Veedor sigue fuera de lugar: ahora pide sancionar a portero Martínez de Argentina

Pablo Bustos, presidente de la Red de Veedurías Ciudadanas, también se metió en la controversia por las palabras del arquero titular de Argentina, Emiliano ‘Dibu’ Martínez durante la tanda de penales en el partido contra Colombia.

Bustos radicó una queja ante la Conmebol para pedir sanciones contra el árbitro Jesús Valenzuela y Dibu Martínez. Según el veedor, Valenzuela debió expulsar a Martínez por “conducta antideportiva”.

En contexto: ¡Con la frente en alto!: Colombia perdió por penales y quedó por fuera de la final

“[El árbitro] debió inicialmente amonestar al menos al arquero argentino, exhibirle la tarjeta amarilla y finalmente expulsarlo sin haberle permitido la participación en los cinco cobros de los penalti, como efectivamente ocurrió defraudando la posibilidad de que los colombianos en circunstancias de tranquilidad y no perturbación psicológica y coacción moral pudieran definir lo que fueran las resultas en derecho deportivo y en sana contienda de ese encuentro futbolero”, dijo Bustos.

Las reglas vigentes del fútbol, en efecto, dicen que si un jugador distrae “con palabras y comentarios a un adversario durante el juego”, puede ser amonestado por conducta antideportiva. También advierten que “emplear lenguaje o gestos ofensivos, insultantes o humillantes” se castiga con expulsión.

En ese sentido, Bustos tendría razón al decir que Valenzuela debió sacar del partido a Martínez. Aunque el árbitro también perjudicó a Argentina: por ejemplo, la plancha de Frank Fabra a Lionel Messi. El crack del Barcelona quedó con una herida en el tobillo y Fabra solo recibió tarjeta amarilla. Hasta el momento no hay informaciones de demandas de civiles por ese hecho.

En todo caso, llama la atención que el presidente de una organización que dice promover “la investigación y sanción de actos y prácticas de corrupción” considere importante para ese fin poner una queja por un partido de fútbol. Y llama la atención que se haga en momentos de crisis política en Colombia.

Lea también: Violencia de género se usó como mecanismo de represión en el paro nacional, advierte la CIDH

La tutela de la vergüenza

Bustos ya había recibido fuertes críticas por acudir a la acción de tutela para pedir la anulación del partido Brasil-Colombia pues se trata de un recurso diseñado para garantizar derechos fundamentales. El veedor se defendió con el argumento de que “hay más muertes por un partido de fútbol que por cualquier otra práctica deportiva”.

También es curioso que Bustos reclame crédito por la decisión de no incluir a Néstor Pitana, el árbitro del partido Brasil-Colombia, en el juego por el tercer puesto de la Copa América y la final. 

La Conmebol simplemente publicó los nombres de los árbitros designados para ambos sin dar detalles del porqué de su decisión.

Aunque la Conmebol no explica las razones para designar a estos árbitros, el veedor dice que fue gracias a sus acciones.

Así que la tutela y la queja en la Conmebol dejan en un doble fuera de lugar a Bustos en esta Copa América.

0 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio