!Viva la Policía!

Gracias a la patrullera policía Andrea Cortés, la policía colombiana ha puesto en evidencia el tamaño de su ética, de su coraje y su integridad. La policía nacional de Colombia que mató a Diego Felipe Becerra, el niño grafitero, que fue asesinado por un agente de esta institución, y que además fue calumniado póstumamente, por generales de la misma, ahora que estrena uniforme parecido al de la policía inglesa, pero en versión Mr Bean, sale a lucir su flamante rigor y honestidad. La misma policía que cultivó la moral del general Mauricio Santoyo, que por cuenta de su impecabilidad ya pasó años en una cárcel gringa, por cierto, adjunto a Uribe. Esa misma corporación nos da muestra de su gran integridad sancionando ejemplarmente a la patrullera Cortés, por cierto, primer miembro de ese cuerpo, transexual, que fue grabada hurtando una crema para el contorno de los ojos.

Puede leer: Urge definir la situación militar de los hombres trans

¡Qué bien!  Sólo hizo falta el que vive en la casa de Nariño con su chaleco verde poniéndole esposas a esta gran criminal. Ya quedaron atrás los hechos mínimos de las muertes de jóvenes en manifestaciones causadas por proyectiles oficiales, eso ya se olvidó, ahora sí, la policía con su nuevo uniforme Mr Bean, está poniendo orden en sus filas.

No tenemos ni idea de lo que ha pasado con el agente que empacaba cocaína en un avión, capturado a pocos metros de la policía antinarcórticos de Guaymaral, pero sí sabemos que ésta peligrosa delincuente no podrá volver a robar cremas, ni a ejercer cargos públicos, porque es un peligro para la sociedad.  Gran alivio para los que cargamos cremas para el contorno de ojos en el bolsillo.

Ya atrás quedaron atrocidades como las jugadas punibles de Ordoñez, ahora embajador ante la ONU.  Este tipejo traficó con la honra del estado, pero eso no alcanzó para que el otro tipejo del palacio de Nariño lo excluyera del gobierno, y en cambio, lo premió con un puesto en la ONU.  Pero es que Ordoñez no roba cremas,  eso es otra cosa. Viejos tiempos aquellos de 2020, en los que siete representantes de la autoridad y de las armas de este país, violaron sexualmente a una niña indígena, y la tal Cabal salió a poner en duda la infamia cometida,  y claro, cómo vamos a comparar esta nimiedad con el robo de un cosmético de 95.000 pesos en promoción, lo de la violación, como dice el hijo de (a) Pacho Santos, son peanuts, porque, además, la patrullera Cortés, aunque no estaba de turno,  cometió la infamia,  vestida con el uniforme de Mr Bean.  ¡Ah, canalla!,  eso no se hace, por lo menos los violadores del ejército se quitaron el uniforme para cometer “la pilatuna”.

Si uno va a cometer delitos, se va al monte y en compañía de los “paras” masacra, serrucha, tortura y descuartiza campesinos,  y no solamente con el uniforme,  algo mejor, con el amparo de los generales, coroneles o mayores que dan la orden.  Eso sí es buen uso del atuendo de comedia.  Ésta patrullera, además transexual,  (factor que no creo que importe en una policía tan evolucionada como la de Mr Bean),  representa una vergüenza nacional,  que a nadie le quede duda que es una deshonra incomparable con los padres de la patria Peñalosa, Pastrana y Gaviria que, sin infringir la ley, le están poniendo conejo a la Dian.  Ellos merecen respeto, no lo hicieron con el uniforme de la gran institución de Mr Bean.

Le puede interesar: Pedalear en Bogotá se ha convertido en un riesgo de muerte

Qué bien por nuestra policía, ahora disfrazada de “tomba inglesa”,  no solamente están estrenando uniforme de dibujos animados, sino que se están dando lustre con ética y moral de caricatura.  Bien por ellos. 

A diario, éstas caricaturas  de policías ingleses, enrazados de chulavitas se dejan sobornar,  ultrajan, torturan y chantajean, pero nada como robar cremas. Es que ahora, como dice el hijo de (a) Pacho Santos,  Gabriel, que todo lo dice en inglés: Now we are talking busisss.  La patrullera Cortés, además transexual, es el hilo conductor del “cartel de las cremas”.

¡Inaceptable! 

¿Qué va a ser de un país maravilloso como este, amenazado por criminales como Cortés que, con su línea de delito pueden llegar a atrocidades tales como robarle a María Fernanda Cabal su arsenal de cremas, sin el cual, no hay duda, ¿se vería aun más fea de lo que se es? ¡No, no hay derecho! Cortes a la cárcel, Santoyo al mindefensa,  Ordoñez a la presidencia;  Pastrana, Peñalosa y Gaviria, medalla al mérito financiero, Uribe al cielo (dios quiera) ¿y la Cabal?, al salón de la “belleza imposible”.

2 Comentarios

Deja un comentario