Una alcaldesa quería poner restricciones a no vacunados, pero Gobierno no la dejó

El Gobierno recordó que, pese a las buenas intenciones de promover la vacunación en Sucre, los alcaldes necesitan autorización para imponer restricciones a la movilidad y en este caso no es posible porque la ocupación de UCI no supera el 85 por ciento. 

El debate sobre la obligatoriedad de las vacunas contra el covid-19 ya se está dando en Colombia. Por un lado están quienes defienden los derechos de libertad de conciencia y autonomía, y por otro, los que dicen que debe primar la necesidad de tomar decisiones en pro de la salud pública. En otros países este dilema ha generado protestas y polémicas. 

Por ahora, el Gobierno nacional ha optado por promover la vacunación y explorar las medidas pedagógicas. Algunos municipios y sectores plantean incentivos. Por ejemplo, en Cali, a mitad de junio los restaurantes informaron que ofrecerían descuentos a las personas que presenten su carné de vacunación. 

Puede leer: ¿Incentivar o castigar? El dilema de la vacunación obligatoria

Asimismo, hace una semana la Asociación de Centros Comerciales de Colombia anunció la campaña “Vacunarte te da más”, una iniciativa para que los centros comerciales del país que así lo decidan ofrezcan descuentos a los vacunados.

Hasta Uber dio un incentivo al ofrecer 25.000 cupones para viajes de máximo 10.000 pesos para quienes se dirigen a su punto de vacunación. 

Pero en medio de la promoción, algunas autoridades locales han tomado medidas más extremas. Hace más de un mes en Florencia, Caquetá, se pedía el carné de vacunación para entrar a la iglesia, una medida que generó polémica, aunque la alcaldía aseguró que no era obligatoria. En ese momento, la senadora María del Rosario Guerra dijo en sus redes sociales que obligar a presentar un carné para entrar en las iglesias es discriminatorio.

El municipio que más sorprendió fue Sucre (departamento de Sucre). La alcaldesa Elvira Julia Mercado anunció que habría toque de queda por ocho días para quienes no se hayan vacunado. Esto debido a que el municipio recibió las dosis para inmunizar a todos sus habitantes, pero la gente no estaba asistiendo a los puestos de vacunación. Incluso, Mercado dijo que habría multas o cárcel para quienes incumplieran la restricción. 

El Gobierno le puso freno a este decreto que rápidamente se volvió noticia. El ministro del Interior, Daniel Palacios, destacó las buenas intenciones de la alcaldesa de Sucre que busca promover la vacunación, y dijo que comparten ese propósito y por eso con el ministro de Salud han hecho una gran campaña para lograr la inmunidad de rebaño. 

Sin embargo, recordó que “el Gobierno nacional ha sido muy claro en que ningún decreto en materia de restricciones de orden público que tenga que ver con el manejo de la pandemia puede pasar sin el visto bueno del Ministerio del Interior”. 

Recomendado Diario Criterio: La guerra de Los Flacos y de la mafia en el norte del Valle y Risaralda (II)

Palacios afirma que el decreto todavía no ha sido publicado, pero sí fue enviado al Ministerio para solicitar la aprobación. Al respecto, señaló que “no procede” porque ni en el departamento de Sucre ni en el municipio la ocupación de unidades de cuidados intensivos (UCI) supera el 85 por ciento. Y, actualmente, la directriz del Gobierno indica que no es posible imponer restricciones a la movilidad en municipios o ciudades que tengan una ocupación que esté por debajo de esa cifra. 

El ministro concluyó que el esfuerzo más grande que se puede hacer en Colombia y en el mundo es vacunarse: “La invitación es salir a vacunarse, no hacer caso a las afirmaciones que hacen algunos que pretenden desvirtuar las vacunas”. 

Es válido recordar que una de las grandes críticas de Asobares y otros sectores afectados por la pandemia fue la expedición indiscriminada de decretos, por parte de las autoridades locales, que imponían toques de queda nocturnos y ley seca. 

Seguir leyendo: ¿Puede el Congreso mejorar su imagen? 

La negativa del Gobierno a darle el visto bueno a la restricción para los no vacunados en el municipio sucreño supone un obstáculo para otras autoridades locales que se hayan planteado la posibilidad de usar este tipo de estrategia en ciudades cuya ocupación de UCI no supera el 85 por ciento.

0 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio