Uribe, cada vez más solo

Uribe no pudo (¿quiso?) irse al retiro. No fueron suficientes los años en el poder. Quería (¿quiere?) más y eso le costó el prestigio. Los colombianos, que hace 11 años lo aplaudían, ahora aborrecen su presencia. Su apoyo favorable es mínimo, menor que el de Santos y Samper.

Diario Criterio