Por qué hay que seguir usando tapabocas así los contagios estén bajando

Tras la propuesta de Anif de flexibilizar medidas como los aforos en establecimientos públicos y retirar la obligatoriedad en el uso del tapabocas, asociaciones médicas recomiendan no bajar la guardia y el Ministerio de Salud aseguró que el uso de la mascarilla seguirá siendo obligatorio.

El uso de tapabocas pareciera un asunto que ya se empieza a dejar a un lado. Unos no lo usan y otros lo usan a medias —solo tapando la boca y con la nariz descubierta o cubriendo el mentón—, pero ha ido ganando carrera el relajo con la mascarilla.

El aforo para eventos masivos llega al 75 por ciento, de acuerdo con los lineamientos de la resolución 777 de 2021 del Ministerio de Salud. Sin embargo, hay espacios, como en el transporte público, donde no se cumple con ese requisito y menos con el distanciamiento, y a veces ni siquiera con el uso de tapabocas. Todo esto es difícil de lograr, pues conservar el metro de distancia que supuestamente debe haber entre pasajeros es prácticamente una utopía con los buses a reventar.

Ante situaciones como esas y la reducción en los contagios diarios, la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) ha sugerido que se flexibilicen las normas que buscan controlar la pandemia en Colombia.

En su informe Anif SARS-COV-2: Colombia empieza a retornar a los niveles precuarentena, la asociación dice que el Gobierno nacional debería considerar la eliminación del uso de tapabocas al aire libre y la ampliación de los aforos en establecimientos públicos.

Con números en mano, expusieron que que el país completa “tres meses en tendencia descendente-estable de casos covid” y que justamente esa reducción en las cifras se da “cuando los indicadores de movilidad retoman el nivel previo a la cuarentena, incluyendo el de movilidad dentro de zonas residenciales”.

También puede leer: Los colombianos se están relajando con el covid-19

Para la Anif, esto refutaría “las estrategias de mitigación que, sin evidencia sólida, se han sostenido sobre la premisa de que, a mayor permanencia en casa, menos contagios, pues no hay correlación notable”.

Partiendo de esto, la Asociación planteó ampliar la flexibilización de las medidas restrictivas, concretamente aforos y considerar, “el retiro del uso obligatorio de tapabocas al aire libre”.

La propuesta no caló en el gremio médico, que además insistió en que se debe continuar con este tipo de medidas, pues aún no termina la pandemia a pesar de que las cifras en Colombia muestran una reducción positiva en términos de contagios de y muertes.

Las razones para seguir con el uso de tapabocas

Ante la propuesta de flexibilizar el uso de tapabocas, Dionne Cruz, presidenta de la Asociación Colombiana de Salud Pública, le dijo a Diario Criterio que es impensable considerar una propuesta de estas, pues Colombia ha sido golpeado fuertemente por la covid y es el décimo país por muertes totales.

Además, la experta indicó que el virus ha dejado una carga de enfermedad “sobre más de 5 millones de personas, pues acarrea unos efectos adversos de largo plazo que, de acuerdo con estudios, se han identificado en más de 200 síntomas persistentes con impacto en distintos sistemas orgánicos”.

La Asociación médica advirtió que no se puede olvidar que en la última semana se identificaron 10.077 casos nuevos y 213 colombianos murieron por el virus. Un asunto al que se suma que el número de pruebas que se realizan diariamente bajó 42.722, en promedio, durante la última semana. “Nosotros tenemos la capacidad de hacer más del doble de esas pruebas, hemos desarrollado esa capacidad diagnóstica y, sin embargo, estamos realizando muy pocas”, agregó Cruz.

El autocuidado ha sido el llamado permanente para evitar la propagación del virus. El lavado de manos frecuente, uso de alcohol, uso de tapabocas, distanciamiento social, evitar aglomeraciones son algunas de las recomendaciones con las que se busca seguir cuidando a los colombianos. Por ello, la propuesta de Anif, para el gremio médico, no es apropiada.

A eso se suma que desde el Ministerio de Salud no se descarta la llegada de un cuarto pico que se daría para la última semana de octubre. “Este podría tener una duración más corta que el tercer pico que tuvimos, pero todavía es una incógnita la mortalidad que podríamos tener“, dijo el ministro Fernando Ruiz.

Pero, si algo ha enseñado la pandemia, es que cualquier cosa puede ocurrir y por ello el gremio de la salud invita a no bajar la guardia.

Tapabocas obligatorio

El Ministerio de Salud también descartó la propuesta de Anif y aseguró que, junto a la vacunación, es una de las medidas más efectivas para prevenir los contagios. “Hemos alcanzado importantes coberturas y el Plan Nacional de Vacunación sigue avanzando; sin embargo, debemos recordar que aún existen muchas personas sin vacunar y que las vacunas protegen en forma importante la infección y efectos severos, pero no previene totalmente el contagio”, aseguró Luis Alexander Moscoso, viceministro de Salud.

Le puede interesar: Vacunación obligatoria enfrenta la ira de los antivacunas y demandas por “autoritarismo”

La vacunación sería vista por empresarios como una oportunidad para que se pueda empezar a dar la normalidad, especialmente en términos de reactivación económica, pero el país, hasta el 10 de octubre, tenía al 36 por ciento de la población vacunada, lo que equivale a 18’501.504 colombianos con esquemas completos.

Nosotros tenemos que ser muy conscientes que en Colombia están circulando variantes más agresivas y contagiosas, como las variantes Delta y la MU —dijo Cruz—, y por lo tanto, si queremos evitar la llegada de una cuarta ola y sufrir un aumento en la letalidad, no podemos bajar la guardia en medidas tan importantes como el uso del tapabocas y el control de aforos, el distanciamiento físico, el mantener espacio limpios y ventilados”.

Por esto, la Asociación de Salud Pública hace un llamado al empresariado colombiano para que respalde el autocuidado como una manera de seguir evitando los contagios y rodeen el plan de vacunación para que se pueda brindar a todas las poblaciones del país en las distintas regiones.

5 Comentarios

  1. Los gremios empresariales en su egoismo y codiciosa avaricia por el dinero solo piensa en las ventas que disfraza de una falsa reactivacion economica que solo los beneficia a ellos como gremio elitista. Bancos, y grandes suprficies con ganancias exorbitantes en plena pandemia contrasta con el desempleo, la desigualdad, y el hambre de una gran mayoria de la poblacion colombiana. La prosperidad solo le llega a estos gremios y a los banqueros que siguen apretando con altas tasas de interes los creditos de targetas de credito y prestamos para vivienda. De esto no dicen nada los grandes medios de comunicacion cuyos dueños son estos mismos banqueros.

  2. La corrupción no tiene límites, estamos atravesando los peores niveles de corrupción de toda la historia del ser humano y ninguno de sus aspectos ha logrado ser inmune a semejante descomposición social, especialmente la corrupción que rodea a la salud pública

Deja un comentario

Diario Criterio