‘El olvido que seremos’, la película que muestra el horror de perder a un ser querido por el conflicto armado

Se estrena en Colombia la cinta inspirada en el libro de Héctor Abad Faciolince y dirigida por el español Fernando Trueba, ganador del Óscar en 1992. Así fue el reto de adaptar el texto a la pantalla.

A Héctor Abad Faciolince, El olvido que seremos le salió de las entrañas. En varias entrevistas ha dicho que el proceso fue como si sacara de adentro algo muy importante. “A veces como un tumor, a veces como un hijo”.

Y no es para menos: tenía que hablar de la muerte de su padre, una tragedia sin nombre que para el momento de la escritura aún no había cicatrizado. El resultado, sin embargo, fue todo un fenómeno editorial.

El libro no solo es uno de los más vendidos de las últimas décadas en Colombia. También terminó adaptado a una novela gráfica, un documental y una película.

Puede leer: ‘El olvido que seremos’: libro, película y ahora novela gráfica

La cinta, dirigida por el español Fernando Trueba, se estrena por fin en Colombia luego de un retraso de más de un año. La tardanza se debe a la pandemia del coronavirus y a los cierres decretados por el gobierno.

Llega con un palmares impresionante: estuvo en la selección oficial de los festivales de Cannes y de San Sebastián el año pasado, fue elegida la mejor cinta del Festival Cinehorizontes en Marsella (Francia) y ganó el premio Goya como mejor película iberoamericana, uno de los grandes triunfos para el cine nacional.

Para celebrar su llegada a las pantallas colombianas, Diario Criterio cuenta cómo fue el reto de adaptar al cine uno de las grandes éxitos de la literatura colombiana:

Una idea arriesgada

La idea inicial de llevar el libro al cine fue de Gonzalo Córdoba, el presidente de Caracol Televisión, cuando vio la edición 35 del libro en un aeropuerto. Cayó en cuenta de que era todo un fenómeno editorial y de que la historia podía adaptarse a la pantalla.

Luego de una llamada, Héctor Abad aceptó su propuesta y él mismo propuso al cineasta español Fernando Trueba como el director. El escritor dice que lo había conocido en una edición del Hay Festival y que ese día sintió una afinidad intelectual con él.

Trueba, ganador del Óscar en 1992 por Bellé Époque, siempre ha dicho que el libro es uno de sus favoritos y por eso, al inicio, se negó. “¿Cómo competir con algo tan verdadero, tan esencial, tan delicado, tan doloroso, tan real? Mi primera reflexión fue de desconfianza, susto, miedo”, explicó en una entrevista. 

Pero luego de pensarlo mucho, terminó aceptando. “Finalmente un día empecé a soñar con la película, literalmente, a soñar que estaba rodándola. Y por experiencia ya sé que cuando esto ocurre, la película es inevitable”

El primer reto al que se enfrentó fue el de cómo trasladar a la pantalla una historia que dura 20 años. Algo que solucionó con dos estilos distintos, pero complementarios: uno para la infancia del hijo, y otro para la época del asesinato del padre.  

Le puede interesar: ‘Mi maestro el pulpo’ y ‘El agente topo’: la belleza del dolor

El segundo fue el de cómo llevar una obra tan poética y tan evocativa a un guion para cine. Ese desafío recayó en su hermano, el cineasta y escritor David Trueba, otro fanático del libro de Abad Faciolince. 

“Al inicio uno dice ¿cómo transportas esto al cine?… Pero la clave fue buscar la esencia del libro y una vez la encontré,  renuncié a la letra, porque esa letra es del escritor y no se puede trasladar, es imposible”, explicó David. 

“¿Cómo competir con algo tan verdadero, tan esencial, tan delicado, tan doloroso, tan real? Mi primera reflexión fue de desconfianza, susto, miedo”, Fernando Trueba

Así que con una labor de carpintería, David concluyó el guión que luego, le enviaron a Héctor Abad para su revisión.

El escritor, sin embargo, tenía tanto miedo de que no le fuera a gustar la adaptación, que duró dos mes sin leerlo. Finalmente, y ante la insistencia de Gonzalo Córdoba, quien estaba produciendo el proyecto con Caracol TV, lo hizo.

“Me encantó a la primera lectura”, cuenta el escritor. “Vi que había cosas que a mí me parecían importantes y que el parecía descartar, pero luego, más adelante, cuando ya no me acordaba de ellas, aparecían en otra parte de la historia”.

El olvido qué seremos novela gráfica
El libro de Héctor Abad Faciolince ha sido adaptado al formato cómic y al cine.

Con el aval del escritor, la película arrancó grabaciones en Medellín, con la producción de Dago García (uno de los colombianos que más sabe de cine) y talento colombiano.

Para el papel de Abad Gómez, sin embargo, Trueba escogió al actor español Javier Cámara (La mala educación, Hable con ella), quien aprendió casi de memoria el acento paisa y logra una interpretación convincente del líder asesinado.

Le puede interesar: ‘The Amusement Park’ vuelve de entre los muertos: la historia tras la pesadilla perdida de George A. Romero

Para Abad Faciolince hay dos actores: el bogotano Nicolás Reyes en su infancia y el antioqueño Juan Pablo Urrego (Sin senos no hay paraíso, Las hermanitas calle) en su juventud. La mamá del escritor, por su parte, es interpretada por Patricia Tamayo.

El resultado de la película, tan celebrado internacionalmente, ya se puede ver en Colombia. Y todo indica que la espera valió la pena.

6 Comentarios

  1. Si la película es tan buena como el libro o tan bonita como el cómic, ya habría valido la pena gastarle la boleta. Pero, por lo que he leído, es mucho más que eso. Habrá que comprobarlo.