¿Intervendrá Estados Unidos en Taiwán si China toma el control de la isla?

En medio de las tensiones de Estados Unidos con Rusia debido a la guerra en Ucrania, el presidente estadounidense Joe Biden está de gira en Asia, buscando fortalecer las relaciones con sus aliados. Durante una visita oficial a Japón, donde se reunió con el primer ministro Fumio Kishida, Biden se comprometió a defender militarmente Taiwán si China intenta tomar por la fuerza el control de la isla autónoma.

Puede leer: Invasión “inevitable”: Taiwán y China viven su peor crisis en cuatro décadas

Las declaraciones no fueron tomadas con agrado por las autoridades chinas, que advirtieron que el mandatario está “jugando con fuego“.

El conflicto en Taiwán

Desde que el gobierno chino incrementó su presiómilitar, diplomática y económica sobre Taiwán en 2016, cuando la actual presidenta Tsai Ing-wen alcanzó el poder en Taipéi, el gobierno de la isla vive bajo amenaza constante de una invasión de Pekín. Tsai considera la isla como una nación soberana de facto y no parte de China.

Pero lo cierto es que la situación en en la isla es tensa desde hace décadas. El conflicto se remonta a la retirada de los nacionalistas chinos del Kuomintang en 1949 hacia Taiwán, tras perder contra los comunistas de Mao Zedong. Desde entonces la situación tensa las relaciones entre Estados Unidos y China.

Tsai Ing-wen, presidenta de Taiwán, y Xi Jinping, presidente de China. Foto: AFP
Tsai Ing-wen, presidenta de Taiwán, y Xi Jinping, presidente de China. Foto: AFP

Desde los acuerdos de 1979, Washington reconoció diplomáticamente al régimen de Pekín como autoridad en China, en vez del gobierno de Taipéi. En virtud de ese pacto, Washington puede suministrar material militar a Taiwán en una relación no oficial y no diplomática.

Con la llegada del presidente Xi Jinping en Pekín y de Tsai en Taipéi, la tensión en la zona ha ido en aumento. Xi, que ha llegado a decir que la toma de Taiwán es “inevitable“.

Los planes de Estados Unidos

Las autoridades estadounidenses califican a Japón y Corea del Sur como ejes de la ofensiva de Washington contra el creciente poderío comercial y militar de China, así como aliados en la alianza occidental para aislar a Rusia tras su agresión contra la vecina Ucrania. En este plano también juega un papel clave la alianza con Taiwán.

Puede leer: Por qué Estados Unidos le teme tanto a China

Estados Unidos ha ido eliminando gradualmente su reticencia hacia Taiwán, permitiendo que los funcionarios estadounidenses se reúnan abiertamente con sus homólogos y presionando para que la isla sea incluida en organizaciones internacionales.

Taiwán tiene un recurso vital para la economía estadounidense: los semiconductores. Un estudio de este año del Centro para una Nueva Seguridad Estadounidense señaló que Taiwán representa el 92 por ciento de los semiconductores más avanzados del mundo.

¿Se equivoca Biden?

Con su advertencia a China de que Estados Unidos defenderá a Taiwán, Biden le dio a la isla el espaldarazo más rotundo en décadas pero, a la vez, arrojó más incertidumbre a tradicional ambiguedad de Washington.

Al ser preguntado si Estados Unidos defendería a Taiwán en una eventual invasión de China, Biden aseguró que “ese fue el compromiso que hicimos“. Sin embargo, la Casa Blanca y el Pentágono rápidamente dijeron que la política estadounidense “no ha cambiado” respecto a Taiwán.

Joe Biden, ante la Unión Europea, en Bruselas, Bélgica. 24 de marzo de 2022
Joe Biden, presidente de Estados Unidos. Foto: AFP

Biden ha desarrollado una habilidad para hacer declaraciones sobre la marcha que han sacudido la diplomacia. El presidente estadounidense, que habla con franqueza, llega a los titulares con una respuesta cargada o brusca, y la Casa Blanca entonces rápidamente insiste en que no está estableciendo una nueva política.

El episodio se produce dos meses después de que Biden dijera de forma improvisada en un discurso en Polonia sobre el presidente ruso Vladimir Putin: “Por el amor de Dios, este hombre no puede seguir en el poder“. La Casa Blanca negó rápidamente que Biden estuviera abogando por la destitución de Putin, lo que supondría una gran escalada de la campaña estadounidense que el mismo Biden había dicho que estaba limitada a apoyar Ucrania.

Puede leer: Ucrania y otras ocasiones en las que se ha temido una Tercera Guerra Mundial

Biden asumió el cargo con más experiencia en política exterior que cualquier presidente en décadas, y había prometido más previsibilidad que su voluble y volátil predecesor Donald Trump. Pero Biden ha desetabilizado más de lo esperado con sus comentarios en materia internacional.

Para, Stephen Wertheim, investigador principal de el Fondo Carnegie para la Paz Internacional, “la robusta respuesta de Occidente a la agresión rusa en Ucrania podría servir para disuadir a China de invadir Taiwán“. Sin embargo, “la declaración de Biden corre el riesgo de deshacer el beneficio potencial y en su lugar ayudar a provocar un conflicto en Taiwán“.

0 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio