El valor simbólico del voto en blanco para la segunda vuelta presidencial

El voto en blanco se convirtió en el nuevo fantasma de Gustavo Petro y Rodolfo Hernández en estas elecciones, lo irónico es que así gane esa opción, no tendría efectos jurídicos. ¿Por qué?

En medio de la campaña electoral por la segunda vuelta presidencial surgió un enemigo a derrotar que unió en el mismo propósito a Gustavo Petro y Rodolfo Hernández: el voto en blanco.

El asunto es simple. Debido a la apretada diferencia porcentual entre ambos candidatos, permitir a sus electores votar en blanco, es reducir la posibilidad de sumar nuevos apoyos para ganar.

Lea también: La encrucijada de las maquinarias para la segunda vuelta
Rodolfo Hernández y Gustavo Petro. Elecciones
Rodolfo Hernández y Gustavo Petro. Elecciones

Así las cosas, ambas campañas (Petro y Hernández) o sus simpatizantes, comenzaron una agresiva estrategia en redes sociales, tendiente a satanizar el voto en blanco.

Las explicaciones van desde asegurar que votar en blanco es sumarle apoyos al contrincante o simplemente darle la espalda al país. No importa el argumento, la idea principal de ambas campañas es motivar a marcar por uno de los dos candidatos en disputa, pero menos en blanco.

Voto en blanco vs Acto simbólico

Tarjetón electoral segunda vuelta presidencial.
Tarjetón electoral segunda vuelta presidencial.

Otro de los caballitos de batalla para convencer a los indecisos a votar por sus candidatos, es que hacerlo en blanco no tiene efectos jurídicos y sería un simple acto simbólico de inconformismo. La verdad es que en eso sí tienen razón.

Esa explicación aparece nítidamente resuelta en el parágrafo uno del artículo 258 de la Constitución Política de Colombia, en el que se advierte que las elecciones se repetirán por una solo vez, cuando el voto en blanco sea mayoría absoluta.

“Deberá repetirse por una sola vez la votación para elegir miembros de una Corporación Pública, Gobernador, Alcalde o la primera vuelta en las elecciones presidenciales, cuando del total de votos válidos, los votos en blanco constituyan la mayoría”, dice el mencionado artículo.

Recomendado: Santos y Duque, ¿desde ya en la pelea por la Secretaría General de la ONU?

Eso quiere decir que, en la segunda vuelta presidencial no aplica el criterio para repetir las elecciones, de salir ganador el voto en blanco. Así las cosas, votar en blanco para segunda vuelta ¿no sirve para nada?

Desde organizaciones como la Misión de Observación Electoral (MOE) pasando por académicos de la Universidad de los Andes, consideran que votar en blanco aún en la segunda vuelta presidencial, tiene mucho valor democrático.

“Se trata de una opción válida. Las razones pueden ser muchas: una de las más comunes es porque los candidatos no convencen al elector o porque se quiere hacer un voto de protesta y manifestar inconformidad”, explicaron desde Uniandes a través de un trino pedagógico.

No obstante, hay quienes critican y consideran como un error muy grave que se incluya la casilla de voto en blanco en los tarjetones para la segunda vuelta presidencial, si el resultado a favor de esa opción no tiene efectos jurídicos.

Al respecto, el registrador nacional Alexánder Vega explicó que, “La doctrina del Consejo Electoral es que hay que incluir la casilla del voto en blanco, pero no tiene ningún efecto frente al resultado. En caso de que llegara a ganar el voto en blanco no se aplica el efecto. Se mantiene la casilla, pero no tiene efecto jurídico”.

Ya la Corte Constotucional se había pronunciado en torno a la importancia del voto en blanco y lo hizo cuando analizó la exequibilidad de la Ley 1475 sobre la Reforma Política.

“El voto en blanco constituye una valiosa expresión del disenso a través del cual se promueve la protección de la libertad del elector. Como consecuencia de este reconocimiento, la Constitución le adscribe una incidencia decisiva en procesos electorales orientados a proveer cargos unipersonales y de corporaciones públicas de elección popular”.

No obstante, ese principio constitucional consignado en el artículo 258 de la Carta Magna, parecería contradecir otro concepto jurídico que ese mismo tribunal plasmó en una sentencia de unificación (SU-221) de 2015, en la que explicó el alcance del sistema de mayorías para descifrar la voluntad general.

“El sistema de mayorías ha sido entendido como la mejor forma de determinar cuál es la decisión que se debe tomar después de que la ciudadanía expresa su voluntad. En ese sentido, se ha afirmado que el criterio mayoritario es “la espina dorsal de cualquier régimen democrático”, explicó la Corte Constitucional en la sentencia SU221 de 2015.

Por eso hay quienes aseguran que, si la voluntad general del pueblo fuera elegir el voto en blanco como una forma de protesta frente a las opciones presidenciales existentes para segunda vuelta presidencial, suena absurdo que esa manifestación se interprete como un simple acto simbólico. Pero así es la ley.

Puede leer: Álvaro Uribe y el silencio estratégico en medio de la campaña electoral

6 Comentarios

  1. Es claro que juridicamente el voto en blanco no sirve para nada. Simbólicamente es el rechazo a las dos candidaturas, pero tambien es claro que la simbología LES IMPORTA UN BLEDO a los políticos Colombianos. Que tristeza.

  2. Si bien el voto en blanco no tiene efecto jurídico; votar en blanco en estas elecciones sería catastrófico para la democracia del país. Hubo la oportunidad de elegir otros candidatos para la presidencia y no se hizo, los que tenemos fueron los que elegimos por mayoría. Ahora el pueblo debe de elegir entre estos dos. No le hagan daño al país con el VOTO EN BLANCO. NO AL VOTO EN BLANCO, no nos dejemos manipular por los políticos y sus rabietas. NO AL VOTO EN BLANCO.

Deja un comentario

Diario Criterio