El trino de Uribe que encendió los ánimos en redes sociales y censuró Twitter

“Uribe ya dio la orden” fue el mensaje del actor Julián Román, que trascendió y creció en Twitter para aumentar la tendencia de cientos de cuentas que denunciaban un trino del expresidente Álvaro Uribe Vélez posteado en la mañana:

Las reacciones no se hicieron esperar y varios personajes de la vida pública postearon en sus cuentas fuertes respuestas: Daniel Quintero, alcalde de Medellín, con quien ha sostenido varios enfrentamientos políticos, no desaprovechó la oportunidad y pidió a Twitter suspender la cuenta del expresidente:

Ángela María Robledo, precandidata presidencial por Coalición por la esperanza, no dudó en calificar el mensaje como “un golpe de Estado y un uso de las armas sin que medie una orden del ejecutivo”, lo que sería “una militarización de facto en Colombia”.

El periodista Félix de Bedout fue contundente: “6402 le parece poco”, refiriéndose a las 6.402 personas que la JEP declaró como asesinadas en ejecuciones extrajudiciales, en los mal llamados ‘falsos positivos’,  ocurridos entre 2002 y 2008, años en los que Uribe era Presidente.

También personalidades internacionales rechazaron la propuesta,  como Miguel Vivanco, director ejecutivo de Human Rights Watch para Latinoamérica, que le recordó a Uribe: “según estándares internacionales, la Policía solo puede emplear armas de fuego como última opción para impedir una amenaza cierta a la vida o la integridad física”.

El trino y la campaña quién dio la orden

El trino de Uribe recordó a los tuiteros la campaña “¿Quién dio la orden?”, una iniciativa promovida por el Movimiento de Víctimas de Crímenes del Estado (Movice), viral en octubre de 2019, una pieza gráfica que denunciaba la participación de altos oficiales del Ejército en los ‘falsos positivos’.

La pieza, originalmente plasmada en un mural, fue censurada en varias ocasiones; la primera de ellas cuando integrantes de la Brigada 13  pintaron de blanco la imagen de los militares Juan Carlos Barrera, Adolfo León Hernández, Mario Montoya, Nicacio Martínez y Marcos Pinto.

Lo mismo pasó en octubre de 2020, esta vez con un mural pintado cerca de las oficinas de la JEP, en Bogotá.

Al final, el 25 de febrero de 2020, el Juzgado 13 Civil de Bogotá le ordenó al Movice retirar, en menos de 48 horas, cualquier mural o publicación de “¿Quién dio la orden?”.

La decisión del juzgado se produjo luego de una acción de tutela interpuesta por el general Marcos Evangelista Pinto Lizarazo, investigado por su presunta responsabilidad en 42 ejecuciones extrajudiciales. Sin embargo, los intentos por eliminar la propuesta hizo que esta se viralizara en redes y que, tal como ocurre ahora, se usara para reclamarle al expresidente su presunta responsabilidad en tales ejecuciones. 

El trino de Uribe, más que una simple anécdota

En todo caso, el trino de Uribe hace parte de una larga cadena de mensajes calificados como legitimación de la violencia.

Uno de los trinos más polémicos fue publicado por el exsenador el 7 de abril de 2019: “Si la autoridad, serena, firme y con criterio social implica una masacre es porque del otro lado hay violencia y terror más que protesta”. Este discurso se tildó como una legitimación de la violencia y como un mensaje peligroso, pues Uribe es un personaje relevante en la agenda nacional, y que tiene muchos seguidores.

Un año antes, en abril de 2018, Uribe justificó el asesinato del testigo Carlos Areiza, al que calificó como un “buen muerto”.

Areiza era testigo en contra de Luis Alfredo Ramos, exgobernador de Antioquia, en un proceso que la Corte Suprema llevaba por presuntos nexos con el paramilitarismo.

Tras las críticas, Uribe intentó aclarar la situación: “Soy hombre de fe cristiana. Publico mensajes de terceros. No celebro muertes, ni las operaciones militares de mi Gobierno. Repudio el crimen que tan cerca me ha rondado. Ojalá la Fiscalía aclare, cuánto antes, el asesinato del señor Areiza”.

Tras las críticas, Uribe intentó aclarar la situación: “Soy hombre de fe cristiana. Publico mensajes de terceros. No celebro muertes, ni las operaciones militares de mi Gobierno. Repudio el crimen que tan cerca me ha rondado. Ojalá la Fiscalía aclare, cuánto antes, el asesinato del señor Areiza”.

Sin embargo, una de las frases más criticadas de Uribe no está en Twitter.

El 7 de octubre de 2008, el entonces presidente dijo: “El Fiscal General de la Nación aseguró que los jóvenes desaparecidos de Soacha fueron dados de baja en combate. No fueron a recoger café, iban con propósitos delincuenciales”, refiriéndose a las ejecuciones extrajudiciales.

El trino de Uribe y el antecedente Trump

La declaración Uribe Vélez llega en un momento crítico para las redes sociales, que enfrentan la presión de sus usuarios para regular el discurso de personajes influyentes.

Evidentemente, la suspensión de las cuentas de Donald Trump tras el asalto al Capitolio de Estados Unidos sentó un precedente.  Su cuenta fue seguida con recelo durante su campaña electoral de 2020, y cuando en las elecciones se vio rezagado en el conteo de votos, denunció que había sido “víctima del mayor fraude en la historia de Estados Unidos”. Todos los trinos al respecto fueron señalados como engañosos por parte de Twitter.

Durante el asalto al Capitolio del 6 de enero de 2021 varias redes sociales decidieron cerrar las cuentas del expresidente simultáneamente, señalando que había “glorificado la violencia”.

Puede leer: ¿Está Internet preparada para el regreso de Trump a las redes sociales?

Uno de los trinos de Trump durante la insurrección al Capitolio decía: “Esto es lo que pasa cuando un triunfo electoral aplastante es violenta y agresivamente arrebatado de los grandes patriotas que han sido tratados injustamente durante tanto tiempo”.

Twitter suspendió temporalmente a Trump, y le pidió retirar este y varios trinos más. Pero el exmandatario subió la apuesta: el 8 de enero escribió en su cuenta que “Los 75 millones de Patriotas Americanos que votaron por mí, America First, y Make America Great Again, tendrán una fuerte voz que se escuchará en el futuro. No seremos irrespetados o tratados injustamente de ninguna manera o forma”.

El trino del expresidente Uribe que encendió lo ánimos en redes sociales

A Twitter le siguieron Facebook e Instagram, que hasta ahora tampoco han dado de alta al magnate, aunque podría ser habilitado nuevamente en el futuro cercano.

En su evaluación del caso, Twitter entiende la política contra la glorificación de la violencia como un mecanismo para “evitar publicaciones que inspiren a otros a replicar actos violentos”.

En sus lineamientos, la empresa entiende que se está violando esta política tres escenarios: cuando se generan 1) actos violentos cometidos por civiles que resulten en la muerte o en daños físicos graves (como asesinatos o tiroteos masivos), 2) ataques llevados a cabo por organizaciones terroristas o grupos extremistas, o 3) eventos violentos dirigidos a grupos minoritarios y protegidos.

También puede leer: Biden borró el fantasma de Trump en sus  primeros 100 días, pero lo más duro está por venir

En todo caso, la propuesta del expresidente Uribe no encaja por completo en ninguna de estas posibilidades, por lo que la suspensión de su cuenta por parte de Twitter, si llega a darse, tendría que tomar otros derroteros.

Unos minutos después de publicada esta nota, Twitter avisó que el trino de Uribe era retirado debido al incumplimiento de las normas de la plataforma. Una de cuyas prohibiciones es incitar a la violencia.

4 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio