¿Definirá la Virgen al próximo presidente de Colombia?

Las declaraciones de Rodolfo Hernández contra la Virgen María podrían tener efecto en los resultados de la segunda vuelta. Lo que para muchos es una ofensa a la fe católica, para la campaña de Gustavo Petro se ha convertido en un caballito electoral caído del cielo.

Durante más de un siglo, la Iglesia católica y el Partido Conservador dominaron las elecciones políticas en Colombia, especialmente en un intento por frenar el avance de las ideas liberales o del comunismo. Este matrimonio empezó a perder fuerza después del mandato de Belisario Betancur (1982-1986), tal vez el último presidente de la estirpe azul.

De ser el movimiento político más importante de Colombia, desde hace varios lustros, el Partido Conservador se ha convertido en un comodín, que con sus más de 2 millones de votos termina siendo una base determinante para cualquier aspiración presidencial.

Así lo fue con Uribe, Santos, Duque y en el NO contra el plebiscito. A cambio, recibe lentejas, mermelada y tantos otros nombres con los que se conocen las cuotas burocráticas y de poder dentro del Gobierno nacional.

Lea también: Lo que no cuadra en la propuesta de Gustavo Petro de bajar las tarifas del SOAT para motocicletas

Sin embargo, si bien es cierto que la Iglesia como institución ha perdido peso electoral y dejó de ser un socio activo de los partidos políticos, la religiosidad y las creencias de los votantes se mantienen de manera importante en buena parte del país, en especial a la hora de apoyar a candidatos con los que tengan afinidad.

De hecho, David Barguil pasó de ser un senador de vanguardia a convertirse en un defensor de ideas conservadoras tradicionales, buscando convertirse en el candidato oficial del Partido Conservador en las pasadas consultas presidenciales de marzo, en las que quedó en tercer puesto con 629.000 votos.

Los candidatos, conscientes de este panorama, están acostumbrados a visitar en campaña cualquier cantidad de iglesias y santuarios de todas las religiones. Eso no es nuevo. Sin embargo, en esta campaña de 2022, tan permeada por los ataques y la guerra sucia, lo novedoso es la discusión y el protagonismo de la Virgen María, que surgió tras conocerse unas declaraciones del candidato Rodolfo Hernández.

En una entrevista con Radio Nacional de Colombia, ante la pregunta por sus posibles alianzas para la segunda vuelta, Hernández dijo que recibiría en su campaña a “la Virgen Santísima y todas las prostitutas que vivan en el mismo barrio con ella”.

Recomendado: Los chats del hijo de Rodolfo Hernández que lo salpican con presunta corrupción
Video de Rodolfo Hernández en que habla sobre la Virgen María

Aunque las declaraciones fueron antes de la primera vuelta, han tomado relevancia en estos días, generando varias críticas al candidato, al punto que muchos se preguntan si una frase como esa podría costarle la Presidencia o incidir en las votaciones del próximo 19 de junio.

Lo cierto es que Rodolfo Hernández ofendió a una buena parte del electorado que siente profunda devoción por la figura de la Virgen María. Incluso, varios grupos conservadores católicos pidieron la excomunión de Hernández ante la Arquidiócesis de Bogotá.

El demandado señor Rodolfo Hernández ha tergiversado de manera clara y flagrante los comportamientos que identifican a un buen católico reseñados en la sagrada escritura del catecismo de la Iglesia católica y las normas del derecho católico, al ofender a la Santísima Virgen María“. dijo una de las personas que demandó al candidato.

Puede leer: A untarse de pueblo, la estrategia de Gustavo Petro para atajar a Rodolfo Hernández

¿Se le apareció la Virgen María a Gustavo Petro?

El escándalo con las declaraciones de la Virgen María creció por la lenta respuesta de la campaña de Rodolfo Hernández y porque la campaña contraria supo explotarlo a su beneficio. Sobre el primer punto cabe destacar que solo hasta el domingo pasado hubo una reacción desde las toldas de Hernández.

La encargada fue la excandidata Íngrid Betancourt, quien arrodillada frente a una imagen de la Virgen pidió perdón. “Hoy pedimos perdón a la Virgen María por mencionar su nombre de forma indebida durante esta campaña. Le pedimos que nos dé el don de la palabra perfecta”, dijo.

La reacción fue interpretada como un intento tardío para atajar las críticas a Rodolfo Hernández, el cual parece poco efectivo si se tiene en cuenta que las declaraciones del candidato circularon en audio y video por todas las redes sociales.

Hernández no tuvo otra que seguir los pasos de Betancourt y salir a dar explicaciones este martes. “Yo quiero aprovechar para pedirle perdón a todos los colombianos (…) me sacaron de contexto, los competidores todo me lo critican, yo no quise decir eso; lo que quise decir era que invitaba a la Virgen y a todas las personas que vivieran en el barrio, o en la ciudad”, dijo.

No se pierda: ¿Veto? Grandes referentes de la Selección Colombia Femenina siguen sin ser convocadas

Además, dijo que era un hombre católico y que, aunque no era practicante con intensidad, respetaba los cultos y pedía “mil perdones”. No obstante, muchos aseguran que el daño ya está hecho y que las consecuencias podrían verse en las urnas.

No se entiende por qué la campaña de Hernández no ha sido más agresiva para explicar lo que se quiso decir y hacer muestras de la devoción y respeto que él tiene por la Virgen María. Quienes somos católicos, sin fanatismo, también pedimos a las campañas mesura y respeto, de lado y lado, por una figura tan importante en la fe, la historia y la cultura colombiana. Este es un país devoto de la Virgen“, le dijo a Diario Criterio un líder conservador que pidió no ser citado.

Otros aseguran que es interesante cómo la imagen de la Virgen María tomó relevancia en la campaña. “Lo bueno, para grupos como los nuestros, es que centró la campaña en un asunto teológico y puso a unos a defender a la Virgen Santísima y a otros a tener que desagraviar. Es tal vez la campaña más mariana de la historia moderna”, aseguró a este medio un destacado líder mariano.

Populismo. Gustavo Petro y Rodolfo Hernández
Gustavo Petro y Rodolfo Hernández

Por otra parte, es de resaltar que el error de Rodolfo Hernández terminó capitalizado por la campaña de Gustavo Petro. Una vez se conoció el video, el propio candidato del Pacto Histórico fue uno de los primeros en reaccionar. “¡Dios mío! Algo que todo político debe conocer y valorar es el respeto a toda creencia religiosa del pueblo”, dijo en su cuenta de Twitter.

Desde ese momento, Petro no ha desaprovechado ningún momento para reiterar que respeta a la Virgen María y cualquier expresión religiosa. El pasado 8 de junio, el candidato publicó una hoja de vida y entre sus datos personales aclaró que era un hombre católico.

Recomendado: El descalabro electoral de la iglesia Misión Carismática Internacional
Hoja de vida Gustavo Petro
Hoja de vida Gustavo Petro

El 11 de junio lanzó un mensaje similar. “No puede haber mandatarios que irrespeten la religión”, dijo. Y este martes, en medio de un discurso que transmitió en redes sociales, envió un saludo a “todos los creyentes de Colombia” y prometió defender los derechos de libertad de culto, así como no imponer nuevos impuestos a las iglesias.

Los seguidores de Petro también aprovecharon el ‘papayazo’ de Rodolfo Hernández para llenar las redes sociales con todo tipo de memes, videos y piezas para desprestigiar la campaña contraria. El objetivo es claro, tratar de quitarle votos a Hernández del grupo de electores que rechaza a Petro por sus ideas liberales o progresistas. 

Al final, el efecto de las declaraciones de Hernández solo se conocerá hasta el domingo, tal y como pasa en el otro extremo, con la polémica de los ‘petrovideos’. En todo caso, este escándalo es otra muestra de lo que podría ser la campaña más virtual, viral y visceral de los últimos tiempos.

Siga con: Videocampaña

2 Comentarios

Deja un comentario

Diario Criterio