Las cuatro etapas decisivas y nada fáciles que le quedan a Egan Bernal

Al Giro de Italia le restan tres duras jornadas de montaña y una contrarreloj. Pese al optimismo en Colombia, nadie puede cantar victoria.

Egan Bernal no es de cargar presiones. Pero en Colombia se las quieren echar al hombro.

Después de ganar la etapa 16 en Cortina d’Ampezzo, una de las etapas más duras del Giro de Italia, y eso que fue recortada por el invierno, muchos dan por hecho que el colombiano ya ganó esta carrera.

Puede leer: Egan Bernal hace ‘polvo’ a Evenepoel en el Giro de Italia

Y mucho más si ese mito inconcluso, su supuesta amenaza y rival, Remco Evenepoel, está a 25 minutos de diferencia. Ayudan a aumentar las voces de victoria las diferencias sobre un inesperado Damiano Caruso (2’ 24’’) y sobre Carthy, Vlasov y Yates, todos a más de tres minutos.

Cierto. El presente dice que Egan Bernal, campeón del Tour 2019, es indiscutiblemente el mejor del Giro de Italia de este año. Un líder que ataca y no que espera. Un líder que cierra cualquier intención del rival. Un líder que tiene a un equipo afinado y sin error alguno.

Aunque lo mejor es saber que Bernal, al parecer, superó un viejo dolor de espalda que hizo dramático su 2020. ¿Lo recuerdan con esa cara de sufrimiento viendo como los eslovenos, Roglic y Pogacar, lo doblaban en el Grand Colombier?

Este Bernal, incluso, está mejor que cuando ganó el Tour de Francia. Nadie discute su liderazgo dentro del Ineos, con cada etapa que transcurre parece engrandecerse más.

Sus contrincantes parecen entender que suicidarse es querer atacarlo.

Podríamos incluir más argumentos para indicar que Egan Bernal no tiene pierde, que de aquí hay el domingo aumentará más las ventaja sobre sus rivales, que hará que todo parezca transición.

Puede leer: Egan Bernal, imparable en el Zoncolan y les aumentó la ventaja a sus rivales

Pero en el ciclismo los rivales no solo van en bicicleta. El clima ataca sin tregua; las caídas, como las enfermedades o los desfallecimientos, no avisan.

Y al Giro le quedan cinco etapas en las que en cualquiera de ellos puede aparecer. El destino es cruel cuando se celebra antes de tiempo.

Este miércoles, por ejemplo, en los últimos 50 kilómetros de la etapa habrá dos premios de cuidado, propios para ataques largos.

ETAPA 17

La última subida es de 11 kilómetros, todos cercanos al 10 por ciento de inclinación. Complejos en una etapa de tercera semana y, más aún, tras un día de descanso, que suele ser enigmático: a veces ayuda, a veces perjudica.

El jueves, si no hay un equipo que quiera sorprender e intentar una jornada heroica, será una etapa tranquila, para escapados o esprinters. Todos querrán cuidarse para lo que viene…

El viernes solo habrá un gran puerto, pero cuando las piernas ya tienen tantos kilómetros recorridos, puede parecer la peor de las paredes.

ETAPA 19

Las inclinaciones al Alpe de Mera pueden llegar al 12 por ciento, en un recorrido con bastantes curvas.

Y la etapa del sábado seguramente dictaminará quién será el campeón del Giro. Cualquier ciclista que llegue con un minuto, o algo más, a la contrarreloj del domingo difícilmente perderá la camiseta.

ETAPA 20

De los favoritos al título, ninguno es Roglic, Pogacar o Evenepoel, auténticos voladores en las pruebas a contrarreloj. En este Giro Hablamos de ciclistas muy parejos en esta clase de competencias.

El sábado, si el clima lo permite, tendrá tres puertos de primera categoría que van encadenados, que no dan tiempo de reaccionar si hay un desfallecimiento.

Su último puerto, donde está la línea de meta, tiene 7 kilómetros muy duros con un promedio de inclinación del 10 por ciento.

La última etapa, la de cerrar el domingo, es una contrarreloj plana de 30 kilómetros por Milán, sobre la que se calculó que Egan debería llegar con mas de 2 minutos de ventaja sobre Evenepoel. No fue necesario.

ETAPA 21

Con estos trayectos, sobre nadie, ni con un Egan Bernal así de pletórico, puede decirse hoy martes que ya ganó.

5 Comentarios

  1. Nosotros los aficionados al ciclismo queremos saber con ciencia cierta sober la salud de Egan Bernal si su dolor de espalda fue el causante del bajon q tubo en los ultimos kilometros porq seria lastima tanto esfuerzo para nada .