Ética, transparencia y democracia

En nuestro país parece que la corrupción no tiene consecuencias y sigue creciendo. Tan es así que, a pesar de un proceso en curso en la Fiscalía, hay 6 millones de colombianos a los que no les importa que su candidato presidencial empresario esté imputado por delitos de corrupción

Diario Criterio