El número de líderes sociales asesinados en el país es la cifra más alta desde 2016 —que se lleva registro—, sin embargo, el total de homicidios disminuyó tres por ciento.

El que termina ha sido un año de contrastes en cuanto a las cifras de violencia en Colombia, según un estudio[1] detallado de Andrés González Díaz, exgobernador de Cundinamarca y actual director del Centro de Análisis de Datos (Delfos), de la Universidad Externado De Colombia.

El análisis demuestra que, con respecto a 2021, hubo municipios históricamente azotados por la violencia que este año tuvieron reducciones marcadas en el número de homicidios, pero otras regiones sufrieron aumentos, incluso mayores al 250 por ciento.

En ese sentido, las tasas más altas de muertes violentas se presentaron en regiones donde hay más enfrentamientos entre grupos armados por el control de territorios, o que son escenario de economías ilícitas, por ejemplo, de drogas, oro y contrabando, como el Catatumbo, el Bajo Cauca antioqueño, Arauca, Putumayo, Amazonas y el Andén del Pacífico, desde Nariño hasta Chocó, explica González.

El investigador encontró que, desde enero hasta noviembre de este año, hubo un total de 12.221 muertes violentas, cifra inferior a las 12.671 del mismo periodo del año previo, es decir, 450 casos menos.

Sin embargo, esa tasa de 26 muertes (en comparación con las 27 de 2021) está seis veces por encima del promedio mundial.

Puede leer: Este año es el de mayor número de homicidios de líderes sociales (y aún no acaba)

Pacífico, Arauca y Caribe, las regiones más golpeadas

En la mayor parte del Pacífico, Arauca y el Caribe, los homicidios superaron el doble del promedio nacional, con aumentos vertiginosos durante 2022.

Por ejemplo, en Arauca, la tasa pasó de 58.4 a 105.3 por cada 100.000 habitantes.

En la siguiente tabla, se resume el análisis por departamento para el periodo consolidado entre enero y noviembre de 2022:

homicidios en Colombia 2022
Consolidado de enero a noviembre de 2022, por departamento. | Imagen: Andrés González Díaz / Delfos / Universidad Externado De Colombia.

Sin embargo, los homicidios disminuyeron significativamente en las ciudades más pobladas de Colombia y aumentaron en varias del Caribe, especialmente en Cartagena

Cali tuvo un descenso de 22,7 por ciento, seguida por Bogotá (12.9 por ciento). Después de la capital del país están Soledad (10.3 por ciento), Bucaramanga (20 por ciento), Soacha (25.3 por ciento) y Medellín (5.6 por ciento).

Por el contrario, en el Caribe hubo aumentos inquietantes en el conteo de muertes violentas, como el caso de Cartagena (67 por ciento).

También se reportó un incremento alarmante de casos en Montería, donde fue de 71.6 por ciento. A la capital cordobesa le sigue Valledupar, con 41.4 por ciento.

¿Influyó la tregua en Buenaventura?

Entre las ciudades intermedias, Envigado (Antioquia) tuvo el aumento más significativo (166 por ciento), seguida por Barrancabermeja, Santander (134 por ciento).

En este sentido, aunque varias ciudades intermedias del Valle del Cauca se encuentran entre las más afectadas, en otras, la cantidad de personas asesinadas disminuyó, como fue el caso de Buenaventura, que, a pesar de ser cuarta en la lista, mejoró un 41.7 por ciento con respecto al año previo.

La ciudad portuaria, en 2021, tuvo una tasa de muertes violentas de 61.6 por cada 100.000 habitantes; el doble con respecto a la de 2020, haciéndola una de las más altas del país.

Sin embargo, Buenaventura tuvo 85 días sin homicidios, hasta el 12 de diciembre, día en el cual supuestos integrantes de dos bandas locales (Shottas y Espartanos) se enfrentaron a bala, causando la muerte a una persona y heridas a otras dos.

Puede leer: Buenaventura duró 85 días sin homicidios tras el primer proceso de paz urbano

Los casi tres meses de paz surgieron de un acuerdo entre los líderes de dichos grupos, con la esperanza de frenar la violencia que ha desangrado al puerto durante décadas, por cuenta de las fronteras invisibles, el narcotráfico y la puja territorial.

En la lista de ciudades intermedias que redujeron el número de asesinatos, junto con Buenaventura, también están Palmira (31 por ciento), Tuluá (17.9 por ciento) y Jamundí (11.5 por ciento).

Asimismo, Pereira, quinta en el ranking, también tuvo una disminución del 12.7 por ciento.

Las heridas abiertas de la guerra en Arauca

Entre los municipios con menos de 100.000 habitantes, los cinco que presentaron más casos fueron Saravena (Arauca), donde los casos aumentaron un 225 por ciento.

En Tame (Arauca), el aumento fue de 133.3 por ciento, mientras que en Puerto Guzmán (Putumayo), fue de un alarmante 244 por ciento.

Puede leer: Arauca a la deriva, la crisis de una tierra olvidada por muchos

Por otro lado, en Remedios (Antioquia), el porcentaje fue de 78 por ciento, más de 10 veces por encima de la tasa nacional.

En cuanto a las muertes violentas por cada 100 mil habitantes, El Águila (Valle del Cauca) tiene la tasa más alta del país, con 288.3 casos; seguido por San José del Palmar, Chocó (218.3); Fortul, Arauca (215.4) y Ansermanuevo, Valle del Cauca, (205.3). El aumento en todos ellos superó el 200 por ciento.

Paro armado ELN en Saravena, Arauca
Paro armado del Ejército de Liberación Nacional (ELN), en Saravena (Arauca), febrero de 2022.

Las variaciones vertiginosas y la más alta intensidad de violencia se presentan en los municipios con menos de 100.000 habitantes, por coyunturas del conflicto armado y la competencia en armas por el control de los mercados ilícitos.

Así, Ciénaga de Oro (Córdoba) aumentó en 1.400 por ciento; seguido por Puerto Lleras (Meta) y San José del Palmar, donde el porcentaje fue de 1.100 por ciento.

La tasa más alta la registra El Águila (Valle del Cauca), con 288 homicidios por cada 100.000 habitantes), seguida por Remedios, Antioquia (238).

En las grandes ciudades, el primer lugar lo ocupa Cali (38), luego Santa Marta (32), seguida por Cartagena (31).

Puede interesarle: El poder y el control territorial del ELN en Arauca

Menos municipios sin homicidios

En 2022 no hubo homicidios en 208 municipios hasta finales de noviembre, esto es cerca del 20 por ciento del total de municipios de Colombia.

La mayoría de los municipios con cero homicidios pertenecen a regiones de los departamentos de Boyacá, Cundinamarca y Santander. Algunos otros en Amazonas, Quindío, Huila y Meta.

En el caso del delito de hurto, el análisis de González demostró un aumento de 21.3 por ciento en el número de casos en el país.

Las ciudades grandes que encabezan la lista con el mayor número de casos de este delito son Bogotá (114.308), Medellín (26.625) y Cali (21.318). En la mayoría de ciudades grandes hubo un aumento, a excepción de Buenaventura (Valle), donde hubo un descenso de cuatro por ciento.

Puede leer: Las preocupantes cifras de violencia durante el primer trimestre de 2022

Aumento de los suicidios

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Medicina Legal, los casos de suicidios presentaron un aumento en el país entre el periodo de enero y octubre de 2021, cuando se registraron 2.230 casos y entre enero y octubre de 2022, cuando aumentó a 2.339. Las regiones con más suicidios en 2022 han sido Bogotá (323), Medellín (178), Cali (95), Pasto (45) y Cartagena (36).

Siga con: Una bomba de tiempo: la salud mental estaba mal y la pandemia la empeoró

Estamos muy lejos de la meta de 2030: cero homicidios“, señala González, en referencia a las metas establecidos en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Asimismo, el abogado proyectó una baja entre el dos y el cuatro por ciento en la tasa final de homicidios en el país (un caso menos, es decir, 26 por cada 100.000 habitantes), en comparación con el año 2021.

Sin embargo, precisó que “la cifra exacta dependerá de lo que ocurra en diciembre“.


[1] Las proyecciones y cálculos fueron elaborados en el Centro de Paz, el Centro de Datos Delfos y con base en las estadísticas del Sistema de Información Estadístico, Delincuencial, Contravencional y Operativo de la Policía Nacional (Siedco).

[2] Las proyecciones de Delfos estiman que este año terminará de 13.300 a 13.623 muertes por homicidios, es decir, alrededor de 13.461 casos, para 573 casos menos. A corte del 30 de noviembre ya se había demostrado una reducción del 3,6 por ciento, en comparación con el mismo periodo acumulado entre enero y noviembre de 2021. Por otra parte, la proyección solo para el mes diciembre se determina bajo la tendencia de los últimos meses y el comportamiento estacional de diciembre en los últimos años, para un estimado de 1.079 a 1.402 homicidios, esto significa alrededor de 1.240 casos. Nótese que en diciembre de 2021 hubo 1202 homicidios; en 2020 hubo 1142 y en 2010 hubo 1280.

[3] La tasa acumulada de homicidios por 100 mil habitantes se redujo un punto, de 24.8 a 23.6, entre enero y noviembre de 2022.
Siga con: Golpe a la paz: el Gobierno dejó de ejecutar 160.000 millones en su implementación