Uribe le da la espalda a Duque y pide mantener la ley de garantías

Luego de que el gobierno incluyera un artículo en el proyecto de presupuesto general para modificar la ley de garantías, varios sectores reaccionaron para rechazar la medida, argumentando que se trata de un boquete de corrupción de cara a las próximas elecciones. Si bien la propuesta cuenta con un amplio respaldo en las bancadas de gobierno, este lunes recibió un duro revés.

El expresidente Álvaro Uribe, a través de Twitter, pidió apoyar a las senadoras Milla Romero y María del Rosario Guerra en su intención de mantener la norma tal y como está. Uribe reconoció que reformar la ley es necesario, pero aseguró que “habría sido al inicio, no en vísperas electorales”.

En contexto: En el Congreso ya está listo el ‘mico’ para modificar la ley de garantías

Cabe recordar que la senadora Guerra dijo el pasado 22 de septiembre que votaría negativamente el artículo en cuestión. “Estoy convencida de que el reto es seguir trabajando en el manejo diligente y transparente de los recursos públicos de la Nación”, dijo la congresista.

Otro de los que se sumó a la propuesta de Uribe fue el senador Ciro Ramírez, quien, a pesar de ser uno de los ponentes, se arrepintió y dijo que no es el momento apropiado para tramitar la modificación. “Aspectos de debate de la ley de garantías deben ser más profundos y sin duda es una discusión pendiente”, dijo Ramírez.

Recomendado: Reformar la ley de garantías: ¿necesidad o mermelada preelectoral?

La propuesta del gobierno plantea suspender el inciso primero del artículo 38 de la ley. En otras palabras, como lo dice el mismo texto, “las entidades territoriales podrán celebrar convenios administrativos e interadministrativos para la ejecución de recursos públicos”. Buena parte del argumento para sustentar esta propuesta se basa en la necesidad de las regiones de invertir recursos que apalanquen la reactivación económica. 

Cabe resaltar que la ley de fue promulgada en 2005, luego de que el entonces presidente Uribe anunciara su intención de ser reelegido en 2006. En un acto de transparencia, Uribe y el Polo Democrático, partido de oposición del momento, acordaron la norma para que la plata pública no terminara favoreciendo la campaña del presidente.

El trino de Uribe le da un duro golpe a la iniciativa del gobierno, que se prepara para llegar a su segundo debate. Varios juristas apuntan a que reformar la ley de garantías a través de un artículo de un proyecto de ley es inconstitucional. Ellos aseguran que la norma en cuestión es una ley estatutaria, lo que generaría una anulación de la Corte Constitucional.

Le puede interesar: Peajes del Invías, el nuevo contrato que busca Thomas Greg & Sons

1 Comentarios

Deja un comentario