Colombia, sobre todo para el epicentro narrativo y tecnológico que es Cartagena de Indias, y los viajes que se elaboran al pasado desde un centro de viajes en el tiempo, del que disfrutan excéntricos millonarios aficionados a los hechos históricos. 

En esa primera parte se expande la experiencia que buscan los viajeros hacia sus fijaciones históricas, las cuales son suplidas por el programa que tienen a disposición, el cual se desarrolla en una ciudad que es otra respecto a la que conocemos, que ha cambiado con los años y ha sufrido sutiles alteraciones en el paisaje, aunque conserva elementos reconocibles que se interponen a las nuevas ornamentaciones técnicas y las intervenciones en las arquitecturas. Esto último es algo que al paso de la historia se filtra desde distintos ángulos a pesar de la limpieza que da la línea clara y los tonos usados, la ausencia de manchas y sombras entre viñetas.  

Gólgota

Lejos de desglosar la trama, los escenarios y las composiciones, despojados del fácil exotismo, son algunos de los elementos que logran darle un espacio de representación acorde a la propuesta. En lo que refiere al rápido ritmo y al tono sin pretensiones de los diálogos, ambos se ajustan, sin tropiezos, a la paleta de colores, la variedad de composiciones, y la limpieza en las páginas, haciendo de la historieta en su conjunto una máquina narrativa compacta y acorde con la propuesta narrativa.

Entre tanto, el viaje narrado, a pesar de su aparente complejidad se revela sencillo, y el juego con el corsé de la aventura queda ajustado a una historia que se hace posible en los paisajes de Colombia.

Puede interesarle: ‘El nombre del mundo es bosque’, un clásico de la ciencia ficción contra el colonialismo

Gólgota es una historieta de ciencia ficción tropical que atiende a los códigos clásicos del género, y que a pesar de su registro conservador, logra hurgar en ideas y la fijeza de las inmodificables bases cristianas que sobreviven adaptadas en el tiempo y la memoria, rindiendo homenajes a una tradición de la historieta muchas veces denostada, añadiendo con sus saltos en el tiempo, como se señalaba al principio, un nuevo punto en el mapa de la historieta colombiana al servicio de nuevas y diversas alternativas de representación. 

Read More

Paz con legalidad es inconstitucional

Era claro que Duque sólo aceptaba la desmovilización y la reinserción de los exguerrilleros. La base era volver la reinserción el todo del acuerdo y dejar botados los otros puntos

Paz con legalidad fue el nombre con el que el presidente Iván Duque bautizó la implementación del acuerdo de las Farc. Quería separar su política de la de su antecesor Juan Manuel Santos. Había un mensaje para la comunidad nacional e internacional: la de él – de Duque- iba ser legal, no cómo Santos. Era una apuesta de legitimidad, una manera de alterar el acuerdo sin volverlo trizas. La base era volver la reinserción de los ex combatientes el todo del acuerdo y dejar botados los otros puntos.

Era claro que Duque sólo aceptaba la desmovilización y la reinserción de los ex guerrilleros. El capítulo de tierras nunca lo apoyó y por eso, tiene poca ejecución. El del narcotráfico también tenía respaldo. Las Farc eran y seguían siendo narcotraficantes. Había que erradicar con glifosato los cultivos ilegales. Que no la haya hecho es el resultado de fallos de la Corte Constitucional y no de falta de voluntad política.

Puede leer: Jalón de orejas al Gobierno: Corte Constitucional ordenó proteger la vida de los firmantes de paz

El capítulo político, considerado clave para la administración Santos, ha sido atacado constantemente por el actual gobierno. Duque considera inaceptable que los ex jefes de las Farc tengan 10 curules en el Congreso. Deben estar pagando sus penas antes de hacer política. También Duque se opuso a la designación de los 16 representantes de las víctimas. Le tocó aceptarlo por fallos judiciales pero no por convicción. Su gobierno teme que habrá más victimarios que víctimas.

El gobierno es escéptico de la Justicia Especial para la Paz, JEP. Intentó infructuosamente cambiar la JEP por el Congreso y siguió siendo un crítico de esta justicia. Alega la lentitud de las decisiones, lo que impacta la verdad de las víctimas. A esto, le agrega la insuficiencia de la reparación de las Farc.

El gobierno puso todo el esfuerzo en los ex combatientes y en los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET). Era su demostración de su apoyo a la paz. Recibió apenas dos PDET cuando arrancó la administración Duque. Ya son 16 PDET que impactan 170 municipios. Se enfocó en mostrar avances significativos en estos proyectos asumiendo que sería suficiente para el gobierno. Eran su carta ganadora: “la Paz con Legalidad”.

El jueves por la noche se derrumbó la historia de Duque. La Corte Constitucional declaró un “estado de cosas inconstitucional”, un mecanismo diseñado para proteger derechos fundamentales de la población, al considerar el alto número de firmantes que han sido víctimas de homicidio y el bajo nivel de implementación de las normas sobre garantías de seguridad para los desmovilizados. “Consideró la Corte que, en efecto, sus derechos fundamentales a la vida, a la integridad personal y a la paz fueron desconocidos por la Unidad Nacional de Protección (UNP) y dictó órdenes puntuales para restablecer estos derechos”, explicó la magistrada Cristina Pardo al leer la sentencia.

El alto tribunal dictó restablecer estos derechos en un fallo que les dio la razón a exguerrilleros de varios lugares del país, que alegaban que sus vidas estaban en peligro y que las medidas adoptadas por el Gobierno eran insuficientes, entre otros incumplimientos del acuerdo por parte del Estado. Han asesinado a más de 300 ex combatientes desde que se firmó el acuerdo en noviembre de 2016.

La decisión incluye la creación de una Sala Especial de Seguimiento en la Corte Constitucional, que verificará las órdenes dictadas en el fallo para materializar el componente de garantías de seguridad. También ordena a la UNP que reevalúe en los próximos cuatro meses el riesgo al que se enfrentan los firmantes del acuerdo y quienes pertenecen al partido político Comunes, antes la Farc. La Corte fue clara: “El gobierno nacional ha violado de forma masiva los acuerdos de paz”.

Le recomendamos: Golpe a la paz: El Gobierno dejó de ejecutar 160.000 millones en su implementación

La decisión causó consternación en el gobierno. “El compromiso del presidente Iván Duque con todo el proceso de implementación, y en particular con la seguridad de los excombatientes, ha estado desde el primer día”, reaccionó Emilio Archila, consejero presidencial para la Estabilización, luego de conocer el fallo. El propio Duque manifestó este viernes que “se respeta” la sentencia, pero “de pronto no se vio a profundidad lo que se ha logrado en Colombia”.

Duque alegó que cuatro magistrados salvaron el voto. Acción que en lo legal no vale nada: el fallo lo aprobaron los otros cinco. Duque dijo que “muchos de los fundadores de las disidencias fueron firmantes del acuerdo”. Cierto, pero no importa. Su paz con legalidad es ilegal.

Read More

Hay Festival Cartagena: cuatro momentos imperdibles

El Hay Festival Cartagena regresa de forma presencial e hibrida para traer lo mejor de la literatura y la cultura al país. Diario Criterio le presenta cuatro momentos importantes para disfrutar de esta edición.

La presentación de una novela gráfica sobre el conflicto en Colombia, la visita del primer africano en ganar un Premio Nobel, recomendación de libros por parte del librero de la Librería Nacional y charlas de periodismo y redes son los cuatro momentos imperdibles del Hay Festival Cartagena 2022.

La vida después del acuerdo de paz

El 27 de enero a las 6:30 de la tarde, en el Centro de Formación de la Cooperación Española, Anna-Lina Mattar y Gala Rocabert Navarro hablarán sobre En el ombligo. Diarios de guerra y paz en Colombia, cómic ganador del Premio Internacional de Novela Gráfica Fnac-Salamandra Graphic. Un trabajo que retrata anécdotas reales de los exguerrilleros de las FARC que dejaron las armas luego del acuerdo de paz.

El libro nació de las historias que recogió Gala Rocabert, socióloga y antropóloga, durante sus tres años apoyando la reincorporación en el país, que luego fueron ilustradas por Anna-Lina Mattar. Para las autoras el formato cómic permitirá a estas historias “llegar a un público más amplio y no académico”

El Nobel en Cartagena

El escritor nigeriano Wole Soyinka, uno de los grandes invitados al Hay Festival Cartagena y el primer africano en ganar el Premio Nobel de Literatura (lo hizo en 1986), tiene una extensa obra en el teatro, el cuento y la poesía. El año pasado, sin embargo, sorprendió al mundo al publicar Crónicas desde el país de la gente más feliz de la Tierra, la tercera novela que escribe en su vida y la primera luego de un lapso de 49 años.

Puede leer: Charlas imperdibles del Hay Festival, según Pablo Montoya

Se trata de un retrato satírico (desde el título) de la Nigeria actual y de la corrupción de los predicadores religiosos, los empresarios y los políticos, en desmedro de personas que terminan convertidas en víctimas inocentes. Un libro que ha sido alabado por los críticos y que hace parte de los mejores de 2021, según el The New York Times. Sobre esta historia y su extensa obra estará hablando con la periodista británica Rosie Boycott el 30 de enero a las diez de la mañana en el auditorio del Centro de Convenciones.

Felipe Ossa, de la Librería Nacional, recomienda cinco títulos de esta edición:

El infinito en un junco, Irene Vallejo: el libro más vendido del año y un éxito en toda Hispanoamérica. 

Capital e ideologías, Thomas Piketty: un gran texto de uno de los grandes pensadores de la actualidad.

Volver la vista atrás, Juan Gabriel Vásquez: ganadora del Premio Bienal de Novela Mario Vargas Llosa. 

Qué hacer con estos pedazos, Piedad Bonnet: el tercer libro más vendido de fin de año en Colombia. 

Magdalena. Historias de Colombia, Wade Davis: un documento muy valioso del autor de El río, un clásico de la antropología en Colombia.

Puede leer: Camila Sosa Villada: una escritura para engendrarse a sí misma
Puede leer: Lo invitamos a navegar nuestro listado de ‘Los 50 mejores libros de 2021’

Periodismo y redes sociales

En el Hay Festival Cartagena se hablará sobre las nuevas tecnologías y el futuro del periodismo. Estas son algunas charlas recomendadas: 

  1. Cecilia Kang y Sheera Frenkel con Veronica Smink
    27 de enero a las 4:30 de la tarde en el Teatro Adolfo Mejía.


    Dos periodistas del New York Times hablarán sobre Manipulados, un libro en el que develan los secretos más oscuros y las prácticas cuestionables de Facebook
  1. Ana Bejarano y los Danieles con Yolanda Ruiz
    28 de enero a las 6:30 de la tarde en el Auditorio del Centro de Convenciones

La historia de cómo Los Danieles se convirtió en uno de los medios de referencia para el periodismo de opinión en Colombia. 

  1. Daniel Coronell, Jean-François Fogel y Juanita León con Jaime Abello Banfi
    30 de enero a las 12 del día en la Sala Barahona del Centro de Convenciones

¿Qué debe hacer el periodismo para enfrentar la desinformación en la era de las redes sociales y las plataformas digitales?

Read More

Entre el deseo y el deber, ¿qué pesa más?

Con Parque El Virrey, publicada este mes por el sello TusQuets, Gonzalo Mallarino cierra su trilogía de mujeres. Una reseña.

Malela, la protagonista de la nueva novela del escritor bogotano Gonzalo Mallarino, lamenta la pérdida del brillo de sus ojos. “Es impresionante -afirma-. Con los años ese brillo se va muriendo. Como si los ojos y la mirada se fueran llenando de cansancio o de tristeza”. A sus setenta años, la embarga una profunda melancolía. Su esposo, Samuel, murió hace once años, y su hijo, Miguel, vive en Londres. Está, además, a punto de jubilarse, después de trabajar durante años como profesora de filosofía. “¿Qué queda?”, se pregunta al comienzo del libro. Sin muchas amistades más allá de su hermana y de una compañera de trabajo, parece resignada a ver el tiempo discurrir desde la ventana de su apartamento, en el norte de la capital.

En Parque El Virrey, Mallarino vierte su destreza narrativa para reflexionar sobre el paso del tiempo. Por medio de una narradora asediada por la nostalgia, pero también por la indecisión

            Pero todo cambia cuando Malela, ya acostumbrada a dialogar con los espectros de su propio pasado, recibe en su casa la vista del fantasma de una mujer desconocida que murió décadas atrás, cuando tenía 21 años. Entre las dos entablan una relación que le cambiará la vida: a través de su nueva amiga Malela encontrará, por primera vez en muchos años, la posibilidad de amar y de poder otorgarle un sentido a su presente.

Puede leer de Christopher Tibble: “Te acuerdas del mar’, una novela sobre novelas

            Parque El Virrey es la última entrega de una trilogía protagonizada por mujeres que Mallarino empezó con Canción de dos mujeres (Alfaguara; próximamente en TusQuets), en 2016, y que continuó con Matrimonio (TusQuets) en 2020. En esas tres novelas, como también en las que componen su Trilogía Bogotá, el escritor se ha consolidado como un devoto de la brevedad. Su estilo, al tiempo adusto e informal, se decanta en oraciones concisas y capítulos cortos. Su prosa, así, tiene una templada franqueza que se siente íntimamente bogotana.

Se concentra en hacer preguntas sobre los roles que las mujeres mayores deben cumplir en una sociedad tan conservadora como la de la Bogotá que Mallarino se imagina.

            En Parque El Virrey, Mallarino vierte su destreza narrativa para reflexionar sobre el paso del tiempo. Por medio de una narradora asediada por la nostalgia, pero también por la indecisión, el escritor pone a dialogar la tristeza que acompaña el final de las cosas con el impulso que renueva la vida. Malela, a sus setenta años, se convierte en el escenario de disputa entre dos fuerzas: una que la arrastra hacia un pasado poblado de fantasmas y otra que la invita a abrazar un presente donde la vida, de una manera u otra, no cesa de multiplicarse. De ese conflicto, que recorre la historia, surge la tensión de la novela, y también su belleza.

También de Christopher Tibble: La amiga artificial de un premio Nobel

            En la medida que avanza la trama, sin embargo, la novela deja de ser una historia de fantasmas guiada por la intriga y se convierte, más bien, en un drama familiar que se concentra en hacer preguntas sobre los roles que las mujeres mayores deben cumplir en una sociedad tan conservadora como la de la Bogotá que Mallarino se imagina. El cambio de foco, que en efecto divide la novela en dos, da pie para introducir nuevos matices emocionales en la historia, como la envidia, el pudor o la abnegación; pero también desplaza toda la tensión narrativa a un nudo emocional que Malela ni siquiera se atreve a intentar desatar.

Lea de Christopher Tibble: Érase otra vez en Hollywood: el debut literario de Tarantino

En últimas, Parque El Virrey es una novela que se pregunta por los caminos que la gente decide tomar para otorgarle significado a su vida. ¿Cómo se llena el día a día de sentido? ¿Qué es eso que hace que no tiremos la toalla y sigamos de pie? Mallarino evita la tentación de ofrecer una solución obvia y, en cambio, problematiza las respuestas a esas dos preguntas haciendo otra: entre el deseo y el deber, ¿qué pesa más?

Read More

Supermán López gana la etapa reina de la Vuelta a España

El colombiano del Movistar triunfó en la etapa 18 y se afianzó en el podio. Egan lanzó varios ataques.

Miguel Ángel López ganó la  etapa disputada entre Salas y el  Altu de’l Gamoniteiru, en la considerada jornada reina de la ronda española por sus dificultades montañosas. El ciclista, oriundo de Pesca (Boyacá) lanzó un ataque a tres kilómetros de meta, que en ese momento lideraba el español del EUA David de la Cruz.

Puede leer: Egan lo intentó, pero Roglic fue más fuerte

Atrás, el líder Primoz Roglic se defendió de los ataques de Egan Bernal, que lo intentó un par de veces en una cima que llegó, por momentos, a inclinaciones del 15 por ciento.

López aventajó por 17 segundos a Roglic, que fue segundo. Enric Más y Egan Bernal fueron 3 y 4, respectivamente, a 20 y 22 segundos.

El gran protagonista del día fue Michael Storer quien, desde una fuga, sumó varios puntos para quedar como líder de la clasificación de la montaña y que solo fue cazado a 6 kilómetros de meta, por De la Cruz, que con su equipo, una vez comenzó el ascenso, trabajó para descontarle difererencias.

Otros equipos, como Bahrain y Movistar, pusieron paso fuerte hacia el Altu de’l Gamoniteiru buscando una opción de etapa, para Jack Haig (Bahrain) y Superman López y Enric Mas (ambos del Movistar).

Sin embargo, fue el equipo español con sus dos corredores, tras un ataque de Egan Bernal que solo dejó en el grupo además a Sepp Kuss y Roglic (los dos de Jumbo), el que aprovechó la situación de carrera para lanzarse con López que se fue en solitario y coronó en línea de meta.

Egan Bernal, que hoy subió un puesto en la general, fue el más activo al lazar par ataques a menos de cinco kilómetros del final, pero ambos fueron controlados por Roglic, quien tras superar la etapa de hoy, se afianza como líder y posible campeón de la carrera por tercera vez.

Superman el año pasado ganó la etapa 17 del Tour de Francia, considerada la reina de esa edición, en Col de la Loze; Roglic también fue segundo a 15 segundos. 

Clasificación de la etapa

1. Miguel Ángel López (COL/Movistar) – 4:41:21
2. Primoz Roglic (SLO/Jumbo-Visma) a 0:14
3. Enric Mas (ESP/Movistar) a 0:20
4. Egan Bernal (COL/Ineos Grenadiers) a 0:22
5. Jack Haig (AUS/Bahrain-Victorious) a 0:58

Clasificación general


1. Primoz Roglic (SLO/Jumbo-Visma) – 73:24:25
2. Enric Mas (ESP/Movistar) a 2:30
3. Miguel Ángel López (COL/Movistar) a 2:53
4. Jack Haig (AUS/Bahrain-Victorious) a 4:36
5. Egan Bernal (COL/Ineos Grenadiers) a 4:43

Read More

Noche San Felipe: una velada para el arte y la gastronomía en Bogotá

El próximo jueves 2 de septiembre regresan las noches de arte, cultura y gastronomía en uno de los barrios más reconocidos de la capital: San Felipe.

En medio de fachadas de colores, calles pintadas, luces de neón que se toman los ventanales y cuadras con locales llamativos se encuentra uno de los barrios culturales más populares de la capital: San Felipe.

Ubicado entre la Avenida Caracas con calle 72 y la carrera 24 con calle 80, este lugar se ha convertido en uno de los puntos de encuentro de artistas, coleccionistas, curiosos, estudiantes y cientos de personas que buscan alimentar su ojo creativo, además de disfrutar de la diversidad propia de la cultura nacional.

Puede leer: Las luchas LGBTI en Colombia y las deudas con este movimiento, el tema de una gran exposición

Una noche para el arte

Catalogado como Distrito de Arte de Bogotá, el barrio San Felipe alberga más de 20 galerías, talleres de artistas, cientos de restaurantes que ofrecen una variedad de sabores y pastelerías o cafés que invitan a pasar un rato agradable en este sector de Barrios Unidos.

A raíz de ser un sector tan reconocido, en 2017 nació Noche San Felipe, un evento que busca impulsar el sector artístico mediante la apertura de galerías, restaurantes y otros espacios culturales, por lo menos una vez al mes hasta las 10:00 p.m.

Puede leer: Abdú Eljaiek, el autor de la primera fotografía de un desnudo artístico en Colombia

La última vez que se realizó este evento nocturno fue el 5 de agosto de este año, y el próximo jueves 2 de septiembre, una vez más, San Felipe tendrá las puertas abiertas para recibir a los ciudadanos que quieran pasar una velada junto a su familia o amigos.

Noche San Felipe: de vuelta a la cultura

El evento empezará a las 4:00 p.m. e irá hasta las 10:00 p.m. del 2 de septiembre. Aunque aún no se ha publicado el mapa de los puntos oficiales, se espera que estén abiertos 14 espacios culturales y más de 10 locales de gastronomía y entretenimiento.

Dentro de esta oferta están Tejo La Embajada, Ahumado Cilindro Peruano y Casa San Felipe, entre otras.

De acuerdo con los organizadores, el espacio Plural Nodo Cultural, estará presentando la exhibición Perú clama y se proclama.

Puede leer: Siete artistas colombianos reflexionan sobre el legado de la Expedición Botánica

“Con esta exposición invitamos a explorar, a través de las propuestas de artistas peruanos contemporáneos, un territorio de la memoria que, además, reclama filtrar o añadir, en medio de todos esos imaginarios, otros elementos que no corresponden aún a la soberanía territorial de los hechos”, explicó Noche San Felipe.

Para más información, consulte las redes sociales del evento, allí se publicará el mapa oficial del recorrido durante la velada artística en Bogotá.

Foto de portada: @nochesanfelipe.
Read More

Reformar la ley de garantías: ¿necesidad o mermelada preelectoral?

Tal y como pasó hace cuatro años, el gobierno saliente quiere modificar la norma que prohíbe contratar sin licitación e inaugurar obras públicas cuatro meses antes de elecciones. Quienes promueven la medida aseguran que la ley de garantías traba el desarrollo de las regiones en el contexto de la pandemia y quienes la critican denuncian un boquete para el clientelismo y la corrupción.

La ley de garantías fue promulgada en el año 2005, luego de que el entonces presidente Álvaro Uribe Vélez anunciara su intención de ser reelegido en 2006. En un acto de transparencia, Uribe y el Polo Democrático, partido de oposición del momento, acordaron el mandato para que la plata pública no terminara favoreciendo la campaña del presidente.

Desde ese momento, la norma impide a las entidades y funcionarios públicos realizar contrataciones directas, modificar sus nóminas, hacer convenios interadministrativos e inaugurar obras públicas en vísperas de elecciones. Según la ley, este tipo de actividades puede favorecer a los candidatos o partidos de los funcionarios.

Lea también: Alejandro Gaviria, un liberal radical en pleno siglo XXI

Sin embargo, con la caída de la reelección presidencial, en 2015, varios sectores aseguran que la medida no es necesaria y solo dificulta los procesos de inversión en las entidades territoriales, así como la gestión de alcaldes y gobernadores.

Bajo este argumento y agregando que el momento de la pandemia dificulta aún más la economía de las regiones, varios congresistas de la coalición de gobierno están intentando tumbar la norma de diferentes maneras.

Una jugada a dos bandas

Aunque en varias ocasiones se ha intentado reformar esta normatividad, los gobiernos de Juan Manuel Santos e Iván Duque no han sumado los votos necesarios en el Congreso. Sin embargo, en esta ocasión, la actual administración ha dispuesto una artillería pesada para conseguirlo.

La primera opción es mediante un proyecto de ley que fue radicado al inicio de la cuarta legislatura. Cabe resaltar que se trata de una iniciativa que ya había estado en el anterior periodo legislativo, pero que terminó olvidada en medio de debates tan álgidos como el de la reforma tributaria o la reforma a la Procuraduría.

Recomendado: ¿De dónde sacó Duque el cuento de que Colombia es el tercer país más emprendedor del mundo?

Detrás de la propuesta están 34 parlamentarios del Centro Democrático, el Partido Liberal, Conservador y Cambio Radical. Entre estos se encuentran algunos como Paola Holguín, Ernesto Macías, María del Rosario Guerra, Fabio Amín, Efraín Cepeda, Cesar Lorduy, entre otros.

Su intención es derogar los artículos que limitan la contratación directa y permitir que los funcionarios públicos como alcaldes, gobernadores y directores de entidades puedan realizar convenios interadministrativos. Asimismo, el proyecto busca eliminar las barreras a los cambios en la nómina de entidades descentralizadas.

Proyecto busca reformar la ley de garantías
Proyecto que busca reformar la ley de garantías

El proyecto además cuenta con un respaldo absoluto del presidente, quien envió mensaje de urgencia para su trámite. “Es un deber hacer esa modificación para que no se atrase y se afecte la contratación en momentos en que muchos alcaldes y gobernadores se vieron afectados por la covid-19”, señaló el mandatario.

Sin embargo, esta no sería la única opción de la coalición de gobierno, puesto que tiene en la mira a la reforma tributaria y el proyecto de presupuesto general como otros caminos para modificar la ley.

Una propuesta del senador uribista Carlos Meisel, presidente de la Comisión Cuarta, dedicada a los temas económicos, plantea incluir un artículo a la reforma tributaria que elimine las restricciones a los funcionarios públicos para firmar los ya mencionados convenios interadministrativos.

https://twitter.com/carlosmeiselv/status/1430663432332845061

Asimismo, algunos analistas aseguran que el capítulo de la reforma que habla sobre austeridad y permite al presidente modificar la estructura de algunas entidades permitiría hacerle de alguna manera ‘conejo’ a la ley de garantías.

Puede leer: Los verdes y el petrismo: una relación irreconciliable

La ley de garantías en medio de la pandemia

Los argumentos del gobierno para llevar a cabo este cambio se basan en la necesidad de los entes territoriales de invertir y ejecutar recursos. Según el presidente Duque, “con esta modificación queremos que sigan los ciclos de inversión, que se puedan hacer los convenios interadministrativos y que nos movamos hacia adelante”.

El proyecto de ley también va por la misma línea. En su articulado se asegura que el objetivo es “remediar la situación problemática a la que se ven sometidas las entidades de la Rama Ejecutiva, especialmente aquellas del nivel territorial, debido a las restricciones que deben soportar”.

Para los promotores de la iniciativa, la ley de garantías golpea la gestión administrativa de alcaldes y gobernadores. Además, aseguran que dicha labor ya se ve afectada porque en los primeros meses de ejercicio se tiene una capacidad reducida de acción, mientras no se definan temas como los planes de desarrollo o el plan de gobierno.

Algunas organizaciones como Asocapitales, la Federación Nacional de Departamentos y la Federación Colombiana de Municipios se han sumado a la propuesta con el mismo argumento: la necesidad de no detener el progreso de las regiones.

No se pierda: Lo que hay detrás de la amnistía general de Uribe

¿Rabo de paja?

A pesar de los esfuerzos del gobierno por sacar adelante esta propuesta, el camino no parece fácil. A la preocupación de varios sectores de que los dineros públicos terminen en las arcas de ciertas campañas, ahora se suma una crítica por la aparente incoherencia del presidente Duque y Álvaro Uribe.

Muchos recuerdan que en 2015 y 2017 el Centro Democrático se opuso firmemente a la intención del gobierno Santos de modificar la ley de garantías. Lo curioso es que en ese entonces el expresidente planteó una justificación similar a la que hoy se aferra la coalición de gobierno.

En redes, varios usuarios han desempolvado las declaraciones de Uribe y Duque en las que refutan los argumentos que hoy utilizan. “Hay cosas que el dinero no puede comprar….una de ellas eliminar la ley de garantías”, dijo Duque en marzo de 2015.

Para algunos, este debate puede ser de nunca acabar y lo que pasa con el gobierno de Duque frente al de Santos puede seguir pasando. Para el abogado José Gregorio Hernández, la forma correcta de aplicar los cambios está en un proyecto de acto legislativo que posteriormente pase por la lupa de la Corte Constitucional.

Lea también: “Yo nunca quise ser presidente, pero quiero liderar el cambio”: Alejandro Gaviria
Read More

“No hay condiciones para unas elecciones transparentes”: el pulso entre Colombia y Daniel Ortega a meses de los comicios en Nicaragua

A tan solo meses de las elecciones presidenciales en Nicaragua, el panorama político parece cada vez más desolador. Durante la campaña electoral, el Gobierno de Daniel Ortega ha detenido a 32 opositores, muchos de ellos potenciales candidatos a los comicios. Mientras tanto, la comunidad internacional (alrededor de unos 50 países, entre ellos Colombia) ha denunciado la falta de garantías para que las elecciones sean transparentes en Nicaragua, así como ataques a la libertad de prensa. A pesar de los señalamientos, Ortega promete subir la apuesta.

Puede leer: Certificado sanitario en Francia: entre el rechazo popular y la lucha contra la variante delta

El lunes, el Gobierno nicaragüense llamó a consultas a sus embajadores en Colombia, Argentina, México y Costa Rica. Los gobiernos de estos países criticaron abiertamente la ola de detenciones a opositores y rivales de Ortega de cara a las elecciones del 7 de noviembre.

La propia vicepresidenta de Nicaragua y primera dama, Rosario Murillo, se encargó de anunciar el llamado. “El Gobierno ha llamado a consultas a embajadores ante Argentina, Orlando Gómez; Colombia, Yara Pérez; México, Juan Carlos Gutiérrez, y Costa Rica, Duilio Hernández, en reciprocidad a llamados similares de los gobiernos mencionados”.

31 opositores y precandidatos han sido detenidos a tres meses de las elecciones en Nicaragua. Foto: AFP
32 opositores y precandidatos han sido detenidos durante la campaña para las elecciones de noviembre en Nicaragua. Foto: AFP

En julio, en plena ola de arrestos de opositores de Ortega en Nicaragua, Colombia congeló el nombramiento de su próximo representante en ese país. Costa Rica hizo lo mismo; y en junio, Argentina y México retiraron a sus embajadores de Managua.

En una entrevista con La W, el embajador de Colombia en Nicaragua, Alfredo Rangel, señaló que no se tiene previsto el retiro del cuerpo diplomático de Managua. Señaló que “esa no es una opción que se haya examinado, no está sobre la mesa. Esperamos mantener unas relaciones diplomáticas normales con el Gobierno de Nicaragua, y seguir expresándole nuestra preocupación por ese tipo de actuaciones sistemáticas en contra de la oposición y de las garantías democráticas para el pueblo nicaragüense”. Además, sobre las futuras elecciones, Rangel sentenció que “no hay condiciones para que ese proceso sea abierto, transparente y democrático”.

El entramado de Ortega

Ortega, un exguerrillero de 75 años, gobierna desde 2007 tras dos reelecciones sucesivas. Para ello debió modificar las leyes que le impedían perpetuarse en el puesto. La semana pasada confirmó que se presentará en los próximos comicios, algo que ya se daba por sentado. A la cabeza del Frente Sandinista para la Liberación Nacional (FSLN), el presidente aspira a mantenerse en el poder por cinco años más. A su lado está Murillo, de 70 años, quien lo acompaña en la vicepresidencia desde 2017.

Murillo justificó el llamado a consulta a sus diplomáticos. Criticó “los constantes e inmerecidos señalamientos, irrespetuosos, injerencistas, intromisores e intervencionistas en nuestros asuntos internos, de parte de las máximas autoridades de cada uno de estos países” en temas que conciernen al pueblo y al gobierno de Nicaragua. Nicaragua expresó su rechazo “categórico” a lo que calificó de “imitación caricaturesca” de quienes “se han arrogado funciones que nadie les ha otorgado”.

Rosario Murillo, vicepresidenta y primera dama de Nicaragua. Foto: Inti Ocon / AFP

Al menos 32 líderes opositores han sido detenidos desde junio. El último arrestado, el pasado 9 de agosto, fue el exdiplomático Mauricio Díaz. Se los acusa, en su mayoría, de “traición” a la patria, bajo leyes aprobadas por el Congreso dominado por el oficialismo.

Una de las últimas medidas del sandinismo fue la inhabilitación del principal bloque de oposición, liderado por el partido Ciudadanos por la Libertad (CXL derecha), que sí había conseguido inscribir candidato para enfrentar a Ortega.

Rechazo internacional

En consecuencia, esta acción provocó nuevas reacciones y condenas internacionales en torno a la credibilidad de los comicios. Por ejemplo, el jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell en un comunicado consideró que “Ortega quiere ganar las elecciones sin competencia”.

Puede leer: Tras acusaciones de acoso sexual, Andrew Cuomo renuncia como gobernador de Nueva York

La Unión Europea (UE) ha sancionado con restricciones migratorias y financieras a Murillo, a su hijo Juan Carlos y a otros seis funcionarios del gobierno por su responsabilidad en las “graves violaciones de los derechos humanos” en Nicaragua.

La medida se suma a otras tomadas por Estados Unidos y Canadá contra funcionarios del gobierno de Ortega, en protesta por la represión que mantiene contra sus opositores desde el estallido de las manifestaciones antigubernamentales de 2018.

*Con información de AFP

Read More

Tour de Francia: Pogacar gana en el Portet y se afianza como líder

Rigoberto Urán no tuvo un buen día y descendió al cuarto lugar de la general.

Tadej Pogacar (UAE) triunfó en la etapa 17 del Tour de Francia, que terminó en el Col du Portet, la llegada más alta de esta edición la carrera,  a 2.215 metros sobre el nivel del mar.

El esloveno, que lanzó varios ataques, superó por unos segundos al danés Jonas Vingegaard y al ecuatoriano Richard Carapaz, los únicos en mantener el ritmo del líder de la general en la última subida del día.

Puede leer: Rigo, mucho más que un bacán del ciclismo

El colombiano Rigoberto Urán no pudo seguir la rueda y pasó del segundo al cuarto puesto de la general.

El francés David Gaudu fue cuarto en esta etapa pirenaica, a 1 minuto y 19 segundos.

A cuatro días de la llegada a París, Pogacar aventaja ahora a Vingegaard en 5 minutos y 39 segundos, y a Carapaz en 5 minutos y 43 segundos. Uran está a más de 7 minutos.



Pogacar, de 22 años, logró su segunda victoria desde la salida, tras la contrarreloj de Laval, en la quinta etapa. Y su quinta victoria en el Tour, ya que el año pasado logró tres victorias parciales en su primera participación.

Carapaz se mostró ofensivo en la última subida, pero no logró sorprender a Pogacar. Vingegaard, que había perdido contacto con el esloveno y el ecuatoriano, se unió a ellos en los últimos 200 metros, pero ninguno pudo aguantar el devastador postrero ataque de Pogacar.

Mañana jueves será la última etapa en los Pirineos, pasará por el Tourmalet y llegará a Luz-Ardiden, dos subidas de categoría especial.

Clasificación de la etapa

1. Tadej Pogacar (SLO/UAE) los 178,4 km en 5 h 03:31.

(media: 35,3 km/h)

2. Jonas Vingegaard (DEN/JUM) a 3 segundos

3. Richard Carapaz (ECU/INE) 4.

4. David Gaudu (FRA/GFJ) 1:19.

5. Ben O’Connor (AUS/AG2) 1:26.

9. Rigoberto Urán (COL/EF1) 1:49.

Clasificación general

1. Tadej Pogacar (SLO/UAE) 71 h 26:27.

2. Jonas Vingegaard (DEN/JUM) a 5:39.

3. Richard Carapaz (ECU/INE) 5:43.

4. Rigoberto Urán (COL/EF1) 7:17.

5. Ben O’Connor (AUS/AG2) 7:34.

Con información de AFP

Read More

Estos son, así llegan y qué esperar de los ciclistas colombianos en el Tour

Nairo, Rigo, Superman, Chaves, Higuita y Henao estarán en línea de partida. Las expectativas son altas.

En medio de un Tour de Francia en el que se espera un duelo entre los eslovenos Roglic y Pogacar, más el Ineos de Carapaz, Porte y Thomas, aparece el ciclismo colombiano con cara de protagonismo.

Tal vez, ninguno de los ‘escarabajos’ inscritos tiene perfil para pelearle el título a estos pesos pesados, pero sí para inquietarlos, para buscar etapas y para meterse entre los diez primeros de la tabla.

Puede leer: Atentado a Duque evidencia que orden público está fuera de control en Cúcuta

Acá un análisis de los seis colombianos en el Tour.

NAIRO QUINTANA

Los triunfos de Nairo Quintana
Foto: Instagram Nairo Quintana

Equipo: Arkea

Edad: 31 años

Camiseta: 136

Se quitó la presión, anunció que no buscará ganar la carrera, pero sí etapas y estar en fugas. Tal vez, por qué no, disputar la camiseta de los premios de montaña.

Dos formas de verlo: una gran sinceridad del ciclista, al admitir que ya no tiene la forma ni el fondo para estar mano a mano con los chicos maravilla, los cultores de los watts, y que, antes que podio, preferible buscar otro tipo de victorias.

Hace par semanas, tras terminar el Criterium Dauphine, el director deportivo del Arkea, Yvon Ledannois, dijo que “físicamente, no tenemos la capacidad de ganar una etapa. Somos malos”. 

Puede leer: los colombianos del capos en el Tour

Al momento de seleccionar a sus ocho ciclistas para el Tour, el equipo francés no incluyó a Winner Anacona y Dayer Quintana, que son del riñón de Nairo.

Y la hora de otorgar el número de camisetas dentro del equipo, la terminada en 1, que suelen llevar los líderes, la portará Warren Barguil, un francés que hace algunos años prometía mucho, pero que ahora pedalea entre mucha irregularidad.

Hay indicios para creer que la relación Nairo-Arkea no es buena.

Otra forma de verlo, la más optimista, es que Nairo está bien, en buena condición y que no quiere generar falsas expectativas, que llegar bajo perfil al Tour es la mejor decisión.

RIGOBERTO URÁN

Equipo: EF Education

Edad: 34 años

Camiseta: 111

Desde que llegó al EF Education su objetivo es el Tour, la carrera de carreras. Ya en 2017 fue subcampéon detrás de Chris Froome por 57 segundos, la ventaja más corta que tomó el británico en los cuatro tours que ganó.

Un hecho alentador hace creer que podrá hacer una muy buena carrera: acaba de ser subcampéon de la Vuelta a Suiza, la que perdió por 17 segundos frente al ecuatoriano Richard Carapaz.

Pero lo más importante, dominó la contrarreloj individual de esa carrera. No olvidar que el Tour de este año tiene tres de dos pruebas, donde seguro saldrá bien librado.

También mire: ¿Por qué todos quieren con Pfizer?

¿Y en la montaña? Rigo nunca fue de grandes ataques, más de resistir e ir a rueda, pero sabe aprovechar las oportunidades, los descuidos de los demás.

Casi nunca está en la lista de candidatos, pero sus rivales saben que nunca es de subestimar y menos de darle ventajas.

MIGUEL ÁNGEL LÓPEZ

Superman López, campeón de la Vuelta a Andalucía

Equipo: Movistar

Edad: 27 años

Camiseta: 61

Los europeos dicen que algunos ciclistas colombianos “no saben montar bicicleta, claro, la hacen andar, pero no la controlan”.

Y apuntan que uno de esos casos es el de Superman López. Una teoría que puede estar sustentada en que el boyacense se cae mucho y ha tenido golpes tan duros que desencadenaron fracturas, clínicas y cirugías.

Otros, lo atribuyen todo a la mala suerte. Como sea, este año cambió de equipo y estará, con Enric Mas, al frente del Movistar en este Tour.

Superman, en buen estado, le da la cara en la montaña a Pogacar, Roglic o Carapaz. Puede hasta dejarlos, como hizo el año pasado en la etapa reina que terminó en Loze.

Su talón de Aquiles, además de las caídas, las contrarreloj. López representa al ‘escarabajo’ clásico, que todo lo que gana en la montaña, lo suele perder en el plano.

ESTEBAN CHAVES

Equipo: BikeExchange

Edad: 31 años

Camiseta: 172

El 2021 ha sido el año de su resurrección. Después de tres temporadas con altibajos, de lesiones e infecciones, va otra vez feliz sobre la bicicleta.

Así lo demostró en las Vueltas a Cataluña, País Vasco y Suiza, donde fue al ataque, desde lejos, en la montaña. Incluso, en la primera de ellas, ganó una etapa.

Mire: “nunca nos hablamos, nunca nos dijimos nada. La confesión de un duelo en los Pirineos.

Su equipo, el BikeExchange, lo consideró desde el comienzo de la temporada, como su capo para el Tour, por encima de Simon Yates, el británico que le disputó el Giro de Italia a Egan Bernal.

Por algo será…

SERGIO HIGUITA

Equipo: EF Education

Edad: 23 años

Camiseta: 114

Puede ser la carta tapada de Colombia en este Tour. Tiende a ser un ciclista completo, que va bien en todos los terrenos, pero le falta aún una victoria que lo ponga en el lugar que debe estar, como presente y futuro del ciclismo.

Irá como segundo al mando de su equipo, por detrás de Rigoberto Urán, pero con libertades para ir por delante, para buscar etapas y no perder de vista a los favoritos.

En Higuita, además de Bernal y Daniel Felipe Martínez, entre otros, está garantizado el buen nombre del ciclismo colombiano.

Y este Tour puede ser una oportunidad para confirmar todo lo que se espera de él.

SERGIO LUIS HENAO

Equipo: Qhubeka

Edad: 33 años

Camiseta: 191

El ‘checho’, un poco después de salir del Sky (Ineos), quedó en el olvido.

Vale recordar que hace parte, con Urán, Nairo y Carlos Betancur, de los pioneros de esta segunda exitosa hola del ciclismo colombiano en Europa.

En su hoja de vida aparece que fue campeón de la París-Niza en 2017 y que fue uno de los grandes gregarios de Chris Froome.

En este Tour debería buscar etapas en la montaña, Su equipo va a eso y para eso se prepara: ganar etapas en el alto o en el plano.

Denuncia: Algunos de los rostros de los desaparecidos, detenidos y torturados durante el paro en Colombia
Read More

Brasil le ganó a Colombia en el último minuto… y con polémica

La selección de Reinaldo Rueda hizo un buen partido, pero en dos balones aéreos le remontaron un juego que empezó ganando con un golazo.

¿Fue tijera? ¿fue chalaca? Para no entrar en inútiles polémicas digamos que fue un auténtico golazo, el de los 10 minutos de juego, el de Luis Díaz que, ante un centro de Cuadrado, hizo un malabar en el aire para conectar el balón y mandarlo al fondo de la red del brasileño Weverton.

Una jugada que cambió mucho: la actitud de Colombia, la disposición de Brasil y el pesimismo previo del hincha.

Poco antes de comenzar al partido, circuló en redes un video de un aficionado colombiano que se lamentaba y le dolía cada vez que daban un nombre de un jugador de la selección de Brasil.

Puede leer: Perú le dio una mano a Colombia

Era el temor anunciado a enfrentar a este partido, de una Selección Colombia que no generaba seguridad ante una Brasil arrolladora, antecedida que por cada partido jugado, partido ganado.

Y en el primer tiempo todo fue controlado por Colombia, tan controlado que uno de sus jugadores, el debidamente exaltado Luis Díaz, se dio el lujo de hacer una joya ante Brasil, en su propio país y en su cancha.

Tan controlado que ni Neymar, ni Gabriel Jesús ni Richarlinson supieron cómo estaba de reflejos David Ospina. Y, hay que decirlo, también ayudaron Mina y Sánchez, muy seguros, oportunos e impasables por arriba.

El resto de jugadores de marca de Colombia hicieron todo lo posible para que Brasil no los arrinconara, nublándoles cualquier intención de aprovechar hueco u oportunidad.

Cuadrado, Borré y Díaz intentaban conectar con Zapata, solo en el ataque, pero muy pronto Casemiro y Fred sofocaban cualquier intento.

El golazo de Díaz y la capacidad de ambos equipos para neutralizarse, sería un buen resumen del primer tiempo, pero esta historia se extendería tal cual hasta el minuto 65 cuando realmente empezó a asustar Brasil.

Le puede interesar: Argentina y Chile aseguraron los cuartos de final de la Copa América

Firmino entró a la cancha y la verdeamarela se movió mejor. Así armaron un toque en la cerca de la puerta de Colombia que dejó libre a Neymar frente a Ospina; el remate del brasilero pegó en el palo.

El equipo local, desde entonces, agarró el balón y no lo soltó, el partido se disputó en los últimos 30 metros que defendía Colombia.

Sus avances eran cada vez más insistentes y Tite, el entrenador de Brasil, metió, además de Firmino, a Lodi, Gabriel Barbosa, Everton y Paquetá. Buscaba abrir lo que parecía infranqueable.

Y parecía porque a los 78 minutos, tras ‘pase’ del árbitro Pitana, el balón golpea en él, Brasil arma una jugada que termina en gol de Firmino, que cabecea libre, a los 78 minutos.

Hubo protestas de los jugadores colombianos, y el árbitro recurrió al Var, que validó el gol. Un jugada envuelta en dudas e indecisiones del juez.

Árbitros y especialistas, activos y retirados, ni siquiera se ponían de acuerdo en redes, pero la mayoría indicaba que sí era legal porque el balón, tras golpear al árbitro, volvió a los brasileños.

Puede leer: Colombia busca su punto

El partido pudo haber terminado luego de la aceptación de este gol. Parecía que las energías se habían ido en las protestas por la aparatosa jugada que desembocó en el empate.

Pero en la última acción del partido, tras un tiro esquina, en un parpadeo en la marca, Brasil hizo el 2-1. Otra vez de cabeza y esta vez la de Casemiro.

Colombia, a pesar de que no jugará en la próxima fecha, ya confirmó su clasificación a la siguiente fase.

Posiciones grupo B

Pos.EquipoPJDif.Pts
1Brasil Brasil3+89
2Colombia Colombia4-14
3Perú Perú3-34
4Ecuador Ecuador3-12
5Venezuela Venezuela3-32

Próxima fecha grupo B – Sábado 26 de junio

– 4:00 p.m.: Brasil vs. Ecuador 
– 4:00 p.m.: Venezuela vs. Perú
– Descansa Colombia

Read More

Perú empató con Ecuador y le dio una mano a Colombia

La selección del Tigre Gareca llegó a los cuatro puntos, como Colombia. Ecuador tiene solo dos y ahora enfrentará a Brasil.

La definición del grupo B de la Copa América está de infarto. Esta tarde, en uno de los partidos más definitorios de la jornada, Perú empató 2 a 2 con Ecuador y dejó las cosas bastante apretadas. Además, le dio una mano a Colombia, que está noche busca asegurar su clasificación contra Brasil.

Puede leer: Colombia busca su punto para clasificar

La noche comenzó de fiesta para los dirigidos por el argentino Gustavo Alfaro con autogol de Renato Tapia (23) y Ayrton Preciado (45+3), pero las sonrisas de los ecuatorianos se esfumaron con tantos de Lapadula (49) y André Carrillo (54).

Las cuentas del grupo

La cosa ahora está así: el equipo de Tite, ya clasificado, está en la primera posición con seis puntos. Detrás vienen Colombia y Perú con cuatro (los incas por debajo debido a la diferencia de gol). Y en la cola: Ecuador y Venezuela, ambos con dos.

Solo uno de los cinco equipos quedará afuera de los cuartos de final. Y aunque Colombia descansa en la última fecha (el próximo sábado), por lo que no sumará más puntos de los que logre hoy, a Ecuador le toca enfrentarse ese día con Brasil, y la única opción de que sobrepase a la selección es ganándole a los cariocas.

Venezuela, quien también tiene solo dos puntos, se enfrentará con Perú buscando sumar y con la esperanza puesta en que Ecuador no le saque un resultado positivo a Brasil.

Puede interesarle también: Argentina y Chile aseguraron los cuartos de final de la Copa América

Así las cosas, si Colombia llega a perder hoy, solo quedaría por fuera si Ecuador le gana a Brasil y Venezuela le gana a Perú. Eso sí, la selección tendría que perder por varios goles de diferencia.

Son resultados difíciles, pero por lo visto hasta ahora en la copa, no imposibles. Por eso, el equipo colombiano tendrá que salir a buscar un buen resultado ante Brasil. un solo punto ya la ubicaría con tranquilidad en la siguiente fase. Entre más partidos, más oportunidades de mejorar el juego.

Posiciones grupo B

Esta tabla es previa al Colombia vs Brasil:

Pos.EquipoPJDif.Pts
1Brasil Brasil2+76
2Colombia Colombia3 04
3Perú Perú3-34
4 Ecuador Ecuador3-12
5Venezuela Venezuela3-32

Próxima fecha grupo B – Sábado 26 de junio

– 4:00 p.m.: Brasil vs. Ecuador 
– 4:00 p.m.: Venezuela vs. Perú
– Descansa Colombia

Read More

‘El olvido que seremos’, la película que muestra el horror de perder a un ser querido por el conflicto armado

Se estrena en Colombia la cinta inspirada en el libro de Héctor Abad Faciolince y dirigida por el español Fernando Trueba, ganador del Óscar en 1992. Así fue el reto de adaptar el texto a la pantalla.

A Héctor Abad Faciolince, El olvido que seremos le salió de las entrañas. En varias entrevistas ha dicho que el proceso fue como si sacara de adentro algo muy importante. “A veces como un tumor, a veces como un hijo”.

Y no es para menos: tenía que hablar de la muerte de su padre, una tragedia sin nombre que para el momento de la escritura aún no había cicatrizado. El resultado, sin embargo, fue todo un fenómeno editorial.

El libro no solo es uno de los más vendidos de las últimas décadas en Colombia. También terminó adaptado a una novela gráfica, un documental y una película.

Puede leer: ‘El olvido que seremos’: libro, película y ahora novela gráfica

La cinta, dirigida por el español Fernando Trueba, se estrena por fin en Colombia luego de un retraso de más de un año. La tardanza se debe a la pandemia del coronavirus y a los cierres decretados por el gobierno.

Llega con un palmares impresionante: estuvo en la selección oficial de los festivales de Cannes y de San Sebastián el año pasado, fue elegida la mejor cinta del Festival Cinehorizontes en Marsella (Francia) y ganó el premio Goya como mejor película iberoamericana, uno de los grandes triunfos para el cine nacional.

Para celebrar su llegada a las pantallas colombianas, Diario Criterio cuenta cómo fue el reto de adaptar al cine uno de las grandes éxitos de la literatura colombiana:

Una idea arriesgada

La idea inicial de llevar el libro al cine fue de Gonzalo Córdoba, el presidente de Caracol Televisión, cuando vio la edición 35 del libro en un aeropuerto. Cayó en cuenta de que era todo un fenómeno editorial y de que la historia podía adaptarse a la pantalla.

Luego de una llamada, Héctor Abad aceptó su propuesta y él mismo propuso al cineasta español Fernando Trueba como el director. El escritor dice que lo había conocido en una edición del Hay Festival y que ese día sintió una afinidad intelectual con él.

Trueba, ganador del Óscar en 1992 por Bellé Époque, siempre ha dicho que el libro es uno de sus favoritos y por eso, al inicio, se negó. “¿Cómo competir con algo tan verdadero, tan esencial, tan delicado, tan doloroso, tan real? Mi primera reflexión fue de desconfianza, susto, miedo”, explicó en una entrevista. 

Pero luego de pensarlo mucho, terminó aceptando. “Finalmente un día empecé a soñar con la película, literalmente, a soñar que estaba rodándola. Y por experiencia ya sé que cuando esto ocurre, la película es inevitable”

El primer reto al que se enfrentó fue el de cómo trasladar a la pantalla una historia que dura 20 años. Algo que solucionó con dos estilos distintos, pero complementarios: uno para la infancia del hijo, y otro para la época del asesinato del padre.  

Le puede interesar: ‘Mi maestro el pulpo’ y ‘El agente topo’: la belleza del dolor

El segundo fue el de cómo llevar una obra tan poética y tan evocativa a un guion para cine. Ese desafío recayó en su hermano, el cineasta y escritor David Trueba, otro fanático del libro de Abad Faciolince. 

“Al inicio uno dice ¿cómo transportas esto al cine?… Pero la clave fue buscar la esencia del libro y una vez la encontré,  renuncié a la letra, porque esa letra es del escritor y no se puede trasladar, es imposible”, explicó David. 

“¿Cómo competir con algo tan verdadero, tan esencial, tan delicado, tan doloroso, tan real? Mi primera reflexión fue de desconfianza, susto, miedo”, Fernando Trueba

Así que con una labor de carpintería, David concluyó el guión que luego, le enviaron a Héctor Abad para su revisión.

El escritor, sin embargo, tenía tanto miedo de que no le fuera a gustar la adaptación, que duró dos mes sin leerlo. Finalmente, y ante la insistencia de Gonzalo Córdoba, quien estaba produciendo el proyecto con Caracol TV, lo hizo.

“Me encantó a la primera lectura”, cuenta el escritor. “Vi que había cosas que a mí me parecían importantes y que el parecía descartar, pero luego, más adelante, cuando ya no me acordaba de ellas, aparecían en otra parte de la historia”.

El olvido qué seremos novela gráfica
El libro de Héctor Abad Faciolince ha sido adaptado al formato cómic y al cine.

Con el aval del escritor, la película arrancó grabaciones en Medellín, con la producción de Dago García (uno de los colombianos que más sabe de cine) y talento colombiano.

Para el papel de Abad Gómez, sin embargo, Trueba escogió al actor español Javier Cámara (La mala educación, Hable con ella), quien aprendió casi de memoria el acento paisa y logra una interpretación convincente del líder asesinado.

Le puede interesar: ‘The Amusement Park’ vuelve de entre los muertos: la historia tras la pesadilla perdida de George A. Romero

Para Abad Faciolince hay dos actores: el bogotano Nicolás Reyes en su infancia y el antioqueño Juan Pablo Urrego (Sin senos no hay paraíso, Las hermanitas calle) en su juventud. La mamá del escritor, por su parte, es interpretada por Patricia Tamayo.

El resultado de la película, tan celebrado internacionalmente, ya se puede ver en Colombia. Y todo indica que la espera valió la pena.

Read More

Presidentes al banquillo: historia de los juicios a los mandatarios en Colombia. Parte I

Historia de los presidentes que han afrontado juicios políticos o judiciales, desde Antonio Nariño hasta Álvaro Uribe. Algunos han salido victoriosos y otros han cargado la deshonra de haber sido condenados. Primera parte: siglo XIX

Durante estos doscientos años, las intrigas, jugadas y conflictos surgidos por el control del Estado han dejado un rastro de procesos judiciales o políticos en los que han terminado involucrados importantes políticos, con justicia o no. Ni siquiera se salvaron los héroes de la patria, ni los presidentes que, en algunos casos, estuvieron a punto de perder la vida por cuenta de las acusaciones y escándalos que protagonizaron.

Le puede interesar: Cuando los futuros colombianos casi hacen una revolución por una reforma tributaria

Nariño sale invicto del Senado

Pasaron tan solo dos años de la fundación de Colombia, comúnmente llamada la Gran Colombia, cuando estalló el primer gran juicio en contra de uno de los padres de la independencia. Como si su vida no hubiera sido lo suficientemente desgraciada, desde que tradujo y publicó la Declaración de los Derechos Humanos, Antonio Nariño enfrentó un juicio en el recién instalado Senado en Bogotá, en 1823, azuzado por Francisco Santander y sus seguidores. Nariño pensaba que con el surgimiento de la nueva nación se podría dedicar tranquilamente a la política, a reconstruir su fortuna y cuidar de su salud.

Desde las páginas de El Patriota, los santanderistas, que no le perdonaban haber criticado algunos aspectos de la Constitución de Cúcuta, montaron una campaña en contra de Nariño. Acostumbrado a la polémica, él defendió su inocencia desde el periódico Los Toros de Fucha. Pero poco valió el esfuerzo. El 13 de mayo de 1823, el Senado lo acusó de malversación de fondos cuando encabezó la Tesorería de Diezmos, a finales del siglo XVIII, de traicionar a la patria por haberse entregado voluntariamente a los españoles en 1815, y de no tener el tiempo de residencia en Colombia para ejercer el cargo de senador. El proceso buscaba que él perdiera su investidura.

En un discurso que tituló “Defensa de Antonio Nariño ante el Senado de la República de Colombia”, el padre de la Independencia demostró su inocencia con tal elocuencia que, según cuentan los cronistas de la época, al final de su lectura el auditorio se paró, lo vitoreó y lo absolvió de los cargos. Nariño continuó siendo senador, pero por el agravamiento de la tuberculosis que padecía, al poco tiempo tuvo que pedir una licencia. Viajó a Villa de Leyva, donde murió el 13 de diciembre.

Santander se salva de la muerte

Irónicamente, ocho años después, Santander, el auspiciador de las vacusaciones en contra de Nariño, ocupó el banquillo de los acusados al ser señalado como el organizador de la Conspiración Septembrina, en la que un grupo de individuos entraron a los aposentos de Simón Bolívar para asesinarlo.

La historia es conocida. En la noche del 28 de septiembre de 1828, los encargados entraron al Palacio de San Carlos con el firme propósito de acabar a las malas la presidencia de Bolívar. Avisado por Manuelita Sanz, Bolívar saltó por una ventana y se escabulló en la oscuridad, mientras ella se enfrentaba a los conspiradores.

Bolívar, iracundo, desencadenó una persecución no solo contra los autores materiales, sino contra todo aquel del que se tuviera la más mínima sospecha de haber participado en la conspiración. Luego de una seguidilla de juicios, que muchos calificaron de dudosos e ilegítimos, 14 personas fueron fusiladas, entre ellos el general Padilla.

Le puede interesar: Y, ¿dónde están los sociólogos?

Santander fue juzgado y condenado a muerte como responsable de la conspiración. El fallo del Consejo de ministros decía: “El general Francisco de Paula Santander ha sido condenado a la pena de muerte y confiscación de sus bienes, previa degradación de su empleo. La sentencia que lo condena es justa (…) Por cuanto resulta bien privado que ha tenido conocimiento de una conspiración bien medida, que la aprobaba. Que ha dado sus consejos y opiniones sobre ella”.

Sin embargo, quizás por la cercanía que Santander había tenido con Bolívar o temiendo las repercusiones que podría traer su fusilamiento, el Consejo de Ministros decidió conmutarle la pena de muerte por el exilio: “Pero como no está bien probado que tuviese igual parte en el suceso específico del 25 de septiembre (…) o porque no tuvo noticia de él, o porque no quiso presentarse a apoyarlo o a aprobarlo, el consejo opina que pudiéndose justificar por esta circunstancia el indulto de la pena ordinaria, o la conmutación de ella, conviene tener en consideración el tiempo que ha pasado desde el 25 de septiembre, suficiente para que se haya convertido en sentimiento de compasión el horror que produjo el crimen que se trató de cometer aquella noche”.

Disuelta la Gran Colombia, Santander fue presidente desde 1832 hasta 1837 y murió en 1840. Luego de su deceso, y durante el resto del siglo XIX, Colombia se mantuvo en una inestabilidad política caracterizada por una seguidilla de guerras civiles nacionales y regionales. En ese contexto, los juicios políticos y judiciales en contra de los grandes representantes de la elite política fueron la regla. La derrota del enemigo en la guerra significaba una condena, dada en juicios plagados de irregularidades y en los que primaban los odios y las rencillas por encima de la justicia. 

Un doble castigo

En la guerra civil de 1854, ocurrió una escena en la que las animadversiones entre conservadores y liberales, estos divididos a su vez entre gólgotas y draconianos, dejó como resultado un presidente legítimo juzgado y condenado dos veces, y a un presidente usurpador exiliado por perder la guerra.

La doble condena a José María Obando es la tragicomedia de un político encarcelado por negarse a asumir la dictadura ofrecida por los artesanos y los militares encabezados por José María Melo y que se habían levantado en contra de las medidas del Congreso dominado por los gólgotas. Obando fue juzgado y hallado responsable por ese levantamiento. En ese mismo proceso, Melo fue condenado a muerte luego de haber sido derrotado, pero su pena se conmutó con la del exilio, en donde murió cuando luchaba en las guerras civiles mexicanas.

Uno de los que promovió el juicio y las acusaciones en contra de Obando fue Tomás Cipriano de Mosquera. Al poco tiempo ambos se reconciliaron y volvieron a forjar una amistad que sirvió para que el expresidente condenado apoyara a Mosquera en su revolución en contra de Mariano Ospina Rodríguez en 1860. Un año después, y en un hecho usual en la historia del país, el veterano militar de las guerras de Independencia que había militado en el partido conservador dio una voltereta y termino líder del radicalismo liberal, asumió la presidencia y estableció el federalismo con los Estados Unidos de Colombia.

La desgracia del Mascachochas

Mosquera dominó la política de la década de 1860, pero su extremo autoritarismo, entre otras razones, ocasionó un levantamiento que culminó en su derrocamiento. A la medianoche del 22 de mayo de 1867, un batallón se dirigió al palacio de San Carlos y aprovechó el sueño del apodado Mascachochas para apresarlo. En la madrugada del 23 fue trasladado al Observatorio Astronómico.

En los próximos meses el juicio en su contra se llevó a cabo. El fiscal del caso lo acusó ante el Congreso de promover la dictadura y de otros delitos: “Mosquera, divorciado de todos los partidos, impulsado por móviles que el patriotismo sospecha y que al porvenir toca revelar, disuelve el Congreso llamándolo traidor, y levanta sobre los escombros las instituciones una dictadura oprobiosa”.

El 30 de septiembre, el veterano general, seguro de su condena dijo: “No me inquieta el fallo que la mayoría de vosotros va a proferir. No se me oculta que me será adverso… Cómplices el mayor número de vosotros del atentado criminal del 23 de mayo, y enemigos míos implacables, en vano sería esperar de vosotros rectitud e imparcialidad como jueces”.  El Senado lo declaró culpable por hechos irregulares cometidos en sus presidencias y condenado a la cárcel, Mascachochas pidió que esa pena se le conmutara por el exilio

Read More

Nuevo experimento de renta básica en Alemania, un ejemplo para Colombia

Durante tres años y a partir de este mes, 122 alemanes recibirán 1.200 euros mensuales sin tener que trabajar o dar alguna contraprestación. La única condición es suministrar toda la información que puedan usar los científicos para determinar los efectos sobre las personas y la sociedad de la renta básica (RB).

El programa guarda varias similitudes con otro experimento: el Proyecto Stockton, financiado por una ONG creada por Chris Hughes, cofundador de Facebook, que invirtió un millón de dólares durante dos años, y en el que se entregaron 450 euros a 125 personas y cuyos hallazgos fueron sorprendentes. Las personas trabajaron más, de acuerdo con los investigadores en el experimento: “los dineros dados le dieron a las personas la estabilidad que necesitaban para establecer metas, asumir riesgos y encontrar nuevos trabajos”.

Puede leer: Seis billones de dólares: la inmensa deuda que propone Biden para reinventar la economía de EE.UU.

De acuerdo con Jurgen Schupp, uno de los investigadores del nuevo estudio en Alemania, lo importante es determinar “como influye el dinero en el comportamiento de la gente”. Sin embargo, el experimento va más allá porque también permitirá medir, por ejemplo, variaciones de largo plazo en el estado de ánimo de los participantes o nivel de mejora en el relacionamiento con otros.

El experimento alemán no es el primero de su género, de hecho hay una larga lista de estos ejercicios que comenzaron con fuerza durante los años 70 y que motivaron al entonces presidente de Estados Unidos Richard Nixon –por recomendación de Friedman, el amigo de Pinochet- a presentar un proyecto de ley de RB al Congreso en 1973 que fue aprobado mayoritariamente por la Cámara y luego negado por el Senado dos veces y que se desechó definitivamente en 1978.

Renta básica en Colombia

Este y otros casos son importantes porque en este momento en Colombia y en Latinoamérica la Renta Básica está en pleno debate o proceso de aplicación. En Brasil, por ejemplo, el plan Bolsa Familia comenzó en los años 70 y tuvo su cúspide en 2004 cuando el presidente Lulla da Silva reunió varias iniciativas sociales en este programa.

La discusión en Colombia está abierta y, de hecho, en la actualidad cursa un proyecto de renta básica, –que en realidad es más bien de renta mínima de inclusión-, presentado por el senador Iván Marulanda. Este pretende englobar varios de los proyectos de asistencia social del Gobierno en un solo programa que costaría tan solo el 3,7 por ciento del PIB, pero que sacaría de la pobreza y la pobreza extrema a más de 7 millones de familias que hoy en día tienen dificultad, incluso para comer.

De hecho, la renta básica es uno de los temas fundamentales que hacen parte de los puntos de negociaciones entre el Comité del Paro Nacional y el Gobierno. (Leer: La CUT insiste en la renta básica en reunión del Comité del paro y el Gobierno RCN Radio)

Read More

“‘Los escarabajos’, en los años 80, salvaron al Tour de Francia”

Circula ya en Colombia el libro ‘Egan Bernal y los hijos de la cordillera’, una radiografía de ciclismo nacional escrita por el periodista francés Guy-Henri Roger. Diario Criterio habló con él sobre el pasado y presente.

Desde los años ochenta tiene fascinación por el ciclismo colombiano, por Lucho Herrera ganando en Alpe d´ Huez (1984), o por Fabio Parra peleando aquel  Tour de Francia de 1988 con Pedro Delgado y con Steven Rooks.

Su primer gran reportaje para su diario,  L’Equipe, fue el triunfo de Martín Ramírez en el Dauphine Liberé de 1984, cuando derrotó a Bernard Hinault y Greg Lemond.

Guy-Henri Roger para escribir Egan Bernal y los hijos de la cordillera (editado por Luna Libros) viajó a Colombia durante dos meses  para averiguar más de los escarabajos y de las montañas que los ha hecho famosos. Algunas cosas lo sorprenderían, otras no tanto.

DIARIO CRITERIO: ¿Por qué razón decide escribir este libro, cuál fue su motivación principal?

GUY-HENRI ROGER: El asunto del libro sobre la historia de los escarabajos había surgido varias veces. Pero el director de mi periódico (L’Equipe) a quien había propuesto la idea, siempre me contestó: “tenemos una hermosa carrocería, pero falta el motor”.

D.C.: ¿Y eso qué significa?

G.H.R.: Se refería a lo más grande: el Tour de France. Cuando ganó Egan Bernal fue él quien me dijo: “Semáforo verde. Si estás listo, vamos”. Y vine a vivir un par de meses en Colombia para empaparme mejor de la vida social, de la cultura, de las conexiones entre los diferentes medios socio-político-deportivo. Con mis recuerdos personales (cubrí diez y ocho Tours de France), el libro es como un viaje al país de los escarabajos.

Egan Bernal, campeón del Tour de Francia 2019.

D.C.: Hay una evidente fascinación de los periodistas extranjeros por el ciclismo colombiano…

G.H.R.: Por mi experiencia personal en L’Equipe, organizador del Tour de France, puedo confesar que con la llegada de los colombianos, hubo un antes y un después en el Tour. Porque los escarabajos, hablamos de los pioneros, en la década de los 80, lo salvaron cuando pasaba un mal momento. Antes de su participación, el Tour era aburrido, pero después de ellos, hubo espectáculo, ataques sin parar.

El dopaje es un tema que duele en Colombia, pero existe y no podía hacer como si estuviéramos en el Edén, donde todo es maravilla.

D.C.: En Francia, el prólogo de su libro lo hizo Luc Leblanc (un muy buen ciclista de los años 90), pero acá lo hace Carlos Vives. ¿Por qué un cantante?

G.H.R.: Me dijeron tanto en Colombia como en España, que Luc Leblanc, aunque llevó la camisa amarilla en el Tour y la camiseta arco iris de campeón del mundo, no era suficientemente conocido del gran publico. Y para mí Carlos Vives no es solo un cantante.

D.C.: ¿Por qué?

G.H.R.: Su himno a los escarabajos, el Orgullo de mi patria, me emocionó. A parte de ser personalmente un fan de sus vallenatos, saber que tenía su propia Fundación (Tras la Perla) para los niños de Santa Marta, me sirvió de hilo para llegar hasta él. Cuando le comenté que los beneficios de mi libro, los que me corresponden, eran para la Fundación Esteban Chaves, me ofreció escribir el prólogo.

D.C.: Su libro tiene varios capítulos, de diferentes épocas y protagonistas. Y en estos casos, siempre hay uno más complejo de investigar y escribir. ¿Cuál fue y por qué?

G.H.R.: De pronto, alrededor del dopaje. No es que la gente lo quiere tapar sino que dicen que el fenómeno existe igual en otros países. Lo puedo entender porque es un tema que duele pero existe y no podía hacer como si estuviéramos en el Edén, donde todo es maravilla. Pero es una parte muy pequeña del libro dedicado a los héroes de la Cordillera.

D.C.: Había que abordarlo…

G.H.R.: Existe en todos los países, eso sí. Decidí hablar de la situación grave dentro del país después de haber entrevistado a Álvaro Mejía, cuarto en el Tour 1993. Hoy es médico y me explicó muy bien que se sufre en Colombia. Pero bajo la influencia de gente como Mejía, Fabio Parra, director de Indeportes, de Ernesto Lucena, ministro de deportes, y la convicción y el sacerdocio de otros como Luis Fernando Saldarriaga, los jóvenes, las familias, los directores deportivos reciben otra educación. Ojalá sus esfuerzos permitan al laboratorio antidopaje de Bogotá, suspendido por la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), recuperar pronto su licencia.

Egan Bernal, desde pequeño, era el que tomaba las decisiones en la casa, en la familia.

D.C.: ¿Qué le sorprendió de la vida de Egan, que no esperaba encontrarse?

G.H.R.: Fue difícil coincidir con Egan, eso sí. Mi amigo el periodista Héctor Urrego jugó un papel importante para llegar a verlo. Acuérdense que al final de 2019, unos meses después de su victoria en el Tour, era casi imposible acercarse hasta él, menos en las recepciones oficiales donde estaba rodeado por sesenta, o más, periodistas. Y en lugar de decir sorprender, prefiero quedarme con impactar.

D.C.: Entonces, ¿qué lo impactó?

G.H.R.: Lo que más me impactó es que esa personalidad, esa mirada madura hacia los demás, la tenía ya en la primaria, desde pequeño. Pablo Mazuera (su tutor) cuenta que en esa época, ya era el jefe de la familia, el que tomaba las decisiones. Así que no me extraña que fuese ahora el líder del equipo Ineos, el más potente del mundo.

Puede leer: Una entrevista con ‘El diablo’

D.C.: En Colombia, una vez ganó el Tour en 2019, se dijo que era el nuevo Eddy Merckx. Pero el año pasado, tras sus malos resultados, señalaron que había sido una ligera ilusión…

G.H.R.: Para llegar a la altura de Eddy Merckx no sé si todavía ha nacido el corredor. ‘El caníbal’ ganaba en todos terrenos: grandes Tours y Clásicas, París-Roubaix, Milán-San Remo, Tour de Flandes… etc. No me atrevo a comparar el futuro de Egan al palmarés del campeonísimo Merckx.

D.C.: ¿Por qué hoy se corre distinto?

G.H.R.: Sí, los ciclistas de hoy se han especializado o en los tours o en las clásicas. Y no pienso que a Egan se les subieron los humos. Hay que recordar por lo que ha pasado después del Tour 2020, con su espalda. Su espíritu de sacrificio, su valor del trabajo bien hecho, su pasión por la bici son sus pilares de vida.

D.C.: El sueño de algunos aficionados en Colombia es que el país tenga su propio equipo profesional. Más allá de si es viable o no, ¿cómo se lo imaginaría?

G.H.R.: Anteriormente, hubo equipos profesionales como Café de Colombia, que era un equipazo y pensaba que iba a ganar el Tour. Pero quizá la culpa la tienen los patrocinadores porque en esa época era muy grato disputar Tour, Giro, Vuelta a España y otros… pero al volver al país, los corredores colombianos tenían que disputar también el calendario nacional: Vuelta Colombia o Clásico RCN… y se quemaron.

D.C.: ¿Pero cuál sería el problema hoy?

G.H.R.: Hoy, todo ha cambiado. Aunque Colombia tenga una generación dorada, no puede rivalizar con los patrocinadores de los emiratos, los americanos o los europeos. Pensar que un día Colombia volverá a tener un gran equipo profesional es una ficción.

Pensar que un día Colombia volverá a tener un gran equipo profesional es una ficción.

D.C.: Muchos extranjeros aún se preguntan cuál es la clave del éxito del ciclista colombiano. ¿La altura, su tamaño o su origen social?

G.H.R.: Para mí, la clave es la cordillera, no el tamaño del corredor. Aquí se vive a 2700 metros y para entrenar se sube hasta los casi 4000 metros. El origen social puede ayudar a esforzarse más cuando se habla de sacrificio. Pero a ese nivel, todos, colombianos, italianos, españoles, belgas, ingleses, ahora eslovenos, lo sacrifican todo. Repito: la cordillera fue donde nació la leyenda de los escarabajos y lo sigue siendo.

Lucho Herrera en sus épocas de líder de la montaña del Tour de Francia

D.C.: ¿Cree que la pasión de ahora supera a la que despertaron Parra o Herrera, o aquella ya será insuperable?

G.H.R.: La pasión, el entusiasmo no ha bajado en el corazón de los verdaderos enamorados de ciclismo. Igual son menos que en los años de Lucho (Herrera) y Fabio (Parra), muchos se han convertido en hinchas de los equipos de futbol. Yo recuerdo que en la época de Lucho era el país entero volcado en la calle. Recuerdo que Caracol y RCN hacían 12 horas o más de retransmisiones en directo del Tour de France con sus autos a seis ruedas, plataforma, antenas. Hoy todo eso ha desaparecido y las retransmisiones se hacen desde los estudios en Bogotá.

Puede leer: Escarabajo apoya escarabajo, los recuerdos que revive el gesto de Daniel Martínez con Egan Bernal

D.C.: Usted tiene el valor de abordar el tema del ciclismo y el narcotráfico, la relación de los Escobar con este deporte, y otros casos. ¿Lo pensó mucho antes de escribirlo?

G.H.R.: Antes de tocar el tema del narcociclismo lo pensé dos veces pero esa página negra, coincidiendo con la época de los carteles, existió y mató a muchos corredores que cayeron en la trampa. Al final, decidí contarlo no por dañar a la imagen de Colombia sino para demostrar que se salió del barranco y se construyó una nueva fama, en parte gracias a los escarabajos. El asunto viene en el antepenúltimo capítulo, centrado en la personalidad de Roberto Escobar que también fue corredor y director deportivo de su propio equipo, Osito.

D.C.: ¿Cuál fue la mejor etapa que le vio a uno de los hijos de la cordillera?

G.H.R.: Poder entrar en la intimidad de estos héroes para mí fue lo mas fuerte. Muchos son de estratos sociales muy bajos y han llegado hasta la cumbre. El destino de Patrocinio Jiménez es de película. Su vida va de ser un minero en un pozo de carbón, a los 10 años, hasta cruzar escapado la cima del Tourmalet, un puerto mítico del Tour de France.

La portada del libro, ya disponible en Colombia y editado por Luna Libros.

Read More

El alto costo de no tener partidos políticos que den salida al paro

Que hoy tantos sectores sociales lleven un mes en las calles y que no se logre levantar el paro muestra una ausencia y falta de claridad en las representaciones, los liderazgos y las vocerías para encontrar diálogos con el Gobierno.

Por Mireya Camacho, especial para Diario Criterio.

El Comité Nacional del Paro es la instancia más visible de diálogo y concertación. Sin embargo, hay otros sectores que no se sienten representados, en particular los jóvenes. Los pueblos indígenas, a través de sus organizaciones, también han tenido un papel representativo en las marchas y mingas desarrolladas en Cauca, Medellín, entre otros, o el caso de los puntos planteados por algunas universidades públicas y privadas.

En redes sociales se conocen a diario pronunciamientos, cartas a la comunidad internacional, al presidente, a los gobiernos extranjeros en los que un sinnúmero de sectores sociales presenta solicitudes, denuncias, apoyos, condiciones o gestiones para que el paro termine, como recientemente lo han hecho los gremios, empresarios o comerciantes para que cesen los bloqueos de las vías.

En contexto: Los otros líderes del paro que no se sienten representados por el Comité

Un mes en paro muestra de bulto dos graves problemas. De un lado, el malestar generalizado frente a las políticas gubernamentales, la difícil situación económica, los altos porcentajes de pobreza, la inequidad, y de otro, una profunda crisis de las instituciones democráticas en Colombia, entre ellas, los partidos políticos que no han sabido leer las necesidades acumuladas de la juventud y de la ciudadanía en general para convertirlas en soluciones; no han logrado servir de bisagra o correa de transmisión de las demandas sociales hacía el Gobierno.

En toda democracia, los partidos políticos son el puente o vaso que comunica los intereses de la comunidad con el poder público. Según el Consejo Nacional Electoral (CNE), los partidos políticos “son instituciones permanentes que reflejan el pluralismo político, promueven y encauzan la participación de los ciudadanos y contribuyen a la formación y manifestación de la voluntad popular, con el objeto de acceder al poder, a los cargos de elección popular y de influir en las decisiones políticas y democráticas de la nación”.

Como lo menciona Juan Cardona, analista y consultor político, a Diario Criterio:

Durante el paro nacional y las protestas, los partidos políticos han estado uno, dos, diez pasos por detrás de la ciudadanía. Hay una desconexión casi absoluta entre unos y otros, de allí que su rol en medio de esta crisis haya sido estéril cuando no mediocre o incluso ausente”.

Lea también: Las pequeñas peticiones que agrandan el paro nacional

Partido Alianza Verde

Invitación al conversatorio para hablar de los cambios en Colombia, producto del paro y las propuestas de las candidaturas a la presidencia de Camilo Romero y Jorge Londoño.

Partido Liberal

Retuit del comunicado de prensa de la Corte Suprema de Justicia por el ataque al Palacio de Justicia de Tuluá.

Partido Conservador

Retuit de evento de condecoración de la Cámara de Representantes a las nuevas generaciones del partido conservador.

Centro Democrático

Retuit del representante Juan David Vélez por la presentación del proyecto de ley de la Política integral de migrantes en Colombia. 

Esta simple mirada es un indicador de la situación en la que están los partidos políticos frente al paro. Fabián Hernández, analista de medios de comunicación y democracia señala a Diario Criterio: “En general los partidos políticos en Colombia no exigen filiación, por consiguiente, no sabemos realmente qué representan y cuanto representan”.

Sus esfuerzos por llegar a los jóvenes son precarios. En su mayoría son dados por el personalismo a una figura específica a cuál seguir. Esto hace imposible que un partido conozca cuáles de las reivindicaciones que se hacen en la calle son realizadas por personas que los siguen. El paro les está poniendo una agenda que no tienen, que no trabajan”.

En momentos de tanta videoconferencia y de tantos influencers, los políticos se han dedicado a aflorar indignaciones, a buscar el oportunismo que a entregar a sus seguidores información clara sobre las posturas“, dice Hernández.

Una crisis de larga data

Esta crisis de representación de los partidos no se gestó hace poco. Historiadores y politólogos coinciden en que la debacle empezó desde el establecimiento nacional y se agudizó, paradójicamente, con la Constitución de 1991. Antes del pacto, como explica Daniel Pecaut, los partidos tradicionales, más que representar intereses de clases o gremiales, eran unas especies de entidades culturales que congregaban distintos tipos de individuos. En esa época se decía que el color del partido político pasaba de generación en generación y que si uno nacía siendo liberal o conservador, moría siéndolo.

Cuando surgió el Frente Nacional, explica Jonathan Hartlyn en su clásico libro La política del régimen de coalición, esta identidad partidista se desvaneció. Al alternarse el poder en la presidencia y dividirse por mitades los puestos en las demás ramas del Estado, los votantes perdieron a la identidad con el liberalismo y el conservatismo. Por su parte, los políticos de ambas colectividades se dedicaron a fortalecer sus maquinarias electorales en las relaciones para mantener su representatividad en el congreso y en el Gobierno nacional. Así los partidos se convirtieron en máquinas electorales en donde poco o nada importaba la representación popular.

Lea también: La ira de Uribe y Vargas Lleras por el acuerdo de Buenaventura

La Constitución de 1991, al otorgar una mayor participación democrática a otros sectores sociales, aumentó la crisis de los partidos. Surgieron nuevos movimientos políticos que buscan representar distintos intereses, pero rápidamente se convirtieron en maquinarias políticas y empezaron a hacer los mismo que hacían desde décadas anteriores los liberales y los conservadores. Entretanto, las reivindicaciones sociales comenzaron a ser tratadas por otros mecanismos. Llama la atención que en los últimos 30 años los mayores avances sociales no hayan sido hechos por los partidos políticos, sino por medio de la tutela y de la Corte Constitucional.

Así las cosas, la crisis de representatividad política actual es el culmen de un proceso histórico. Ahora la pregunta que queda en el aire es la siguiente: ¿Les importa a los partidos esa crisis? ¿O se sienten cómodos con esos mecanismos clientelistas que han desarrollado para mantener su representatividad en el Congreso y en el Gobierno nacional?

Es el momento electoral para que los partidos políticos recuperen el rol democrático que tienen, escuchar ese clamor y malestar que día a día va aumentando y convertirlo en propuestas que solucionen las problemáticas históricamente no resueltas. También es un camino para crear nuevos partidos o movimientos políticos. Sin partidos, la lucha por movilizar temas hacía la agenda pública es más lenta, costosa y poco efectiva.

Sobre esto, Cardona señala: “Ahora vemos que algunos partidos están intentando entender lo que pasa en las calles en una situación que los sobrepasó, y que otros buscan votos como pescador en río revuelto; los unos han optado por ratificarse como partidos institucionales (en vez de partidos de masas) y los otros simplemente brillan por su ausencia, en un rol pasivo que raya en la desidia”.

Pero todos se parecen en una cosa: hoy son simples espectadores y no actores de primera línea en los que se pueda encontrar una salida a la crisis”.

Cerca de completar un mes de paro nacional, el balance por donde se vea es desalentador. Y mientras las instituciones democráticas como los partidos políticos no reivindiquen como propias las reclamaciones de los transportadores, los estudiantes, los docentes, las centrales obreras, los pueblos indígenas, los sectores productores, entre muchos otros, el proceso de diálogo y concertación va a ser más difícil y lento.

El llamado a los partidos es para que revisen sus agendas y desde cada una de sus propuestas no esperen hasta las próximas elecciones, sino que, desde ya, acompañen a la sociedad como sus verdaderos representantes.

Foto: Anadolu-Juancho Torres

Read More

Fracaso del fútbol colombiano en Libertadores, otra crisis en medio de la crisis

Ninguno de los cuatro clubes de Colombia en la competencia pasó a octavos. En algunos partidos los protagonistas no fueron los goles sino los estallidos durante las protestas.

El fracaso de los equipos colombianos en torneos internacionales quedó certificado con la derrota de Atlético Nacional frente a la Universidad Católica de Chile 0-2, resultado que puso al equipo paisa como último del grupo F de la Copa Libertadores, con solo cinco puntos.

Ninguno de los clubes del país pudo pasar a los octavos de final de la Libertadores. Aunque América de Cali y Junior de Barranquilla quedaron terceros en sus grupos y garantizaron un cupo a los octavos de Copa Sudamericana, y pese a que la Dimayor lo presentó como un logro, lo cierto es que los hinchas quedaron inconformes con el desempeño de sus equipos.

Por ejemplo, América perdió en la última fecha con Cerro Porteño y quedó solo con cuatro puntos, pero la victoria de Atlético Mineiro frente a Deportivo La Guaira fue la que le dio el empujón para meterse a Sudamericana.

El mal desempeño de los equipos parecería ser un reflejo o una consecuencia del complejo momento que vive el país.

Lea también: Alcaldía de Barranquilla se rehúsa a detener el fútbol pese a las protestas

Fracaso en Sudamericana

Deportes Tolima perdió el martes pasado con el Red Bull Bragantino, de Brasil, y quedó último de su grupo en la Copa Sudamericana, con solo tres puntos. La Equidad, que se enfrenta este jueves con Gremio, no tiene opciones de clasificar a los octavos de final.

Jugar en medio de las protestas

La Conmebol fue enfática en advertir que no suspendería los partidos de Copa Libertadores programados en Colombia durante las protestas. Por esa razón, y ante la negativa de la Alcaldía de Bogotá de prestar los estadios de Techo y El Campín, Santa Fe tuvo que jugar de ‘local’ en Asunción (Paraguay) contra River Plate el pasado 6 de mayo.

Lo mismo le sucedió a Atlético Nacional, que también fue ‘local’ en Paraguay.

Pero la situación más crítica se presentó en Barranquilla, donde su alcalde, Jaime Pumarejo, insistió en que el partido Junior-River Plate tendría que jugarse sí o sí. Lo que sucedió es por todos conocido: los gases lacrimógenos llegaron al estadio Romelio Martínez y los estallidos se escucharon durante la transmisión. El titular de Canal 5 Noticias de Argentina le dio la vuelta al mundo: “Adentro juega River, afuera la disparan a la gente”.

Pumarejo, aliado político de la familia Char, propietaria del Junior, también autorizó el partido América-Atlético Mineiro en Barranquilla, con un resultado similar: protestas, gases lacrimógenos y estallidos fuera del estadio.

Lea también: Jaime Pumarejo, jugado con los Char y de espaldas a la tribuna

En Pereira, donde jugaron Atlético Nacional y Nacional de Uruguay, hubo protestas antes del partido y los jugadores charrúas casi no pueden salir del hotel donde se concentraban. Además, cuando los dos clubes estaban sorteando el saque inicial, el capitán del equipo uruguayo, Gonzalo Bergessio, le pidió empatía a su par colombiano.

Finalmente, los equipos colombianos no pudieron jugar en el país en los partidos locales. Santa Fe y Junior cerraron su participación en Copa Libertadores en Ambato, Ecuador y Deportes Tolima jugó su última fecha de Sudamericana en San Cristóbal, Venezuela, donde también será ‘local’ La Equidad.

El fracaso de la Copa América

Sin importar las manifestaciones, el gobierno de Iván Duque estaba empecinado en organizar la Copa América. Ernesto Lucena, ministro del Deporte, reiteró varias veces que el torneo serviría para unir al país en tiempos de crisis, una afirmación que rechazaban incluso los hinchas, quienes consideraban que la copa sería usada como una cortina de humo.

En contexto: Adiós a la Copa América, Conmebol le quita el torneo a Colombia

La insistencia en autorizar partidos de Libertadores en Barranquilla parecía tener el propósito de demostrar que la casa de la Selección Colombia sí estaba en condiciones de recibir la Copa América. Sin embargo, los disturbios fuera del estadio Romelio Martínez demostraron lo contrario.

El gobierno de Duque recurrió a un plan B y pidió aplazar el torneo para noviembre. La Conmebol, finalmente, rechazó la solicitud y descartó a Colombia como sede de la Copa América. El ministro del Deporte, al respecto, reconoció que la crisis política del país influyó en la decisión: “Estuvimos hablando con Conmebol. Ellos se quedaron muy preocupados por los partidos en Barranquilla, por el de Pereira”, dijo Lucena a Blu Radio el pasado 21 de mayo.

El fiasco de Santa Fe

Sin duda, la vergüenza más grande para un club colombiano desde el 8-0 de Real Madrid a Millonarios de 2012. El pasado 19 de mayo, Santa Fe viajó al estadio Monumental para enfrentar a un River Plate que sufría 20 bajas por covid-19, razón por la que Marcelo Gallardo, entrenador del equipo argentino, tuvo que alinear una nómina alterna con el volante Enzo Pérez como arquero y sin posibilidad de hacer cambios. El equipo cardenal perdió 2-1.

Por si fuera poco, en la última fecha, Santa Fe le dio una ‘ayudita’ a River: empató con Junior y ese resultado le sirvió al equipo argentino para quedar segundo en la tabla, con nueve puntos, pese a la derrota con Fluminense. Además, el partido entre los dos equipos colombianos, jugado en Ecuador, terminó en pelea.

Read More

Paramilitares y «paralíneas»

La manera como el paro se dilata y robustece es algo que nadie esperaba y apenas empezamos a dimensionar. ¿Quiénes son los que realmente están chocando en las calles y barricadas?

Los grupos armados que chocan en Cali pueden alinearse en dos bandos: de un lado están la Policía, los paramilitares y una tercera facción que podemos llamar los «pistoleros de bien». Los paramilitares cumplen a cabalidad su papel: hacer un trabajo más sucio que el de la Policía sin comprometer a la institución. Bueno, a veces la comprometen, como sucedió la tarde del 6 de mayo, cuando un grupo de hombres armados irrumpió en la zona de la Portada al Mar (oeste de Cali) y disparó sobre los manifestantes. Como vestían de civil y descendieron de un camión de la Policía, podemos llamarlos paramilitares, con todas sus letras, y evitar la gaseosa expresión «presuntos paramilitares».

Nota: la Portada al Mar es un punto clave: por allí se mueve buena parte del comercio del país y del abastecimiento de Cali, y marca el límite (el abismo) entre los exclusivos barrios del oeste de la ciudad y los barrios de ladera de la ciudad.

Lea más en opinión: Bloqueos

Los pistoleros de bien

Los «pistoleros de bien» hicieron sus primeros tiros muy temprano, las noches del 29 y 30 de abril, desde las ventanas de los pisos altos de los confortables edificios de la zona. Su performance más ruidoso tuvo lugar en el sur, en la rotonda de entrada al barrio Ciudad Jardín (carrera 105 con calle 18) el 9 de mayo. Fueron virales los videos de una camioneta arrollando a un indígena de manera premeditada y el de un señor de camiseta blanca que dispara por encima del hombro de un policía). A esta facción la llamo «pistoleros de bien» porque habitan en barrios de estrato 6 del sur, y sobre todo porque el grueso de la gente de bien de la zona no ha repudiado el infame safari de ese domingo. Pero quizá lo más deplorable vino después: ni las autoridades civiles, ni la Policía, ni la Fiscalía censuraron los actos de los pistoleros, y hoy, corridas ya dos semanas largas, todos siguen guardando un silencio que más parece una larga ovación a los pistoleros.

Existe otra versión: los pistoleros se estaban defendiendo del ataque de los indígenas. El problema es que las cifras no cuadran: saldo final de ese domingo macabro, indígenas heridos: 8, mestizos heridos: 0.

Lea más en opinión: El casco de la empatía

Las líneas

En el lado de los «rebeldes» hay por lo menos tres facciones ofensivas: está la línea 2, que es la encargada de lanzar piedras y explosivos caseros a la Policía, y recoger y relanzar bombas lacrimógenas. Están los vándalos, cuyo trabajo complica la ecuación: es verdad que colabora con la línea 2, porque distrae la atención de la Policía, pero también desvirtúa la legalidad del paro y lo vuelve antipático en un amplio sector de la sociedad. En defensa de los manifestantes pacíficos, entre estos muchos de los jóvenes de las «líneas», debemos recordar que el control del vandalismo es asunto de la Policía, no de los manifestantes, y que hay momentos en que la línea 5 colabora con la Policía para evitar que las marchas sean infiltradas por los vándalos.

Para nadie es un misterio que también hay vandalismo oficial: policías encubiertos que quiebran cristales, pintan grafitis, disparan armas de fuego y hasta queman sus propias motos policiales. Obviamente, es imposible separar con claridad las obras del manifestante pacífico, de las «líneas» organizadas y pacíficas, del vandalismo oficial y del vandalismo particular.

Como si fuera poco, está entrando un tercer actor en las filas rebeldes: las «oficinas» de cobro y del microtráfico. Como entre los manifestantes hay jóvenes que trabajan para estas «oficinas» (porque allí hay de todo, como en el Congreso) y los capos están preocupados porque la Policía les está matando sus jíbaros y sus cobradores, entraron al paro para defender a los jóvenes de las «líneas». ¡Esto puede escalar la confrontación hasta niveles de vértigo!

Todo esto configura, sobra decirlo, un cuadro muy inflamable. Si ya la desigualdad social y la falta de oportunidades configuraban la bomba de tiempo que muchos analistas habían advertido, la entrada de estos nuevos actores, y los sentimientos clasistas, racistas y aporofóbicos que están aflorando multiplican por mil la complejidad de la ecuación social que vive Cali. Es muy probable que situaciones semejantes se estén reproduciendo en otras ciudades del país. 

 ¿Qué hacer? Nadie lo sabe. La manera como el paro se dilata y robustece es algo que no se esperaba y apenas empezamos a dimensionar. Solo antier (escribo esto el 27 de mayo) Claudia López pidió perdón a los manifestantes por haber confundido el estallido social con un vulgar desmadre vandálico.

La primera tarea es entender lo que ha sucedido en las últimas cuatro semanas, hablar con los actores (líderes gremiales, jóvenes de las líneas, estudiantes, artistas activistas, policías, veedores de derechos humanos, periodistas) y reflexionar sobre el asunto.

De manera paralela habrá que negociar el espinoso asunto de los bloqueos, la más gruesa de las líneas rojas de los diálogos.

Read More

La preocupante desaceleración del tren minero del carbón

Alianza Diario Criterio y 360-grados.co

El cese de operaciones de la poderosa multinacional ha dejado a cientos de personas sin empleo, y junto al covid y la caída de las exportaciones de este mineral, tiene a la gran minería de este departamento en una profunda crisis. La bonanza, en vez de sembrarse, terminó por despilfarrarse y promover la corrupción.

Desde marzo de 2019,  el enclave minero del departamento de Cesar empezó a sentir, poco a poco, los efectos inquietantes de una enfermedad silenciosa. Varias minas, entre ellas las de las gigantes multinacionales Prodeco, CNR, y Drummond, entre otras, comenzaron a sacar menos carbón en las poblaciones de Agustín Codazzi, Chiriguaná, El Paso, Becerril y La Jagua.

Estadísticas de la Cámara de Comercio de Valledupar muestran que la economía de la zona ya sentía el frenazo de la producción carbonera, que aporta casi la mitad del PIB de la región, estimado en unos 21 billones de pesos para 2019.  La situación se agravaría un año después, en marzo de 2020, cuando el país adoptó cuarentenas obligatorias para contener la pandemia del covid-19. Eso llevó a que varias alcaldías y la ciudadanía del corredor minero del Cesar pidieran suspender la explotación carbonífera para frenar los contagios.

Puede leer: El peligroso rearme del paramilitarismo en Córdoba

De ese modo, el covid le dio el puntillazo a un sector que ya venía en crisis por la caída de los precios internacionales y porque varios países industrializados decidieron reconvertirse a energías limpias. Así, según la Agencia Nacional de Minería, en 2020 las minas produjeron 17 millones de toneladas menos que el año anterior, lo que impactó directamente a los municipios mineros que dejaron de recibir, por lo menos, un 38 por ciento de ingresos por regalías.

De los cerca de 19,6 millones de toneladas de carbón que se produjeron en 2019 en Colombia, el 64 por ciento se extrajo del Cesar.

En realidad el covid, explica el experto Fernando Herrera Araújo, director del Centro de Estudios Socioeconómicos y Regionales (Cesore), aceleró un proceso que muchos temían, pero para el que pocos se prepararon: el fin del boom del carbón en Cesar.

La mala hora del carbón en el Cesar
Desde 2019, el volumen de producción y exportaciones de carbón en el Cesar empezó a reducirse. La pandemia fue otro puntillazo. Foto: Prodeco

A finales de 2020 y ante la crisis, Prodeco solicitó al Gobierno permitirle devolverle las licencias. Aunque la Agencia Nacional Minera le negó esta solicitud, en la práctica la empresa ya había empezado a desmontar su negocio tras suspender la producción y, con ella, a miles de trabajadores. Al fin y al cabo esa empresa, con sus cinco títulos mineros en La Jagua de Ibirico, anualmente exportaba el 16 por ciento de lo producido en el país. 

Desde marzo de 2020 dejaron de producir, excepto en septiembre, cuando sacaron 8.000 toneladas y gestionaron un carbón expuesto, que se encontraba en la mina de Calenturitas para evitar peligros de auto combustión por orden de la ANM, para evitar riesgos”, confirma una fuente de la Agencia. Esta empresa posee además la Sociedad Portuaria Puerto Nuevo S.A., un 40 por ciento de Ferrocarriles del Norte de Colombia (Fenoco) y es accionista del Cerrejón.

Al igual que Prodeco, otras empresas también podrían irse de la región, lo que preocupa a comerciantes, autoridades civiles, líderes y expertos. Todos lamentan cómo se desaprovechó otra bonanza, rememorando la del algodón de los años setenta, por lo que no quedó sembrado en este departamento otro tipo de economías productivas. “Lo grave no es tanto que la empresa se haya ido”, dice el alcalde de La Jagua, Ovelio Jiménez, “sino toda la cadena que depende del carbón”.

Recomendado: El paro está quebrando la economía del suroccidente de Colombia

Solo en el corredor minero unas 1.503 empresas, entre hoteles, restaurantes y comercios, se beneficiaban del flujo de dinero que mensualmente movían Prodeco y sus empleados. La directora del Observatorio Socioeconómico de la Cámara de Comercio de Valledupar, Diana Mejía, vaticina que, de materializarse la salida de esta empresa, por lo menos un 46 por ciento de estos establecimientos cerraría definitivamente.

Esto muestra otra dimensión del problema: a pesar de que desde hace años esas empresas venían dando señales de irse algún día, autoridades y políticos no construyeron un plan para contener los efectos del fin del boom.

Esto se refleja en lo que hoy padecen los hoteleros de La Loma, un pequeño corregimiento de El Paso, en el epicentro de la explotación minera. En su momento llegó a tener más habitantes que la cabecera municipal. Hoy, cientos de camas permanecen vacías.  “La salida de Prodeco nos ha dado más duro que la pandemia. Duele decirlo por los muertos, que tocan los sentimientos, pero lo de la empresa le pega directamente a la economía y pone a la gente en la calle sin saber qué hacer”, cuenta el presidente de la Asociación de Hoteleros de La Loma, John Jairo Chocó.

La mala hora del carbón en el Cesar
A lo largo del corredor carbonífero hay cientos de casas, hoteles y comercios que dependen del carbón.

Décadas de despilfarro y corrupción

La soledad de esos establecimientos revelan décadas perdidas de despilfarro, malas inversiones y corrupción. Los cinco municipios del corredor minero recibieron durante ocho años, entre 2004 y 2012, 717.000 millones de pesos, una danza de los millones que terminó cuando el reparto de las regalías carboneras quedó modificado en 2013. En ese mismo período, solo la Gobernación de Cesar recibió 1,14 billones de pesos de regalías. 

Dos ejemplos muestran la dimensión del despilfarro: Las alcaldías de El Paso decidieron usar los dineros de las regalías en construir obras suntuarias, pero hoy su gente no tiene acueducto. En Becerril, uno de sus alcaldes construyó una plaza de conciertos para 60.000 personas donde no viven ni 17.000. “Al priorizar el uso de las regalías nunca buscaron mejorar la calidad de vida de sus habitantes”, se lamenta el experto Herrera.

Municipios como La Jagua vieron cómo, desde 1998, casi todos sus alcaldes fueron condenados por corrupción. Entre ellos están Ana Alicia Quiróz (1998-2000), Hernando Enrique Díaz (2001-2003), Osman Mojica (2004-2005) y Edinson Lima Daza. Este fue alcalde encargado en reemplazo de Mojica entre 2005 y 2006 y en cuatro meses firmó contratos irregulares por 36.000 millones de pesos.

En este municipio pululan los elefantes blancos. Uno de ellos, el Centro Recreacional Tucuy, un complejo de cuatro piscinas nunca terminadas, hoy acumula aguas empozadas. Para darle algún uso, la exalcaldesa Yarceli Restrepo reubicó allí a unos vendedores ambulantes de comida que invadían el espacio público en el centro del pueblo. 

Le puede interesar: El dilema de los campesinos bloqueados por el paro

Según la reglamentación de las regalías, los mandatarios locales debían invertir el 75 por ciento de sus recursos en salud, saneamiento básico, educación y agua potable. Pero la bonanza atrajo a corruptos e incluso a los paramilitares, que influyeron violentamente en la política local y se dedicaron a sacar “mordidas” de los presupuestos municipales.

En agua potable abundan los ejemplos de corrupción y malos manejos. En la región aún recuerdan al entonces gobernador Hernando Molina Araújo, condenado por parapolítica. Ese funcionario pignoró en su mandato el 12 por ciento de los recursos que recibían todos los municipios mineros. Lo hizo para ejecutar un programa para realizar los “diseños y garantizar la sostenibilidad” de los acueductos de la región. Pero nunca se ejecutó aunque motivó un crédito por 4,5 millones de dólares con la Corporación Andina de Fomento, que aun pagan los cesarenses.

También recuerdan los 97.000 millones de pesos “perdidos” de un Plan de Agua, supuestamente ejecutado entre 2002 y 2006 en todo el departamento, sin que hoy en día alguno de sus 25 municipios cuente con agua constante y de calidad.

La mala hora del carbón en el Cesar
Desde 1989 la mayoría de alcaldes de La Jagua han terminado presos o investigados por malos manejos de las regalías.

Las deudas pendientes

Hoy crecen varias preocupaciones con la salida de las empresas mineras y en particular de Prodeco. Aunque el Gobierno le negó la devolución de los títulos mineros, en la práctica esta empresa dejó de operar desde 2019. Pero sobre todo, dejó de tributar a estos municipios y a la región.

Lo cierto es que Prodeco, las administraciones locales, la gobernación y los sectores vivos se durmieron. No cumplieron su deber de armar en conjunto y por separado planes para amortiguar la salida de la empresa y evitar un colapso de unas poblaciones tan dependientes de la economía carbonera.

Según varios alcaldes y políticos consultados, ahora deben hacer una transición forzada en un territorio donde la empresa minera no dejó capacidad ni conocimiento instalado, ni los municipios ni los pobladores se prepararon para este golpe económico y social.

Los mandatarios de los municipios mineros coinciden en el fuerte golpe recibido en las finanzas y proyectos de desarrollo debido a la disminución de las regalías habituales, sobre las que habían proyectado sus presupuestos.   Por una parte el alcalde de Becerril, Raúl Machado Luna, calcula que, con la sola salida de Prodeco, pierden un 30 por ciento de su presupuesto: “Eso equivale a más de 10.000 millones de pesos por año”, dice. Con estos recursos el alcalde sostiene que hubiera podido hacer inversiones para “satisfacer necesidades de nuestro municipio y a la vez mejorar la calidad de vida y las oportunidades de trabajo directo e indirecto a nuestra gente”.

Por otra, el alcalde de El Paso, Andry Aragón, señala que presupuestalmente ya están sintiendo además el cierre de otra multinacional, CNR. “Si a eso le sumamos que Drummond casi no está sacando mineral, el impacto es grandísimo”, dice. El mandatario asegura que, por el cierre minero, su municipio ha dejado de recibir 4.000 millones de pesos de regalías en los dos últimos años.

Lea también: Mientras Sinovac ya cumplió su contrato con Colombia, no hay noticias de Moderna ni Janssen

En la reconversión del empleo también hay grandes dificultades. Por un lado, la zona y la mayoría de sus gentes se acostumbraron a trabajar al servicio de hospedajes y restaurantes, entre otros, sin que hubieran aprovechado la bonanza carbonera para generar nuevas industrias y emprendimientos.  Y lo que ha hecho la empresa en temas de inversión social y compensaciones no alcanza a cubrir a toda la población.  Algunos cuestionan por ejemplo que haya dificultades en uno de los pocos programas ejecutados por el Centro de Emprendimiento y Empleabilidad, Cemprende.

Uno de ellos tiene que ver con un proyecto agroempresarial en 122 hectáreas, que en teoría debería beneficiar a 150 familias de La Jagua de Ibirico, Becerril y El Paso, en el que sembraron marañón, mango, patilla y yuca.  Según la presidenta de la Asociación de Productores de El Paso, Asopropaso, Glennis Castillejo, el proyecto no ha generado los beneficios anunciados y por el contrario le ven un futuro gris.  “Ellos sabían que no iba a tener resultados favorables y sentimos que hemos perdido nuestro tiempo y nos han utilizado, ¿Quizás para justificar qué?”, se pregunta la líder campesina.

Carlos Romero, funcionario de Prodeco, lidera el proyecto, operado por la Corporación Colombia Internacional. Él difiere de la opinión de Castillejo y dice que este es un piloto que la compañía quiso realizar y no está sujeto a ninguna “obligación legal o contractual”.  “Se está realizando en predios de Prodeco y se reiniciará a partir de junio hasta lograr su objetivo principal”, puntualizó. Según la empresa, el proyecto pretende generar empleo en el sector. Pero no genera capacidades adicionales pues quienes deseen participar solo pasarán de mineros a jornaleros.

Ahora los pobladores enfrentan el gran problema de reinventarse para hacer frente a la salida de la empresa. Pero solo les queda la opción de volver a un campo sin agua y con suelos desertificados, como ratifica Fernando Herrera.

El hueco que queda

Ahora que los habitantes tienen que ver cómo rebuscarse su futuro en el campo, varios ambientalistas advierten que las empresas no se pueden ir del territorio sin reparar los daños causados por la explotación minera.  Sostienen que Prodeco no puede salir de la región sin resolver problemas acumulados como el del medio ambiente. Y que tiene que cumplir un compromiso establecido en los Planes de Manejo Ambiental Unificado, como lo estipula su licencia minera.

Para Sandra Vilardy, profesora de la Universidad de los Andes, “en la zona minera hay afectación grave en la regulación del agua y en la fertilización de los suelos, los pasivos ambientales de esta actividad están ligados a la cuenca media del río Cesar. Allí se afectó la producción agrícola como por ejemplo en el cultivo de plátano en San Roque, Curumaní”, puntualizó la experta.  Sin embargo, aclara que no se le puede echar toda la culpa del deterioro del medio ambiente del departamento de Cesar a la actividad minera. Señala que esta zona ha acumulado también un pasivo ambiental por cuenta del cultivo de algodón y la ganadería.

La mala hora del carbón en el Cesar
Uno de los grandes problemas que deja la minería es en lo ambiental y social.

Cabe recordar que la empresa Prodeco, en 2009, le solicitó al Ministerio de Ambiente permiso para desviar los ríos Calenturitas, Tucuy, Maracas y el arroyo Caimancito en 2011, lo que le permitió ampliar la mina Calenturitas. En una auditoría de la Contraloría, en 2018, esta entidad señaló que el aumento de las áreas de influencia y explotación estaban afectando la salud de la gente e impactando varios ecosistemas, en especial en el río Calenturitas. 

Para Misael Liz, un activista que se ha hecho parte en los procesos que se adelantan ante la ANLA, el desvío de este río no ha sido compensado.  “El daño ambiental ha sido mayúsculo e irreparable, la desviación del río afectó agentes ícticos, bióticos, fauna, flora porque las grandes paredes de concreto obstaculizaron la frontera de migración de los peces hacia la Serranía del Perijá e impiden la movilidad para llegar a su punto de desove”, relata.  Para este líder no solo se ha presentado un impacto ambiental: “También en los usos y costumbres de los ancestros, indígenas y campesinos, quienes perdieron la pesca de subsistencia en esos ríos. Los ríos Tucuy, Maracas y Caño Santa Cruz (entre otros), alimentan al Calenturitas”, agrega. 

Pocos, como este líder, se atreven a decir que Prodeco “le miente al Estado colombiano y a la comunidad, pues  el compromiso era que al terminar la operación devolverían el río a su cauce original”. También afirma que, con la salida soterrada de la región, la empresa además incumple el protocolo de cierre de la mina, “pues no han acompañado al pueblo en la reconversión económica, el cambio a la vocación minera nos dejó dependientes de una única actividad. Hoy más que nunca necesitamos volver a las raíces agropecuarias para garantizar la sostenibilidad y la seguridad alimentaria”, concluye. 

Este será sin duda el mayor reto del corredor minero del departamento de Cesar. Muchos van a intentar retornar al campo, pero se van a encontrar con que no cuentan con fuentes hídricas y sí con suelos desertificados: ese es el tercer departamento con la mayor área en esas condiciones. Se trata de “dos aspectos que limitan que la agricultura sea la redención”, concluye el experto.

A lo largo de este trabajo le enviamos varios cuestionarios a la empresa Prodeco pero declinaron hacer comentarios.

Próxima entrega: Boquerón, un caserío blanqueado por la crisis del carbón en el Cesar

Con reportería de Luis Barreto, Luis Martínez y Priscila Zúñiga

Read More

Las cuatro etapas decisivas y nada fáciles que le quedan a Egan Bernal

Al Giro de Italia le restan tres duras jornadas de montaña y una contrarreloj. Pese al optimismo en Colombia, nadie puede cantar victoria.

Egan Bernal no es de cargar presiones. Pero en Colombia se las quieren echar al hombro.

Después de ganar la etapa 16 en Cortina d’Ampezzo, una de las etapas más duras del Giro de Italia, y eso que fue recortada por el invierno, muchos dan por hecho que el colombiano ya ganó esta carrera.

Puede leer: Egan Bernal hace ‘polvo’ a Evenepoel en el Giro de Italia

Y mucho más si ese mito inconcluso, su supuesta amenaza y rival, Remco Evenepoel, está a 25 minutos de diferencia. Ayudan a aumentar las voces de victoria las diferencias sobre un inesperado Damiano Caruso (2’ 24’’) y sobre Carthy, Vlasov y Yates, todos a más de tres minutos.

Cierto. El presente dice que Egan Bernal, campeón del Tour 2019, es indiscutiblemente el mejor del Giro de Italia de este año. Un líder que ataca y no que espera. Un líder que cierra cualquier intención del rival. Un líder que tiene a un equipo afinado y sin error alguno.

Aunque lo mejor es saber que Bernal, al parecer, superó un viejo dolor de espalda que hizo dramático su 2020. ¿Lo recuerdan con esa cara de sufrimiento viendo como los eslovenos, Roglic y Pogacar, lo doblaban en el Grand Colombier?

Este Bernal, incluso, está mejor que cuando ganó el Tour de Francia. Nadie discute su liderazgo dentro del Ineos, con cada etapa que transcurre parece engrandecerse más.

Sus contrincantes parecen entender que suicidarse es querer atacarlo.

Podríamos incluir más argumentos para indicar que Egan Bernal no tiene pierde, que de aquí hay el domingo aumentará más las ventaja sobre sus rivales, que hará que todo parezca transición.

Puede leer: Egan Bernal, imparable en el Zoncolan y les aumentó la ventaja a sus rivales

Pero en el ciclismo los rivales no solo van en bicicleta. El clima ataca sin tregua; las caídas, como las enfermedades o los desfallecimientos, no avisan.

Y al Giro le quedan cinco etapas en las que en cualquiera de ellos puede aparecer. El destino es cruel cuando se celebra antes de tiempo.

Este miércoles, por ejemplo, en los últimos 50 kilómetros de la etapa habrá dos premios de cuidado, propios para ataques largos.

ETAPA 17

La última subida es de 11 kilómetros, todos cercanos al 10 por ciento de inclinación. Complejos en una etapa de tercera semana y, más aún, tras un día de descanso, que suele ser enigmático: a veces ayuda, a veces perjudica.

El jueves, si no hay un equipo que quiera sorprender e intentar una jornada heroica, será una etapa tranquila, para escapados o esprinters. Todos querrán cuidarse para lo que viene…

El viernes solo habrá un gran puerto, pero cuando las piernas ya tienen tantos kilómetros recorridos, puede parecer la peor de las paredes.

ETAPA 19

Las inclinaciones al Alpe de Mera pueden llegar al 12 por ciento, en un recorrido con bastantes curvas.

Y la etapa del sábado seguramente dictaminará quién será el campeón del Giro. Cualquier ciclista que llegue con un minuto, o algo más, a la contrarreloj del domingo difícilmente perderá la camiseta.

ETAPA 20

De los favoritos al título, ninguno es Roglic, Pogacar o Evenepoel, auténticos voladores en las pruebas a contrarreloj. En este Giro Hablamos de ciclistas muy parejos en esta clase de competencias.

El sábado, si el clima lo permite, tendrá tres puertos de primera categoría que van encadenados, que no dan tiempo de reaccionar si hay un desfallecimiento.

Su último puerto, donde está la línea de meta, tiene 7 kilómetros muy duros con un promedio de inclinación del 10 por ciento.

La última etapa, la de cerrar el domingo, es una contrarreloj plana de 30 kilómetros por Milán, sobre la que se calculó que Egan debería llegar con mas de 2 minutos de ventaja sobre Evenepoel. No fue necesario.

ETAPA 21

Con estos trayectos, sobre nadie, ni con un Egan Bernal así de pletórico, puede decirse hoy martes que ya ganó.

Read More

“Me manosearon hasta el alma”: Alison Salazar Miranda, antes de morir

La adolescente se suicidó al día siguiente de ser detenida por el Esmad. Antes de quitarse la vida, la joven dejó un mensaje en su cuenta de Facebook.

La historia de Alison Salazar Miranda es dolorosa e indignante por donde se le mire. Si bien en redes sociales circula un coctel explosivo que mezcla verdades con mentiras, lo único cierto es que la joven de apenas 17 años de edad, hija de un intendente de la Policía, está muerta.

Lea también: Daniela Soto Pito, la filósofa de los nasa que se debate entre la vida y la muerte

El reporte oficial habla de suicidio, mientras que en las calles de Popayán y redes sociales se grita a todo pulmón que la asesinaron, tal como lo replicó el senador y líder indígena Feliciano Valencia, en su cuenta de Twitter.

¿Cómo pueden existir dos versiones tan contradictorias?

La detención de Alison se produjo el pasado 12 de mayo a las 8:57 de la noche, en medio de protestas y desmanes que se presentaron en el barrio La Esmeralda de Popayán. Justo en ese sitio se hallaba Kevin Acosta, periodista que transmitió en vivo las manifestaciones a través de una plataforma de comunicación llamada Red Alterna.

Cuando Kevin llegó al sitio exacto donde estaba Alison, ya los uniformados del Esmad y algunos patrulleros de la policía la habían detenido: “Alcancé a ver que ella estaba sentada en el andén. Luego llega un policía y le dice que se pare. En ese instante llega otro agente que le propina a la joven un golpe en el abdomen, que no se alcanza a ver muy bien en el video. A partir de ahí comienza el forcejeo y ella les decía que era menor de edad, que la soltaran, que no hizo nada”, recordó el reportero consultado por Diario Criterio.

Lea también: La incertidumbre por los desaparecidos en el paro nacional. Aún no hay una lista oficial

En las imágenes que grabó en vivo y en directo el joven Acosta se observa que los uniformados la llevaban por la fuerza, sujetada de pies y brazos, sin esposar, hacia la sede de la Unidad de Reacción Inmediata (URI) de la Fiscalía, ubicada a pocas cuadras en el sector de Chirimía. “A ese lugar estaban llevando a todos los detenidos”, explicó el periodista.

También se escucha cómo la joven Alison les reclamaba porque le estaban bajando el pantalón en el forcejeo y por su celular. De acuerdo con la bitácora de las autoridades, la menor de edad fue entregada a su abuela a las 10:51 de esa misma noche.

Lea también: ¿Qué está pasando con los cientos de desaparecidos reportados en el paro nacional?

Sin embargo, al día siguiente en Popayán circuló rápidamente la noticia del suicidio de la adolescente y, en medio de la marea de información y desinformación, a través de redes sociales señalaron al Esmad como responsable de su muerte.

Al respecto, el propio general Ricardo Alarcón, comandante de la Regional Cuatro de la Policía en todo el suroccidente colombiano, publicó un video en las redes sociales de la institución para desmentir versiones falsas sobre el hecho: “Ante la noticia que viene siendo publicada en diferentes medios, especialmente por redes sociales, en la que se afirma la posible violación y muerte de una adolescente en unas instalaciones policiales, la Policía Nacional se permite afirmar de manera categórica que es una noticia, aparte de falsa, vil y ruin”.

En efecto, Alison nunca estuvo detenida en las instalaciones de la Policía, sino en las de la URI. Su muerte se produjo al día siguiente, en su casa ubicada en el barrio El Uvo.

Lo que sí será materia de investigación es la denuncia que hizo la propia víctima, a través de su perfil de Facebook, sobre una posible agresión sexual por parte de los cuatro uniformados del Esmad que la detuvieron y por la fuerza la llevaron hasta la URI, tal como se ve en los videos.

“¿Les tocó coger me (sic) entre 4 no Hijueputas? Yo soy a la que cogieron, en ningún momento me ven tirando piedras, no iba con ellos, me dirigía hacia la casa de un amigo que me dejaría quedar en su casa, cuando menos pensé estaban encima, ni siquiera corrí porque era peor, lo único que hice fue esconderme detrás de un muro, y solo porque estaba grabando me cogieron, en medio de eso me bajaron el pantalón y me manosearon hasta el alma, en el video queda claro que yo les digo que me suelten porque me estaban “desnuando” (sic) quitando el pantalón”.

“Pero casi les da un mal cuando me revisaron los documentos y se dieron cuenta que soy hija de un policía, apoyo totalmente el paro y las manifestaciones, pero ayer NO ESTABA CON LOS DE LAS MARCHAS”, escribió en el muro de su perfil de Facebook.

De hecho, Casa Mujer, un colectivo feminista que trabaja hace más de tres décadas por los derechos humanos de las mujeres, se puso al frente de este caso y exigió a las autoridades investigar, con enfoque de género, la presunta agresión sexual y sancionar a los responsables.

Reformar la Policía

Alison podría convertirse en el combustible que avive la llama de indignación que crece como espuma contra la fuerza pública y sus presuntos abusos desde el 28 de abril, día en que se iniciaron las protestas. Para más señas, hoy el país amaneció con una propuesta de reformar a la policía, liderada por el expresidente César Gaviria.

Si bien hasta la publicación de esta nota no había una prueba contundente que relacione la muerte de Alison con el Esmad, lo cierto es que el mensaje que publicó en su perfil de Facebook deja entrever que para la adolescente el episodio de su detención, y la forma como procedieron los uniformados, fue humillante y abusiva.

Por eso, hay quienes hilan muy delgado y se aventuran a sentenciar que el mensaje que publicó en realidad es una carta suicida y, por tanto, no dudan que las presuntas agresiones de las que fue víctima por parte del Esmad la llevaron a terminar con su vida.

No obstante, Lizeth Montero, abogada que representa a la familia de la víctima en el proceso, se concentra en algo más revelador que se aleja de esa hipótesis: “El mensaje es una clara denuncia sobre una agresión sexual y decir que es una nota suicida es una especulación”, enfatizó la abogada, tres aclarar que no darán detalles sobre la manera como la joven aparentemente se quitó la vida, por respeto a ella y su familia.

En la actualidad, las autoridades se concentran en el dictamen de Medicina Legal que establecerá con certeza la causa de muerte de Alison y si tenía heridas previas en su cuerpo o señales de abuso sexual.

Mientras tanto, en las calles y especialmente en Popayán, la denuncia despertó tanta indignación y repudio que en redes sociales es tendencia. Solo esperemos que, en medio de tanta marea de desinformación, no se sacrifique la verdad de lo que en realidad pasó con la joven Alison Salazar Miranda.

Por su parte, el general Alarcón anunció que ordenó apartar de sus funciones a los cuatro agentes del Esmad involucrados en la detención de la adolescente para que se pongan a disposición de la Fiscalía, y se abrieron las respectivas investigaciones disciplinarias.

Read More

Las diez parábolas del arzobispo de Cali sobre el paro, el Gobierno y el país

Muy fiel a su estilo frentero, monseñor Darío Monsalve habló sobre el estallido social que padece Colombia tras 15 días de paro, con opiniones polémicas sobre los bloqueos de vías, los saqueos y el vandalismo.

Colombia y el mundo ya están acostumbrados a las explosivas declaraciones del arzobispo de Cali, Darío Monsalve, que se ha ganado fama de no tener pelos en la lengua y exponer sus duras posturas, sin medirse en diplomacias, en contra de los abusos e injusticias contra los desprotegidos.

De ahí que una de las voces más esperadas para hablar del paro nacional sea justamente la de monseñor Monsalve, y que llegan en medio del estallido social que vive la capital del Valle desde el pasado 28 de abril y deja decenas de muertos, miles de heridos, cientos de desaparecidos, pérdidas millonarias aún no cuantificadas y una ciudad desabastecida.

Lea también: La incertidumbre por los desaparecidos en el paro nacional. Aún no hay una lista oficial

Las declaraciones del arzobispo siempre sacuden al Gobierno y a la Iglesia. Su más reciente terremoto político lo causó al asegurar que el Gobierno Duque era tirano y genocida; o cuando criticó al Gobierno Santos por no preservar la vida del máximo jefe de las Farc, Alfonso Cano, abatido por el ejército el 4 de noviembre de 2011.

Pero detrás de esa cruda irreverencia hay un hombre de fe, generoso, misional y con amplia experiencia en el diálogo y la comunicación entre polos opuestos. Todo un gestor de paz.

En la mañana de este jueves 13 de mayo, rompió su silencio en La W radio durante 52 minutos y explicó que lo hizo porque en el fondo sentía que tenía muchas cosas para decir. Y las dijo. Algunas muy duras y controversiales, y otras con el tono conciliador que lo caracteriza. Aquí resumimos las diez ideas concretas de su discurso radial.

Lea también: ¿Qué está pasando con los cientos de desaparecidos reportados en el paro nacional?

1. Protesta y diálogo

El arzobispo no se opone a la protesta y mucho menos al diálogo, pero coincide con los propios manifestantes en que, antes de llegar a una concertación, es el Estado el que debe garantizar sus derechos.

“He sugerido dos consignas; una protesta sin armas y eso es toda una expresión, es volver las calles a la gente; y lo segundo, concertación con garantías. Eso significa un compromiso de inclusión inmediata, una anticipación de derechos no reconocidos a sectores de reclamantes, sobre todo en los puntos de bloqueo y una estrategia de conversación pronta, porque no son diálogos alargados, dilatados, sino de anticipar derechos, como es el deber del Estado, ya que mucha gente de los que están en las protestas no son sujetos de derechos. Para ello, pues lógicamente el esquema militar no ayuda, en la medida en que se disparan armas dentro de la ciudad”.

2. Indignación represada

Monseñor Monsalve cree que los actos de vandalismo y saqueos son una expresión de una actitud e indignación represada de los manifestantes.

“Hay una actitud represada en el alma de la gente que se ha expresado también con saqueos y vandalismo en algunos sectores (…). Todo este tema de destrucción es un simbolismo en relación con la carestía, con la opresión que siente la gente en términos económicos”.

3. Ejército y Policía como fuerzas disuasivas

Una de sus posturas polémicas, y que va en contravía de la mano dura que se proclama desde el uribismo y el mismo gobierno, tiene que ver con la idea de convertir al Ejército y Policía como fuerzas disuasivas de los ciudadanos que protestan.

“La verdad que es muy difícil (saber quién dispara) y yo estoy tratando solo de que no disparen, porque aparece gente disparando por todos los lados, se han movido por toda la ciudad como ´pedro por su casa´, se han identificado carros de alta gama, blindados, a veces escoltados aparentemente por la policía, o realmente, se ha confundido los carros de la policía con hombres armados que bajan y disparan, se han encontrado implementos, bueno ha habido de todo”.

El tema es lograr que no disparen y he propuesto que el Ejército y la Policía sean fuerzas disuasivas”.

Le he dicho al general Hoover Penilla (subdirector de la policía) que hay que reconciliar a la policía con la ciudadanía, porque las imágenes de lo de Bogotá en épocas anteriores, meses anteriores y lo de ahora en Cali, para no hablar sino de esas dos grandes ciudades, son realmente desalentadoras y desgastadoras; entonces necesitamos que la policía reorganice a sus unidades para proteger a quienes también hay que reconocer como sujetos de derecho a la vida”.

Lea también: La historia de los migrantes africanos y haitianos atrapados en Pitalito por el paro

4. Desarmar a la policía y a los civiles

El jerarca de la Iglesia católica en Cali fue más allá al pedir que la policía debe acompañar los bloqueos, pero desarmados, y criticó el rearme de la población civil.

“Que en cada punto de bloqueo haya una unidad de policía con radios o lo que sea, pero sin armas de fuego, pero debidamente coordinados y que en la ciudad haya retenes por toda la malla vial del Ejército, como en otras épocas, pero fundamentalmente para que hagan requisas, detectar armas y sancionar a quien las lleve; hay que congelar el porte de armas, hay que congelar el uso de armas amparadas y de permisos“.

Yo siempre he dicho que esta es una ciudad con un arsenal por donde la mire; seguridad privada, particulares, gente con armas amparadas, pandillas urbanas, milicias, entorno geográfico de un policrómico inmenso, mar de gente en distintas cosas, que las disidencias, nombres interminables de mencionar y todos peleándose por los territorios, las rutas, de los ríos San Juan, Mira, Naya, que junto con el océano hoy por hoy forman la ruta más grande no solo para el tráfico de narcóticos, lavado de activos, sino de tráfico de armas, contrabando y trata de personas. Entonces hay unas economías ilegales muy fuertes, muy poderosas y van cooptando a todas estas organizaciones. El riesgo es que todo ese entorno se una con el arsenal urbano y se genere una situación irreversible estilo ciudades del oriente (Siria)”.

5. No satanizar el bloqueo

Para monseñor Monsalve, los bloqueos son una herramienta de protesta de los sectores excluidos y estigmatizados.

“Que no se satanice el bloqueo. El bloqueo es el único elemento que tuvieron estos sectores excluidos tradicionalmente en sus territorios y jóvenes barriales estigmatizados y degradados en su forma de vivir”.

A esos 50.000 jóvenes en Cali, no sé cuántos estarán en la protesta, tradicionalmente excluidos, pues hay que decirles ustedes: ‘también son un yo, un sujeto de derechos’. No les podemos decir ´yo amo a Cali´, no. Tenemos que decirles, al contrario, ´Cali me ama´; ellos tienen que sentir que ellos también son incluidos. Esta tarea de inclusión inmediata exige también que todos dejemos la confrontación y nos metamos también en una cooperación de salvamento colectivo (…) Sí a la protesta, no al bloqueo, pero no se dan cuenta que también esa gente que hace los bloqueos la está pasando muy mal, tienen víctimas, sus familias que eran sostenidas por tal muchacho, [que] está ahora desaparecido, encarcelado, o muerto, o herido, o fugándose. Cuando la gente está en una protesta es verdaderamente porque no tiene mínimos vitales. Si tú le dices a un muchacho ‘deje pasar comida’, pero a ese muchacho no le ofreces comida. (…) Siempre lo he dicho, si se meten a sacar los bloqueos a la brava, es darle el estartazo al arsenal que es Cali. (…) Eso es un punto de inflexión (los bloqueos) donde el instinto de conservación hay que convertirlo en instinto de cooperación, estamos en una emergencia ya o ya y es vida o muerte. El mecanismo de los bloqueos no es nuevo. Recuerden que Popayán estuvo bloqueado 45 días así en estas condiciones y sobrevivió; Buenaventura estuvo 23 días en el paro cívico en estas condiciones y sobrevivió”.

6. Militarizar fue un error

El arzobispo Darío Monsalve remarcó varias veces el error que significó militarizar las ciudades, especialmente Cali, y argumentó que el Gobierno tomó esa decisión por petición el poderoso sector económico.

“En Cali, por ejemplo, y esto lo digo con todo el cariño y respeto, los sectores fuertes económicos pidieron la intervención militar ante los destrozos del paro. El Gobierno acaba de justificar en esos destrozos la acción militar, se dio todo lo que se ha dado en Cali y que está por esclarecerse y establecer responsabilidades, incluida la del domingo con 10 o 12 indígenas heridos, algunos al borde de la muerte; esto los hizo sentir que los militares eran la solución, pero rápido en sus reuniones el sector económico de Cali entendió que no era por ahí, sino que era el camino de la concertación”.

7. Peticiones concretas

El arzobispo caleño adelantó lo que, según él, son las cuatro concesiones concretas iniciales que debe ofrecer el Gobierno a los manifestantes que lideran los bloqueos en las ciudades.

“Esta gente no está pidiendo el oro y el moro, ni está pidiendo hacer grandes revoluciones, sino que comencemos a abrir el camino de la inclusión inmediata y ese es el que estamos componiendo y yo los traduzco en tres (cuatro) puntos concretos: 1) Protección a la vida de esos reclamantes en los puntos de bloqueo. 2) Mínimos vitales para esos puntos de bloqueo. 3) Solidaridad con las víctimas de estos jóvenes y estos territorios, porque esta vez la protesta los protege a ellos, las familias y los vecinos están solidarizados con este tipo de jóvenes que antes del paro anterior eran solo los vecinos quienes se movían en el territorio, ahora están en torno a los puntos de resistencia y que nosotros llamamos de bloqueo, de diálogo y de encuentro. 4) Garantías jurídicas; ahí hace falta la Fiscalía con la anticipación de posibilidades de no judicialización, excarcelación de los que no tienen pruebas. (…) Todo eso vale centavos al lado de lo que cuestan las pérdidas y de lo que valen las pérdidas de vidas humanas, animales, de todo”.

8. Puente de confianza

Monseñor Monsalve reveló que, desde la orilla radical de quienes piden mano dura contra los manifestantes, han sido intransigentes frente a sus esfuerzos por lograr puentes de concertación, pero que, pese a ello, él y la iglesia seguirán en esa gestión.

“Se logra mucho con la palabra. A las personas que me han dicho, yo no soy inhumano, yo también siento rabia, pero no tengo ni odio ni rencor con nadie; yo he estirado siempre mi mano a la izquierda y a la derecha. He encontrado dentro de los sectores radicales, los indígenas, las negritudes, las plataformas ideológicas, los estudiantes, educadores, la subversión, los paramilitares, hemos encontrado muchas respuestas de querer llegar a un punto de acuerdos de paz, pero desde el otro lado, la otra orilla, ha sido mi gran sorpresa: estiro la mano y he encontrado la respuesta ‘no’ total, porque parcialmente hay gente que trabaja con nosotros, incluso empresarios, pero una respuesta mayoritaria intransigente; esa intransigencia ahora debe convertirse en cooperación y esa voluntad armada, y que es a bala que vamos a cambiar este país, debe volverse cooperación”.

9. Gobierno provocador

El sacerdote no duda en calificar al Estado colombiano como responsable de este estallido social para el que el actual gobierno encendió el fósforo, si bien, aclara, se trata de un descontento acumulado.

“En primer lugar, en el Estado colombiano las estrategias no pueden ser dilación, porque el Estado colombiano ha sido provocación. No podemos mentirnos: esto fue provocado y está siendo provocado. La reforma (tributaria) fue sencillamente el fósforo final de una cantidad de fósforos de promesas incumplidas. (…) Todo eso lo que genera la protesta, y ahora genera un paro que es agónico y que se une a una situación trágica con la pandemia, (…) sume todo eso y el resultado qué es: parálisis. ¿Vamos a seguir con eso? Hay que cambiar esa estrategia. Aquí no es el problema de una Conmoción Interior para establecer un Estado autoritario y a la brava y con armas, ya eso el mundo ni la comunidad internacional lo va a aceptar. Ese no es el camino”.

10. Legitimar al Gobierno

Este es quizás el argumento más duro del arzobispo Monsalve, al sugerir que el Gobierno debe legitimar de nuevo al Estado.

“Hay que saber leer esto y yo creo que el tema es que ya no estamos en una situación donde es la legalidad y punto a sangre y fuego, no señor. Le aseguro que este país que ha tenido más del 50 por ciento de abstención (electoral) en muchas ocasiones. Este país, donde posiblemente todo el mundo tenga cédula y a veces las cédulas de los muertos se utilizan también para los fraudes, este país donde mucha gente no sienten que hay un Estado, que hay ciudadanía, que ellos no son parte de este país, porque es un país complejo, multiétnico, con un abandono de los social pasmoso, porque el Pacífico no existía para el Estado, vino a existir ahora con el libre comercio internacional; toda esta forma de entender el país, de venderle el país al extractivismo, a entregárselo para montar seguramente negocios gigantescos de importación de maquinarias mineras, lo que sea, todo esto le ha hecho mucho daño a la sociedad colombiana. Ya estamos en una situación larguísima de ilegalidad, la economía no está ya más ilegal que legal”.

A veces hasta la misma gente piensa que el Estado maneja la economía ilegal, por miembros del Estado, por la corrupción. La contratación con coimas es economía ilegal, lo de Odebrecht, los puentes que se hacen, costosísimos, y al otro día se caen. Entonces, este es un país que necesita caminar hacia la legalidad, pero no hacia la ley; a la legitimidad, pero no hacia los gobiernos; los gobiernos tienen que legitimar al Estado para poder ser legítimos”.

Read More

Egan Bernal, muy cerca del liderato del Giro. Ya es tercero de la general

El colombiano le descontó seis segundos en la etapa a Remco Evenepoel. El húngaro Atilla Valter, nuevo líder

Egan Bernal, del Ineos, fue segundo en la sexta etapa del Giro de Italia que terminó hoy en Ascoli Piceno (San Giacomo) tras un recorrido de 160 kilómetros que comenzó en Grotte di Frasassi. El suizo Gino Mader (Bahrain) fue el primero en línea de meta.

El campeón del Tour de Francia, en 2019, perdió 12 segundos con el vencedor del recorrido y llegó acompañado del irlandés Dan Martin y de su gran rival, el belga Remco Evenepoel. Entre tanto, el húngaro Atilla Valter, del Groupama, nuevo líder tras una sexta etapa llena de emociones.

El colombiano, quien bonificó seis segundos en la línea de meta, ahora es tercero en la general a 16 segundos, cinco por detrás de Evenepoel.

Puede leer: Los rivales toman nota: Egan Bernal parece sólido

Así fue el desenlace de un día sin tregua. A 60 kilómetros de la meta, el Ineos empezó a poner un fuerte ritmo que dejó a varias ciclistas rezagados, como el líder hasta hoy de la carrera, Alessandro De Marchi (Israel).

Ya desde el kilómetro 40 hubo una fuga ocho ciclistas, Guglielmi, Ravanelli, Janssens, Bouchard, Cataldo, Mollema, Mohoric y Mader, que dominaron los sprint intermedios y dos premios de montaña.

Más adelante del lote grande, donde venían los favoritos de la carrera, saltaron Bardet, Ciccone y Bettiol, lo que obligó al Ineos, al ritmo de Filippo Ganna, a marcar el paso dejando muchos perjudicados con su ritmo. La selección dejó apenas a 35 corredores en el grupo.

El colombiano Daniel Felipe Martínez fue el encargado de lanzar un primer ataque, que luego fue secundado por su compatriota Egan Bernal

En punta, Cataldo, Mollema, Mohoric y Mader distanciaron a sus compañeros de fuga y llegaron a tomar más de cinco minutos, pero a 30 kilómetros del desenlace la diferencia se había reducido a tres.

Puede leer: Los cinco favoritos del Giro

Ya en la subida final a Ascoli Piceno (San Giacomo), en medio de la lluvia, los favoritos decidieron el destino de la etapa. El colombiano Daniel Felipe Martínez fue el encargado de lanzar un primer ataque, que luego fue secundado por su compatriota Egan Bernal, que se llevó a su rueda a Ciccone, Martin y Evenepoel.

Corredores como Vlasov, Carthy y Yates no pudieron seguirlo y le concedieron 17 segundos en meta.

Mader, del grupo de la fuga inicial, se sostuvo en la cima y 12 segundos de ventaja fueron suficientes para obtener la victoria.

Daniel Felipe Martínez fue séptimo, a 25 segundos de Mader. Otros dos colombianos, Einer Rubio y Harold Tejada, tuvieron una muy buena etapa. Rubio (Movistar) fue 20 a 1:10 segundos; y Tejada (Astana), 30, a 1:46 segundos.

La etapa de mañana será plana e irá entre Notaresco y Termoli, en una distancia de 181 kilómetros.

Clasificación general

  1. ATTILA VALTER (GFC) HUN

2. REMCO EVENEPOEL (DQT) BEL 11″

3. EGAN BERNAL (IGD) COL 16″

4. ALEKSANDR VLASOV (APT) RUS 24″

5. LOUIS VERVAEKE (AFC) BEL 25″

6. HUGH CARTHY (EFN) GBR 38″

7. DAMIANO CARUSO (TBV) ITA 39″

8. GIULIO CICCONE (TFS) ITA 41″

9. DAN MARTIN (ISR) IRL 47″

10. SIMON YATES (BEX) GBR 49″

Read More

Lo que proponen los duros de la economía alternativa para sacar al país del hueco… fiscal

En una carta pública, más de 150 economistas de Colombia, Estados Unidos, Argentina, España e Italia, le propusieron al país y al Gobierno nacional sus recomendaciones, más allá de una reforma tributaria, para ponerle fin al déficit fiscal y reactivar la economía colombiana. Incluso advierten, que contrario a lo que se ha publicado en los últimos días, es falso que haya un consenso sobre la necesidad de presentar y aprobar una nueva reforma al Congreso de la República.

En la misiva, que pasó desapercibida por el impacto del paro, los expertos advierten que “no hay tal consenso, que la visión cuestionada por la pasada crisis financiera, desacreditada además por la pandemia, y la falta de pluralismo en la disciplina excluyen otras interpretaciones de la realidad económica y, en particular, de las finanzas públicas… Por ello, manifestamos a la ciudadanía que no hay tal consenso, que la visión cuestionada por la pasada crisis financiera, desacreditada además por la pandemia y la falta de pluralismo en la disciplina, excluyen otras interpretaciones de la realidad económica y, en particular, de las finanzas públicas”.

Este es el texto:

CARTA ABIERTA POR UNA NUEVA POLÍTICA MACROECONÓMICA EN COLOMBIA

En las discusiones en los medios sobre la reforma tributaria, que el Gobierno tuvo que retirar ante la masiva protesta ciudadana, se difundió la idea de que entre los “economistas” había consenso y que el país estaría mejor con esta reforma tributaria que sin ella. Después de su retiro, muchos dicen que la nueva propuesta debería retomar lo esencial del articulado anterior, aunque añadiendo algunas medidas compensatorias, como suelen aconsejar, para salvar la cara, desde que tenemos memoria.

En las últimas cuatro décadas se ha repetido sin cesar y con fe de carboneros que “no hay alternativa”. Quienes firmamos esta carta pensamos que sí hay alternativas, que son posibles otras políticas económicas y sociales, como las que han adoptado los países que mejor han enfrentado la crisis actual, incluso Estados Unidos desde el reciente cambio de gobierno.

Por ello, manifestamos a la ciudadanía que no hay tal consenso, que la visión cuestionada por la pasada crisis financiera, desacreditada además por la pandemia, y la falta de pluralismo en la disciplina excluye otras interpretaciones de la realidad económica y, en particular, de las finanzas públicas.

Con respecto a estas últimas, las interpretaciones más realistas han propuesto medidas distintas a la reducción de impuestos a los ricos y la austeridad fiscal que han sido adoptadas por gobiernos más sensibles a las necesidades de los ciudadanos. Para abrir la conversación y para que la ciudadanía sepa que hay otras opciones de política y encauce de manera informada sus manifestaciones ponemos a su consideración los puntos siguientes:

1) La propuesta de reforma tributaria, que pese a los eufemismos no es solidaria ni sostenible, trata las finanzas públicas como si fuesen las finanzas de un hogar o las del tendero del barrio. Sostiene que un país puede quebrar como quebraría un negocio, de suerte el Estado debe buscar dinero como lo tiene que buscar una familia o una empresa. Eso sería cierto si el gobierno solo gastara en dólares, euros u otra moneda extranjera, pero no es así: también gasta en moneda nacional. Además, la sostenibilidad fiscal de un país no debería ser un problema cuando se endeuda en su propia moneda. Como se sabe desde hace décadas, los impuestos no financian los gastos de un país con moneda fiduciaria y tasa de cambio flexible.

2) La idea del dinero como algo externo al sistema de crédito que defienden nuestros economistas más influyentes es la que lleva a creer que el Gobierno necesita pedir financiamiento. No obstante, si el dinero es una deuda, y no un objeto externo, no hay ninguna razón para seguir considerando que la moneda es un bien escaso como el oro o la plata. Como dijo Keynes “podemos permitirnos todo aquello que seamos capaces de hacer”. La restricción no es financiera, es de recursos reales.

3) El proyecto de reforma tributaria desestimó la fuerte redistribución regresiva del ingreso que se ha presentado en las dos últimas décadas desde los salarios hacia las ganancias, pese a que era fácilmente observable en las cifras que publican el Dane y el Banco de la República. La consecuencia más visible de esa redistribución ha sido el enriquecimiento de unos pocos y el deterioro continuo de la situación económica y del nivel de vida de la mayoría de la población.

4) La menor participación de los salarios en el ingreso de la economía y la caída del nivel de vida de la población, que se agravaron en este último año, son resultado del desmonte de la función del Estado como prestador de servicios públicos y garante de los derechos económicos y sociales promovido por los últimos gobiernos, la concentración de la propiedad y la riqueza propiciada por sus políticas y el mayor margen de ganancia impuesto en particular por las grandes empresas en los diversos sectores de la economía.

5) El proyecto de reforma no abordaba el problema de fondo, pues no tocaba la creciente concentración de la propiedad y la riqueza, ni buscaba modificar los determinantes de la distribución del ingreso. Por ello, apenas afectaba la parte del ingreso que reciben los grandes propietarios de tierras y de capital, y que la supuesta “solidaridad” con las víctimas de la pandemia consistía en realidad en redistribuir la porción restante del ingreso. Es decir, redistribuir el ingreso de trabajadores asalariados, independientes, campesinos y pequeñas empresas entre trabajadores informales, desempleados y grupos marginales, o sea, trasladar parte del ya bajo ingreso de la clase trabajadora y la clase media en vía de empobrecimiento a los sectores ya empobrecidos.

6) En contra de la orientación de los últimos gobiernos, la política fiscal de este gobierno y de los venideros debería reducir los márgenes de intermediación bancaria en el país, entre los más altos del mundo, así como el gran poder de mercado y el alto grado de monopolio de los grandes bancos y consorcios empresariales. Igualmente gravar sus grandes utilidades y los dividendos de los accionistas, de modo que los gastos sociales del gobierno ayuden a mejorar la distribución del ingreso después de impuestos y la situación de la gran mayoría.

7) El último informe del Dane muestra que el número de personas en pobreza monetaria llegó a más de 3 millones de personas en 2020, lo que muchos atribuyen a la pandemia. Aunque no es así, pues no fue un fenómeno natural, y sus consecuencias fueron agravadas por las políticas de gobiernos anteriores. Las políticas de austeridad y de finanzas sanas, que promueven y apoyan el supuesto consenso de los economistas han perjudicado la economía restringiendo la demanda efectiva. La pobreza y el desempleo son muy preocupantes (sobre todo para los jóvenes y las mujeres) y son producto de las medidas de austeridad que perjudican a la mayoría de la población. El gráfico 1 contrasta el tamaño del gasto público para enfrentar la COVID-19, un vergonzoso 2,8% del PIB en Colombia, con las tasas de desempleo en algunos países de la Ocde, a febrero de 2021.

8) Las políticas adoptadas para enfrentar la pandemia afectaron en mayor medida a las mujeres, como muestran estudios del FMI y del Banco Mundial. Colombia no es la excepción. Los datos del Dane indican que la tasa anual de desempleo de las mujeres aumentó al 19,3 % en marzo de 2021. La pobreza monetaria también afectó más a las mujeres; según esta clasificación, hoy un 46,7% son pobres y un 17,8 %, pobres extremas. De modo que se debe repensar la política fiscal en clave de género para enfrentar esta desigualdad estructural.

9) Un programa de empleo público y de renta básica universal son las bases de un plan creíble de recuperación y estabilización de una economía restringida por la demanda y con baja utilización de la capacidad instalada. Las políticas de flexibilización laboral deben sustituirse por acciones dirigidas a mantener el pleno empleo en la economía. Las agendas de mejoramiento de los derechos de los trabajadores y de políticas de empleo garantizado en las que el Estado actúa como empleador de última instancia deben ser la base para reducir la pobreza y mejorar la distribución del ingreso con el fin de promover la reactivación económica. Esto debe complementarse con la puesta en marcha de políticas de corte universal e incondicional en materia de educación y salud, en especial para las y los jóvenes del país.

10) El problema actual más grave es el desempleo, y no se puede tratar con el instrumental microeconómico del siglo XIX, pues es un fenómeno monetario y macroeconómico, y requiere técnicas de la macroeconomía del siglo XX y XXI. El Estado debe actuar como empleador de último recurso. Ante la caída de la demanda efectiva ocasionada por el colapso del gasto privado en bienes de consumo e inversión, el único agente estabilizador es el Estado, recurriendo por ejemplo a un buffer de empleo público, que actúe como estabilizador automático. Utilizando las cifras de desempleo del Dane estimamos un modelo de buffer cuyos resultados muestran que en cuatro años el desempleo se podría reducir del 14,2 % al 5,2 % de la población económicamente activa. El primer año se inicia con 547.997 jefas y jefes de hogar, en el cuarto año habría 2.191.989 jefas y jefes de hogar en el sistema. El salario sería de $800.000 mensuales y el costo fiscal pasaría del 0,49 % del PIB en el primer año al 1,5 % en el cuarto año. Los efectos multiplicadores del buffer llevarían a que en el último año el PIB aumente en un 1,5 % y los ingresos tributarios en un 0,24 % del PIB.

11) Por su parte, el temor a perder las calificaciones de crédito tiene que ver más con el alarmismo para crear pánico, sin hechos que respalden ese temor. Como señaló Daniel Munévar, experto en deuda, “el grueso de nuestra deuda tiene tasas de interés fijas […], y no hay razón para que no puedan seguir siéndolo a futuro si el gobierno hace bien su tarea ante los prestamistas internacionales, además de que el Tesoro ha fijado un límite máximo de amortizaciones del 8% del monto total actual de la deuda. Es decir, que incluso si perdemos el grado de inversión, el aumento de tasas de interés sólo afectaría eventualmente a la deuda nueva”. Así, la política interna parece estar determinada por las agencias calificadoras, las cuales, vale la pena recordar, contribuyeron a la crisis financiera global de 2007 por su malas prácticas. Como dice Srinivas Raghavendra: “La política emergente de la crisis actual está impulsada por el poder coercitivo de las agencias de calificación sobre las instituciones del Estado mediante la desvinculación de la democracia deliberativa en la conducción de la política económica en general y de la política fiscal en particular”.

12) Pensar que la redistribución del ingreso se logra con mayor “libertad económica” es ignorar la historia de los países desarrollados, que no solo se apoyaron en el “mercado” sino también en el uso de políticas estatales como herramienta de desarrollo: el país necesita políticas de industrialización y reformas tributarias progresivas. Pero en la crisis causada por la pandemia, las personas y las mipymes necesitan un apoyo inmediato para atenuar o subsanar su pérdida de ingresos monetarios al igual que medidas claras que mitiguen los efectos de las políticas convencionales. Sin embargo, ello requiere liberarse de dogmas que impiden actuar con diligencia y eficiencia.

13) Los banqueros centrales no son dictadores benevolentes y tampoco pueden seguir promoviendo la idea de que la política monetaria es una materia puramente técnica. Como lo dijo James Tobin, la política monetaria es un problema político. Digan lo que digan, los bancos centrales más importantes del mundo están actuando como prestamista de primera instancia del Gobierno Central, sin que ello implique en modo alguno desconocer que los grados de libertad de una financiación de gasto público vía la banca central deben condicionarse a la conservación de la capacidad efectiva de manejo de la política monetaria de la banca central frente a la eventualidad de dinámicas inflacionarias.

14) En un país con elevada dolarización de sus activos y pasivos externos en el marco de una profunda liberalización de su cuenta de capitales, como Colombia, es necesario acompañar estas políticas monetarias no convencionales con medidas que controlen los flujos de capital, ciertamente de manera sopesada de suerte que no haya lugar a una desestabilización mayor de la tasa de cambio. Estas medidas van en la dirección correcta en una situación de emergencia y es pertinente ponerlas en práctica.

Para enfrentar una situación de calamidad pública como la que padece el 99 % de la población, una reforma tributaria sigue siendo una alternativa irrelevante en medio de la pandemia y la crisis económica. Los ciudadanos deben saber que hay otras maneras de pensar y de entender la economía, que entre los economistas no hay un consenso de toda la profesión, como tampoco lo fue el Consenso de Washington. Solo una ciudadanía bien informada puede presionar para que los gobiernos desatiendan las teorías anticuadas y las políticas contrarias al bienestar que prometen.

Gonzalo Cómbita, Universidad Nacional de Colombia
Nohora García, Universidad Nacional de Colombia
Alejandro Garay, University of Missouri – Kansas City
Cesar Giraldo Giraldo, Universidad Nacional de Colombia
Camilo Guevara, Universidad Nacional de Colombia
Diego Guevara, Universidad Nacional de Colombia
Forrest Hylton, Universidad Nacional de Colombia, Medellín
Manuel Martínez Mantilla, Universidade Estadual de Campinas, Brasil
Stanley Malinowitz, Universidad Nacional de Colombia
Hernando Matallana, Universidad Nacional de Colombia
Guillermo Maya Muñoz, Universidad Nacional de Colombia, Medellín
Carolina Méndez, Pontificia Universidad Javeriana, Bogotá
Laura Moisá, Universidad Nacional de Colombia, Medellín
Andrés Felipe Mora, Universidad Nacional de Colombia
Fernando A. Morales, Universidad de Bio Bio, Chile
Álvaro M. Moreno Rivas, Universidad Nacional de Colombia
Manuel Muñoz Conde Universidad Nacional de Colombia
Elizabeth Oviedo, Universidad Cooperativa de Colombia
Vanessa Ramírez Quintana, Universidad de Buenos Aires, Argentina
Liliana Elizabeth Ruiz, Universidad Militar Nueva Granada
Flor Esther Salazar, Universidad Nacional de Colombia
Rafael Orlando Suárez, Universidad Nacional de Colombia
Carlos Suescún, Universidad Nacional de Colombia
Luisa Fernanda Tovar, Universidad Nacional de Colombia
Iván D. Velásquez Bemidji, State University, Estados Unidos
Pablo Bortz, Universidad Nacional de San Martín, Argentina
Sonia López Cerón, Pontificia Universidad Javeriana
Juan David Parra, Universidad del Norte
Florencia Médici, Universidad Nacional de Moreno, Argentina
Camila Niño Fernández, Estonian Business School Helsinki
Martha Susana Jaimes, New School for Social Research, Estados Unidos
Pedro Clavijo, University of Utah, Estado Unidos
Carlos Mejía, Universidad del Valle
David Cano, Università degli Studi di Siena, Italia
Jairo Parada, Universidad del Norte
Jaime Rojas, Universidad Nacional de Colombia
Daniel Rojas, Medellín Universidad Nacional de Colombia
Diego F. Fernández R., Universidad Nacional de Colombia
Jairo Bautista, Universidad Nacional de Colombia
Luis Arturo Rosado, Universidad Nacional de Colombia-Sede Manizales
Juan Pablo Aguirre, UNAD. Camilo Rodríguez, Universidad Nacional de Colombia. Alejandra Mora, Universidad Nacional de Colombia. Yenny Carolina Ramírez Suárez, Universidad Nacional de Colombia. Nicolás Serrato Uribe, Pontificia Universidad Javeriana. Álvaro Zerda, Universidad Nacional de Colombia. Juan Pino, Universidad Nacional Tres de Febrero, Argentina. Christian Samir Méndez, Universidad Simón Bolívar – Cúcuta. Juan Pino, Universidad Nacional Tres de Febrero, Argentina. Christian Samir Méndez, Universidad Simón Bolívar – Cúcuta. Milthon Javier Betancourt, Docente Universitario. Manuel Alejandro Rubio García, Universidad Nacional de Colombia. Segundo Abrahán Sanabria, Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia. Andrés Gallegos Vargas, Universidad Nacional de Colombia – Universidad del Rosario. Jorge Martínez Carvajal, Universidad Santo Tomás. Katherine Ramírez Cubillos Universidad Nacional de Colombia.
Juan Carlos Lezama, Universidad Santo Tomás. Daniel Ossa, University of Utah, Estados Unidos. Manuel Francisco Marrugo Rondón, Universidad de Cartagena. Nicolás Escobar Forero, Universidad Nacional de Colombia. Juan Vela, Universidad Nacional de Colombia. Luis Álvaro Gallardo Eraso, Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca. Brian Carreño Alfonso, Universidad Nacional de Colombia. Stephanie Acevedo, Universidad Nacional de Colombia
Christian Camilo Morales Romero, Universidad Central…. (siguen los académicos firmantes)

Read More
Diario Criterio